Home  >   Economía   >   Guzmán insistió con la “buena fe” del Gobierno para renegociar los compromisos

Guzmán insistió con la “buena fe” del Gobierno para renegociar los compromisos

MARTÍN GUZMÁN. Ministro de Economía de la Nación.

El ministro de Economía participó ayer del Consejo de las Américas en Nueva York y comenzó los diálogos con acreedores. Se conformó un organismo específico para trabajar con el FMI

El ministro de Economía, Martín Guzmán, encabezó ayer el primer encuentro oficial ante inversores internacionales y representantes de bancos de inversión, desde que decidió enviar al Congreso un proyecto para restaurar la sostenibilidad de la deuda pública externa, y donde insistió con la “buena fe” del gobierno de Alberto Fernández para resolver el problema.

El evento se desarrolló en la sede neoyorquina del Consejo de las Américas, a puertas cerradas, con mucha expectativa por parte de la comunidad internacional sobre los próximos pasos que dará Argentina y en particular la provincia de Buenos Aires.

“Nos fue muy bien” es lo único que el ministro expresó ante los medios de prensa presentes en el lugar, no obstante trascendió que Guzmán reafirmó la fecha del 31 de marzo como tope para la negociación de la deuda externa.

“La situación de Argentina es crítica, el país enfrenta una profunda crisis de deuda”, repitió Guzmán, a tono con lo expresado durante las conferencias de prensa brindadas en el país.

El evento consistió en un desayuno en el que la anfitriona Susan Segal, presidente y CEO de Americas Society / Council of the Americas, remarcó que se realizó a sala llena, con la participación de 45 asistentes, entre los que estuvieron el empresario Eduardo Eurnekian.

Vale señalar que Guzmán disertó en un día que resultó negativo para los papeles argentinos: los bonos de la Argentina cayeron hasta 10%, los ADR , títulos de firmas locales que cotizan en Wall Street retrocedieron 7%, y el dólar contado con liquidación superó al dólar solidario, alcanzando los $84 pesos.

En el encuentro trascendió que Guzmán pidió “paciencia, y sobre el plan económico en particular el ministro respondió que la prioridad del país es salir de la crisis y poner la economía en funcionamiento para después encarar el pago de las obligaciones”.

Mientras tanto, en la víspera, el presidente Alberto Fernández, quien iniciará una gira por Europa para conseguir un aval político en las negociaciones que encarará la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), expresó el fin de semana que el país necesita una “definición medianamente rápida” sobre la deuda externa, y ratificó a Guzmán como el único vocero autorizado en la materia.

Vale recordar que el compromiso asumido con el organismo multilateral de crédito, la renegociación contempla un crédito inicial concedido a la administración de Cambiemos por US$ 57.000 millones, de los cuáles fueron finalmente desembolsados al país unos US$44.000 millones. Los vencimientos más importantes están pautados para el próximo año, según el cronograma oficial de pagos que el Gobierno procurará renegociar.

Las primeras reuniones con los representantes del organismo tendrán lugar el día de hoy, según se conoció.

Unidad especial

Al respecto, ayer se conoció por medio del Boletín Oficial que Economía creó la Unidad de Relaciones Técnicas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que tendrá como objeto asistir y asesorar a Guzmán en tareas relativas a la formulación y ejecución de la estrategia de las relaciones con el organismo multilateral de crédito.

La misma será presidida por Emiliano Libman, un economista de la Universidad de Buenos Aires, con doctorado en macroeconomía internacional en la Universidad de Massachusetts, en los Estados Unidos. Actualmente, el especialista es investigador del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes) y del Centro de Macroeconomía Aplicada de la Universidad de San Martín (Unsam).

En detalle, y con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2021, o una vez cumplido el objetivo para el cual fue creado, este ente se ocupará asimismo de articular las relaciones con las representaciones diplomáticas y el sector privado respecto de los temas relacionados con el FMI en los que el Ministerio interviene; de asistir y asesorar al ministro y a los secretarios de Estado en lo vinculado a la relación con el organismo; y de intercambiar información económica relevante con los miembros del fondo.

Otra de sus responsabilidades será diseñar productos analíticos y conducir investigaciones sobre asuntos económicos y políticos internacionales en línea con la estrategia global del Gobierno.

Licitaciones

En tanto, también este lunes, el Ministerio de Economía colocó títulos de deuda por $18.714 millones mediante dos series de Letras del Tesoro a tasa Badlar (Lebad), una con vencimiento a 120 días y la segunda a 180 días, como parte de su esquema de manejo de deuda buscando mayores plazos y menores tasas.

El interés inversor por estos títulos quedó reflejado en las 98 ofertas recibidas que totalizaron por $20.298 millones, de los cuales $10.100 millones correspondieron a las Lebad con vencimiento el 28 de mayo y $10.198 millones para las Lebad que concluyen el 28 de agosto.

En el caso de las letras de mayo, se adjudicó un total de $ 0.000 millones, y las ofertas del tramo general se prorratearon por un factor de 9% .

En tanto, para las que finalizan el 28 de agosto se adjudicaron $8.714 millones, para lo cual el margen de corte fue de 200 puntos básicos, lo cual representa una Tasa Nominal Anual (TNA) de 37,05% y un rendimiento anual efectivo de 39,89%.

Vale señalar que la cartera que dirige Guzmán comenzó este mes anunciando dos licitaciones de letras, pero ante la buena recepción del mercado, realizó un canje voluntario de deuda de corto plazo y ya planteó cuatro licitaciones, una por semana, para febrero.

Todas estas medidas “tienen por objeto descomprimir los vencimientos de corto plazo y conseguir mejores tasas”, dijo la semana pasada el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, al brindar los resultados de la operación de canje.

“Logramos cumplir con las tres condiciones que se necesitan para hacer este canje: alargar los plazos de pago, bajar la tasa que se paga, y reducir el monto”, resumió Bastourre.