Home  >   Justicia   >   Detuvieron a la cúpula del Surrbac, acusada de lavado de dinero

Detuvieron a la cúpula del Surrbac, acusada de lavado de dinero

Mauricio Saillen y Pascual Catrambone quedaron privados de su libertad luego de una decena de allanamientos ordenados por la Justicia federal. Hay nueve imputados. Usura y administración fraudulenta, entre los delitos que se les achacan

Los principales líderes del Sindicato de Recolectores de Residuos de Córdoba, Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, quedaron detenidos ayer en el marco de una causa por lavado de dinero.
Las aprensiones ocurrieron luego de una decena allanamientos realizados por personal de la Justicia Federal junto con agentes de la Policía Aeroportuaria en la mutual del Surrbac y en los domicilios particulares de los principales dirigentes del gremio de recolectores de residuos.
La medida fue ordenada por el fiscal Enrique Senestrari tras ser aceptada por el juez Ricardo Bustos Fierro, en el marco de la causa por supuestas irregularidades en el manejo de fondos de la mutual.
Además del edificio ubicado en calle Lima al 400, en pleno centro de la ciudad de Córdoba, los allanamientos se llevaron adelante en los domicilios particulares del secretario general del sindicato, Mauricio Saillen; Pascual Catrambone, otro de sus líderes; y de Franco Saillen, vocal del sindicato y actual legislador de Córdoba. Por la causa, Mauricio Saillen y Catrambone están imputados por los delitos de usura y administración fraudulenta. En total, son nueve los imputados por la causa, en su mayoría miembros de la cúpula del Surrbac. En los allanamientos se secuestraron vehículos, entre otras pertenencias.

La denuncia acusa a los líderes de dar préstamos a los afiliados, usando fondos de la mutual y lucrando con los intereses que les cobraban a la hora de la devolución del dinero.
Después de conocerse las detenciones, el Surrbac emitió un comunicado en repudio a la detención de sus líderes y se declaró en estado de alerta y movilización en toda la provincia. Repudió los allanamientos y denunció una “burda operación” contra el movimiento obrero que se opone a las políticas del Gobierno nacional.
Gabriel Suárez de Luz y Fuerza también manifestó su apoyo: “Apuntarle al Surrbac no es una cosa menor. Hay muchas cosas de fondo. Estamos viendo que los gremios que defienden un proyecto de inclusión social, son inmediatamente ajusticiados”.
En el mismo sentido se pronunció la CTA Córdoba: “Sentimos preocupación y alarma ante el ataque a una de las organizaciones sindicales más movilizadas y comprometidas con la defensa de los derechos laborales de los y las trabajadoras”. A su vez, denunciaron que existe una “utilización política de la Justicia Federal por parte del gobierno nacional”.