Home  >   Economía   >   Las condiciones financieras locales mostraron el mayor avance de los últimos tres años

Las condiciones financieras locales mostraron el mayor avance de los últimos tres años

El Índice de Condiciones Financieras (ICF) tuvo durante junio un avance mensual destacable de 8,8 puntos porcentuales que, sin embargo, dejó el guarismo en zona de estrés por cuarto mes consecutivo, al ubicarse en -12,2 puntos.
Según el informe elaborado por la consultora EconViews y el Instituto de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), a diferencia de los últimos meses en que el deterioro de las condiciones locales era parcialmente compensado por mejoras en las condiciones externas, en junio las condiciones locales avanzaron en forma destacable, en tanto que las externas exhibieron un muy leve retroceso.
“Las condiciones externas retrocedieron 1,4 puntos mensuales durante junio hasta ubicarse en 23,4 puntos. A pesar del retroceso, se ubican por sexto mes consecutivo en zona de confort y bastante por encima de 2018”, reflejó el trabajo.
La mejora en lo que va del año -indicaron- se explica por la confirmación de “la Fed” de que no subirá su tasa de política este año y frenará el desarme de su hoja de balance.
Por su parte, el muy leve retroceso mensual de junio se explicó mayormente por una baja en la inflación esperada en EEUU y condiciones de liquidez global algo menos holgadas.
Por su parte, las condiciones locales “tuvieron un avance muy importante, tras la estabilidad de mayo y dos meses muy complicados, como abril y sobre todo marzo. En efecto, registraron un avance mensual de 10,2 puntos, el mayor en casi tres años”.

De todas formas, marcaron un registro negativo de 35,6 puntos por lo que siguen en zona de estrés ya por 11 meses consecutivos.
“El estrés financiero local es el cuarto mayor desde que Mauricio Macri es presidente, aunque inferior al vigente durante el ‘cepo cambiario”, indicó el informe.
De acuerdo con el detalle, casi todas las variables locales mostraron avances, destacándose la depreciación esperada, el riesgo legislación y el precio de las acciones y los bonos.
El ICF en junio se ubicó 34,9 puntos por debajo de un año atrás. “Hay que retrotraerse a mediados de 2012 luego del establecimiento del ‘cepo cambiario’ para encontrar caídas anuales de una magnitud similar”, se indicó.
Este deterioro anual del ICF se explica exclusivamente por una caída de 43,2 puntos en las condiciones locales, producto de subas en la depreciación esperada, el riesgo país, el riesgo legislación y las tasas de interés.
Las condiciones externas, por el contrario, muestran una mejora interanual de 8,3 puntos, sobre todo por mejoras en las condiciones de liquidez global y en la confianza entre los bancos internacionales.