Home  >   Economía   >   El uso de la capacidad instalada industrial tuvo su agosto más difícil en cuatro años

El uso de la capacidad instalada industrial tuvo su agosto más difícil en cuatro años

En pleno shock cambiario, las plantas trabajaron a 60,5%, según informó el Indec. Seis rubros se ubicaron por debajo de este promedio

En pleno shock cambiario post PASO, la utilización de la capacidad instalada de la industria volvió a caer interanualmente. Fue el peor agosto de los últimos cuatro años, según números difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
La medición oficial indicó que las plantas trabajaron en promedio 60,5%, contra 63% que se había registrado en el mismo período de 2018, 67,3% en 2017 y 63,6% en 2016.
El dato no es nada alentador, si se tiene en cuenta que -además- seis de los 12 rubros relevados se ubicaron por debajo de este porcentaje.

No obstante, en la comparación intermensual con julio (58,7%) se observó una leve alza de casi dos puntos. Aun así, la situación dista mucho de ofrecer un panorama positivo para la producción. En detalle, los bloques que presentaron en agosto niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general fueron metálicas básicas (81,8%), refinación del petróleo (79,8%), papel y cartón (73,4%), productos minerales no metálicos (71,9%), productos del tabaco (64,6%) y productos alimenticios y bebidas (63,3%).
En tanto, por debajo se ubicaron los productos textiles (58,8%), edición e impresión (57,9%), sustancias y productos químicos (51,6%), productos de caucho y plástico (50,2%), la industria metalmecánica excepto automotores (47,5%) y la industria automotriz (43,5%), precisó el Indec.
En casi todos los segmentos afectó decisivamente la inactividad del mercado interno, articulado con la incertidumbre económica y política del país.

Servicios públicos
Por otro lado, el uso de servicios públicos cayó 2,8% interanual en julio, informó también ayer el Indec, a pesar de la recuperación de 0,6% que registró el Indicador Sintético de Servicios Públicos (ISSP) respecto de junio.
El organismo explicó que “los sectores de actividad económica que componen el ISSP muestran una evolución diferenciada, si se analizan los índices de las series originales”.
Sobre esta base especificó que “en julio de 2019, respecto a igual mes del año anterior, la demanda de energía eléctrica, gas y agua registró una caída de 2,7%”; mientras que “ la recolección de residuos tuvo una contracción de 8,7%”.
“Por su parte, el transporte de pasajeros y carga registró un aumento interanual de 0,2% y 12,7%, respectivamente”, detalló el informe oficial.
Mientras, el uso de peajes se contrajo 0,4%; el servicio de correo postal tuvo una disminución de 2,0%, y el sector telefonía registró un descenso de 3,4%.