Home  >   Coronavirus, Justicia   >   Datos falsos: indagarán a dos hombres por infundir temor público

Datos falsos: indagarán a dos hombres por infundir temor público

La Justicia de Tierra del Fuego identificó a dos hombres denunciados por, presuntamente, elaborar y difundir audios con información falsa sobre la pandemia de coronavirus y dispuso que sean indagados el mes que viene.
Franco Ortiz Almirón y Federico Ortego Huisman quedaron imputados del delito de infundir temor público o suscitar tumultos o desórdenes mediante “señales, voces de alarma u otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos”.
A los denunciados se los vincula con un audio de WhatsApp viralizado en las redes sociales con datos falaces, con el supuesto propósito de generar alarma en la población de esa provincia.

“Mutación”
El mensaje, que llegó a miles de teléfonos celulares, alertaba sobre una posible “mutación del virus” en la ciudad de Ushuaia y brindaba información irreal sobre la cantidad de pacientes internados. Además, revelaba otras estimaciones infundadas sobre la cantidad de casos que se producirán en las próximas semanas y de cómo ello haría colapsar el sistema sanitario.
Ante la repercusión de la grabación, funcionarios del gobierno fueguino radicaron una denuncia penal en el Juzgado de Instrucción 1 de Ushuaia, a cargo del juez Javier De Gamas Soler, quien inició una causa penal.
Cuando las investigaciones realizadas por personal policial comenzaban a cercar a los responsables -en especial, porque testigos identificaron la voz masculina que se oye en el mensaje-, el presunto autor del audio, Ortiz Almirón, se presentó espontáneamente a declarar y admitió haber hecho la grabación.
Sin embargo, dijo que su intención no era difundirla masivamente y que ello obedeció a la intervención de Ortego Huisman.
Como parte de la investigación del caso, el magistrado interviniente dispuso una serie de medidas para constatar la “falsedad del contenido del audio intimidante”.
Según informó la Justicia en un comunicado, se corroboró que el propósito del mensaje fue “infundir temor en la comunidad” y que se verificó el número real de personas que se encuentran actualmente afectadas por coronavirus en la provincia, cuántas de ellas se encuentran hospitalizadas y cuáles son las acciones que se están llevando adelante para la contención de la pandemia.
A raíz del caso, el Poder Judicial fueguino instó a la población a desestimar expresiones falsas y malintencionadas y a informarse solamente mediante canales oficiales que brindan información “verídica y comprobable”.
No es la primera vez que un expediente por difusión de datos falsos llega a la justicia provincial: semanas atrás, las autoridades gubernamentales habían denunciado a un odontólogo del Hospital Regional de Río Grande que divulgó un audio sobre un presunto caso positivo de Covid-19.
El mensaje, que llegó a miles de teléfonos celulares, alertaba sobre una posible “mutación del virus” en la ciudad de Ushuaia y brindaba información irreal sobre la cantidad de pacientes internados. Además, revelaba otras estimaciones infundadas sobre la cantidad de casos que se producirán en las próximas semanas.