Home  >   Economía   >   Córdoba toma US$66 millones del BID, ahora para obras de saneamiento

Córdoba toma US$66 millones del BID, ahora para obras de saneamiento

El plazo es a 15 años con una tasa menor de 5%. Será para cloacas en Villa El Libertador, cuenca del San Roque y otras localidades del interior. “La deuda de Nación ya roza $9 mil millones”, recordó el Ejecutivo, y justificó la alternativa de fondeo. El rojo se acerca así a $140 mil millones

El Gobierno de Córdoba oficializó la toma de un crédito de US$66,08 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se destinará a financiar obras de saneamiento en diferentes puntos de la provincia, incluida la ciudad capital.
Se trata de parte de un préstamo de US$200 millones que el Gobierno nacional acordó con ese organismo, parte del cual será para Córdoba. Deberá cancelarse en un plazo de “quince años desde la primera transferencia, anticipo o certificado de obra, en dólares estadounidenses, con un plazo de gracia de tres (3) años desde la primera transferencia, anticipo o certificado de obra, una tasa de interés Libor por seis (6) meses más margen de 1,35% de amortización semestral, garantizado mediante los recursos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos”, señala el decreto firmado por el gobernador Juan Schiaretti.
La tasa, en la práctica, se ubica por debajo de 5 por ciento anual, según aparece reflejado en los considerandos de la normativa, “condiciones financieras aconsejables a ser empleadas para la financiación de obras de infraestructura social…”, indica el decreto.

El pago del crédito, según consta en el anexo adjunto a aquél, se concretará en 24 cuotas semestrales, tanto el capital como el interés, en la moneda de origen, esto es en dólares.
Respecto a los proyectos a financiar, el más importante por el monto es el de la red de cloacas en Santa Rosa de Calamuchita, por un total de 13,39 millones de dólares.
En tanto, también se destacan las redes colectoras cloacales de Villa El Libertador (segunda etapa), en Córdoba ciudad, por US$9,69 millones.
En paralelo, se nomina el proyecto para en saneamiento cloacal de la “cuenca sur del Dique San Roque” por 7,5 millones de dólares.
En el mismo sector, la red colectora de Villa Carlos Paz (primera etapa) insumirá 3,93 millones de dólares.
El resto de los fondos irá a solventar obras de saneamiento en Potrero de Garay, Río Cuarto, La Calera y San Francisco, pero también redes de agua potable para la misma Río Cuarto, Laboulaye y Arroyito, esta última licitada el martes pasado por el Gobierno provincial.
“Es un préstamo que tomó la Nación pero que nosotros buscamos aprovechar porque había fondos remanentes”, dijo ayer a Comercio y Justicia una fuente del Ejecutivo, quien destacó la conveniencia del préstamo. “Es a una tasa de menos del 5 por ciento”, recordó. Hoy, con el valor de la tasa Libor, el costo es de 3,85 por ciento anual, incluso por debajo de los préstamos que la Provincia tomó días atrás en España y con los fondos árabes y franceses, y ciertamente menor que cualquier fondeo que hoy pudiere obtener en el mercado de capitales -aunque en este último caso, de libre disponibilidad-.

En cuanto a los plazos, la fuente indicó que aún restan trámites para lograr los desembolsos.
En ese marco, dijo que, salvo la obra de Arroyito ya licitada en las últimas horas, el resto se irá concursando en los próximos meses.
La toma del préstamo va en línea con la política de financiamiento resuelta por el gobernador Schiaretti en un contexto de restricción financiera. “La deuda de la Nación por obras concretadas o en marcha y con contraparte del Gobierno nacional ya roza los 9 mil millones de pesos”, recordó la fuente.
Sin expectativas por la cobertura de esos fondos, al menos por ahora, y también con serias restricciones de recursos propios ahora destinados plenamente a cubrir gastos corrientes, la única fuente de financiamiento para el plan de obras se concentra en la obtención de créditos blandos, vedada también la chance de salir a colocar títulos de deuda.
Si bien la ejecución del programa de obras se desaceleró contundentemente, tal como anticipó ya este medio, la idea es sostener determinados proyectos con créditos de organismos multilaterales o bien de fondos de diferentes países, entre ellos árabes, franceses, españoles o italianos.
Claro que todos esos préstamos derivarán en un fuerte incremento de la deuda provincial. Es que en los últimos meses, Schiaretti recurrió de manera sucesiva al fondeo externo mediante diferentes fuentes.

A fines del año pasado y luego de una gira por países árabes y europeos, sumó financiamiento por cerca de 300 millones de dólares.
Esos recursos incluyen fondos de Kuwait y de Abu Dhabi, además de un crédito del Fondo para el Desarrollo Internacional (OFID), subsidiaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Mientras, ultima los detalles de un desembolso de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).
El combo, incluido el crédito del BID oficializado ayer, superará 300 millones de dólares.
Pero además, 10 días atrás Schiaretti obtuvo 60 millones de euros del Deutsche Bank para la construcción de la nueva Maternidad provincial en una gestión de acordó en su viaje a Madrid, España.
En definitiva, son casi 400 millones de dólares en total que, traducido a moneda nacional, suman más de 17 mil millones de pesos al tipo de cambio de ayer.
Así, la deuda pública informada por el Gobierno provincial al 30 de abril pasado, que llegaba a 121.025,07 millones de pesos, se disparará en el corto plazo a casi 140 mil millones de pesos.
Ese pasivo tiene un primer vencimiento clave, en 2021, que insumirá más de 40 mil millones de pesos de un bono emitido oportunamente, cuyo pago de capital deberá afrontarse en ese ejercicio.
Será clave, entonces, poder refinanciar ese pago, tal como ocurrió con los Boncor 2017. Para eso, será fundamental que las condiciones macroeconómicas del país sean estables, situación que, claro está, no ocurre en la actualidad.