Home  >   Información General   >   Empresarios coinciden en que los daños son incalculables

Empresarios coinciden en que los daños son incalculables

GRAVES PÉRDIDAS. Los episodios de 3 y 4 de diciembre fueron padecidos por muchos comercios.

Pueden superar el centenar los comercios afectados por los delincuentes durante la jornada de ayer y la noche del martes; las zonas afectadas se reparten por toda la ciudad.

Aún son inmensurables los daños causados por los saqueos y actos de vandalismo en más de un centenar de comercios de la ciudad de Córdoba, que tuvieron lugar en la jornada de ayer a raíz del acuartelamiento y reclamo de la fuerza policial.

“No fueron saqueos sino robos, incluso a mano armada”, según la mayoría de los empresarios afectados o vinculados con las zonas perjudicadas.

“Es muy preocupante pensar en un país así para nuestros hijos. La situación es muy grave porque ante la falta de seguridad, la gente salió a robar. No hablamos de pobres sino de delincuentes que rompieron vidrieras para sustraer electrodomésticos y hasta bebidas alcohólicas”, graficó a Comercio y Justicia, Horacio Cherini, propietario del centro comercial Alto Colón Office, ubicado en avenida Colón 4050, cuyos cinco locales comerciales (Claro, King David y King Moto Range) fueron violentados por los delincuentes.

“El costo por la rotura de vidrios oscila en $20.000 pero cada local al final de la jornada podrá calcular el monto de los productos robados. De la sucursal de Claro se llevaron celulares, de King David cochecitos y del negocio de motos, cascos y otros accesorios”, agregó el empresario, en tanto que destacó que a esto hay que sumarle el lucro cesante por el día no trabajado.

“En un momento era tierra de nadie, una horda de alrededor de ochenta personas asaltó las tiendas y no se podía hacer nada al respecto, incluso paraban los autos y los asaltaban”, contó Cherini.

Al igual que Alto Colón Office, la sucursal de Ferniplast ubicada en calle San Martín 354 sufrió el saqueo de monitores, ventiladores, televisores LCD, perfumes y hasta arbolitos de navidad.

“Eran como cincuenta que estacionaron sus camionetas y empezaron a cargar. Se llevaron hasta los equipos de música. Esta gente ha salido a robar, no fue por hambre: fue delincuencia”, comentó José Rodríguez, encargado del local.

“Creo que esto se debe a la falta de cultura que hay en nuestra provincia y en el país. No hay leyes, no hay amparo, y esto perjudica a todos los trabajadores”, expresó Rodríguez.

En coincidencia con él, Enrique Bertoldi, propietario de la firma Calzados Diez y coordinador del área central de la Cámara de Comercio de Córdoba, remarcó que lo que sucedió fue “la respuesta de los delincuentes que aprovecharon las circunstancias para robar y no precisamente comida, puesto que se llevaron desde botellas de fernet a electrodomésticos”.

“Aún no se puede hacer una evaluación de los daños causados, hay comercios que han sido vaciados y almacenes devastados”, declaró Bertoldi.

Según la mayoría, los comercios dañados pueden apelar a sus seguros pero hay muchas compañías que no cubren actos de vandalismo como estos.