Home  >   Justicia   >   “Estamos inmersos en una cultura adultocéntrica y es lo que hay que cambiar”

“Estamos inmersos en una cultura adultocéntrica y es lo que hay que cambiar”

La ex ministra de Educación Amelia López dialogó en exclusiva con Comercio y Justicia sobre las deudas que mantiene Argentina en materia de infancia, analizó los desafíos que enfrenta la reglamentación de la ley del abogado del niño en Córdoba y criticó la ausencia de una ley penal
juvenil que aborde la temática con una mirada restaurativa

Por Silvina Bazterrechea – sbazterrechea@comercioyjusticia.info

Amelia López está a punto de cumplir tres años a cargo de la Defensoría de los Niños, Niñas y Adolescentes, una de las cinco de este tipo que tiene el país. A poco menos de un mes para terminar el año, la ex ministra de Educación de la Provincia de Córdoba reflexionó sobre la situación de la niñez en Argentina y adelantó a Comercio y Justicia los detalles sobre la Diplomatura en Derechos de la Niñez y la Adolescencia que desde el año próximo se comenzará a dictar en la secretaría de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba. La especialidad se enmarca en la ley aprobada aprobada en junio pasado que crea la figura del Abogado del niño.

-Córdoba tendrá el año próximo una Diplomatura en Derechos de la Niñez. ¿Cómo surgió esta idea?
– La diplomatura comenzará en abril y la idea es convocar a especialistas de diferentes disciplinas, queremos poner a los chicos en el centro del trabajo y preparar a los profesionales que luego serán los encargados de representar los intereses de los niños, que muchas veces no coinciden con los de sus padres o los del Estado. En esta diplomatura se evaluarán los criterios sobre escucha activa, se analizarán las condiciones que debe tener un profesional para escuchar con seguridad y tranquilidad a un niño para que éste luego pueda recurrir con la seguridad y la tranquilidad que necesita ante un profesional que los represente.
En Córdoba ya tenemos sancionada la ley del Abogado del Niño y, en esta coyuntura, es muy importante dar la formación a los abogados, porque no se trata solamente de tener la ley o de armar un listado de abogados de cualquier manera.

-¿En qué estado se encuentra la reglamentación de la ley del Abogado del niño? ¿Integrantes de la Defensoría fueron invitados a participar de esta reglamentación?
-Si bien la reglamentación de la ley es una atribución del Poder Ejecutivo, creemos que sería pertinente que desde ese Poder del Estado se hagan consultas. En nuestros caso, el Colegio de Abogados ya nos ha convocado para empezar a charlar sobre el tema. La reglamentación de esta ley debe ser un proceso de reflexión para pensar de qué modo deben estar formados los abogados. Estamos mirando otras experiencias porque todos estamos aprendiendo sobre esto. No hay que perder de vista que la cultura social no tiene a los niños en el centro. Estamos inmersos en una cultura adultocéntrica y esa mirada es la que hay que cambiar.

-Hay todavía una deuda pendiente en el Poder Judicial, por ejemplo en lo que se refiere a la creación de las cámaras penales juveniles. ¿Qué postura tiene la Defensoría en este tema?
– Nosotros tenemos buen diálogo con el Tribunal Superior de Justicia en la búsqueda de que todas estas herramientas que propone la ley estén presentes y creo que estamos mejorando. En lo primero que se ha avanzado es en una mirada interpoderes que hace algunos años era impensada. Por ejemplo, actualmente en temas como adopción o cuestiones penales juveniles tenemos espacios para poner inquietudes en común. De todos modos, todavía tenemos deudas pendientes: el tema penal juvenil también es una deuda “macro” porque al carecer de una ley penal juvenil nacional que tenga una mirada restaurativa y no punitiva y que permita otros caminos alternativos que no sea la punición, tenemos dificultades en los marcos jurídicos de procedimiento concreto en el ámbito local.

– Argentina atraviesa un crisis profunda. ¿Qué evaluación hace del presupuesto que se destinará a la niñez?
– Sin dudas, creemos que debe acrecentarse la inversión que se destina a la niñez. En el ámbito provincial el presupuesto en términos absolutos creció, pero en porcentajes relativos ha tenido este último año un estancamiento asociado con la incidencia que tuvo la inversión en obra pública. Nosotros valoramos algunos programas que se han mantenido e incluso crecieron, como por ejemplo la creación de las salas cunas para atender a la primera infancia. Y nos parece importante lo que se ha avanzado en la provincia con la implementación de las casas abiertas y la formación de equipos para la niñez en situación de calle. Entiendo que esos programas deben mantenerse y fortalecerse aún más.

Un comentario

  1. Marta Ines Salinas dijo:

    Excelente lo que dice la Dra Amelia López ,porque la Defensoria tiene conocimiento de lo que pasa con la Ninos, Niñas y Adolescentes en la Provincia. Me parece Excelente la Diplomatura y la capacitación de los Abogados para ser Abogado del niño, van ser un gran avance.

Los comentarios están cerrados.