Home  >   Economía   >   La recaudación en Córdoba encadenó 19 meses de baja pero crecieron los ingresos propios

La recaudación en Córdoba encadenó 19 meses de baja pero crecieron los ingresos propios

En base al IPC de Córdoba hasta el mes de diciembre y estimación propia para el mes de enero 2020/ Fuente: Ministerio de Finanzas

Fue de 23.171 millones en enero, 6,6% por debajo de un año atrás en términos reales. Flojo desempeño de la coparticipación. Sin embargo, los ingresos propios apenas mermaron 0,7%, con una buena performance de los impuestos patrimoniales y aceptable de Ingresos Brutos

La recaudación de la Provincia de Córdoba alcanzó en enero pasado a 23.171 millones de pesos, 41,9 por ciento mayor a un año atrás en términos nominales pero 6,6 por ciento menor a valores constantes.

De esta forma, los ingresos provinciales encadenaron una caída de 19 meses consecutivos en términos reales.

Si la recaudación se hubiese mantenido constante respecto a enero de 2019, la Provincia debería haber obtenido ingresos extra por 1.628 millones de pesos.

Desde la Provincia fueron aún más allá, al principio de la crisis que detonó con fuerza en 2018.

Concretamente, si se tomara como base la recaudación de enero de ese año, esto es previo a la crisis, la caída real de los ingresos en el primer mes de 2020 es de 16,8 por ciento.

En tanto, en los últimos 12 meses la caída real de la recaudación provincial acumula una pérdida de 22.264 millones de pesos.

En tanto, si se considera lo perdido desde que comenzó la caída en términos reales de la recaudación de la Provincia (julio/2018), la pérdida asciende a 29.354 millones de pesos.

En enero, 85 por ciento de la recaudación estuvo conformada por impuestos nacionales y provinciales ligados a la actividad económica (IVA, Ganancias, Ingresos Brutos y Sellos). Esa situación lleva a que los ingresos sufran de manera directa los ciclos económicos, en este caso recesivos, que atraviesa el país y que impacta en la Provincia.

Desagregando los recursos según su origen, los provinciales registraron un crecimiento nominal interanual del 50,9 por ciento y alcanzaron a 10.145 millones de pesos. En términos reales, la baja fue de sólo 0,7 por ciento, la menor en más de un año.

En ese marco, el impuesto sobre los Ingresos Brutos recaudó 6.872 millones de pesos, 45,4 por ciento màs que un año atrás y 4,3 por ciento menor en términos reales.

Si bien el escenario aún es negativo para ese tributo, en enero hubo una mejora producto de la fuerte embestida de Rentas sobre grandes contribuyentes además de sumar nuevos agentes de retención y percepción, todas medidas que derivaron en ingresos extras para un impuesto clave que en enero representó 68 por ciento de la recaudación propia.

En el caso de los impuestos patrimoniales, hubo un incremento de 69,2 por ciento nominal y 11,4 por ciento a valores constantes. El Inmobiliario recaudó 1.436 millones de pesos y el Automotor 439 millones de pesos. En ambos casos, la mejora obedeció a que en enero operó un vencimiento de una cuota pendiente de 2019 que el año pasado no se observó.

De todas formas, la suba también tuvo que ver con el aumento de las valuaciones de los inmuebles y automotores respecto al año pasado.

Por el lado del Automotor, la recaudación aumentó 77,2 por ciento nominal y 16,6 por ciento real.

En el caso del Inmobiliario, el incremento nominal fue de 66,8 por ciento mientras que el real llegó a 9,8 por ciento.

Los tributos sobre el patrimonio representaron 18,5 por ciento de los recursos propios.

Finalmente, Sellos aportó 853 millones de pesos, 53,2 por ciento más que un año atrás y casi un punto porcentual mayor a valores constantes.

La mejora, luego de un 2019 claramente en terreno negativo, obedeció a que impactaron las operaciones de compra venta y alquileres de inmuebles con nuevas valuaciones como así también en el caso de automotores, además de otro tipo de actividades gravadas.

Recursos nacionales

En cuanto a los giros nacionales a Córdoba, alcanzaron en enero a 13.026 millones de pesos, 35,7 por ciento mayores a un año atrás. La caída real fue de 10,7 por ciento.

La performance de los recursos de origen nacional se explica principalmente por la evolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto a las Ganancias, que en conjunto representaron 91 por ciento del total de recursos nacionales en enero.  

El IVA representó el 55,4 por ciento del total recibido y presentó un crecimiento interanual de 42,1 por ciento en términos nominales. La caída real fue de 6,5 por ciento.

Por su parte, Ganancias registró una variación interanual de 30,1 por ciento que, a valores constantes, implicó una merma de 14,4 por ciento.

El Fondo de Compensación creado por el Consenso Fiscal, permitió el ingreso de 153 millones de pesos extra. Ese Fondo se destina a inversiones de infraestructura

sanitaria, educativa, hospitalaria, productiva, de vivienda o vial, tanto por parte de la Provincia como de municipios y comunas . 

Por su parte, el Bono Nación Consenso Fiscal , permitió el ingreso de 115 millones de pesos más. Ese recurso fue creado con el objetivo de compensar a las provincias por el desistimiento de los juicios por deudas entre las jurisdicciones.  

La jubilación promedio llegó a 56.161, 40,3% mayor a 2019

La jubilación promedio que paga la Caja provincial alcanzó en enero de 56.161 pesos, 40,4 por ciento mayor a un año atrás. 

El monto es 3,7 por ciento mayor al pagado en diciembre último que, tal como informó ayer Comercio y Justicia, alcanzó a 54,156 pesos y mostró una caída real de 9,4 por ciento respecto a un año atrás.

En cuanto a los datos de enero, se actualizaron los haberes de 88.998 beneficios, lo que representa 83,7 por ciento del total de la población cubierta por el sistema previsional provincial. Los aumentos generaron una expansión del gasto previsional del orden de los 200 millones de pesos mensuales (3,6 por ciento del gasto previsional mensual). 

Los aumentos se originaron a partir de dos fuentes diferentes. Por un lado, la aplicación de la movilidad sobre los haberes previsionales en función de las variaciones en las remuneraciones de los agentes activos y, por otro, el incremento del tope jubilatorio.

En cuanto a ese último punto, el cambio benefició a 576 jubilaciones y pensiones y generó un aumento en las erogaciones mensuales de la Caja equivalente a 3,6 millones de pesos mensuales.

Finalmente y en función del alza de las prestaciones, la jubilación promedio de enero fue equivalente a 116 por ciento del salario medio de los activos, neto de aportes personales.