Home  >   Destinos   >   Despertar en colores

Despertar en colores

La Angostura

Villa La Angostura luce su mejor traje en esta época del año. El otoño la viste con un concentrado de tonalidades dignas de las mejores postales de la Patagonia. Su paisaje conmovedor, nutrido de lagos cristalinos, ríos y bosques, combina con una población apasionada por la paz y la naturaleza. Gente que supo sobreponerse a los efectos de un volcán y crecer como destino turístico de una manera ordenada, sin alterar el valor de lo artesanal y el trato personalizado.

Carolina Brenner - 

cbrenner@comercioyjusticia.info
Enviada especial a Villa La Angostura 

Unos llegaron por casualidad, otros La eligieron como un escape de la gran ciudad y pocos la vieron crecer desde su nacimiento. Lo cierto es que los casi doce mil habitantes de Villa La Angostura coinciden en un sentimiento: aman a su lugar y son capaces de defenderlo hasta las últimas consecuencias.

Estos protagonistas de historias románticas, viajes, revelaciones, mudanzas y elecciones de vida crearon una población que, gracias a su tenacidad y la admiración por su territorio, resurgió de las cenizas y logró florecer del ocaso, luego de la erupción del volcán que hace unos años tiznó su paisaje paradisíaco.

“A la determinación de volver a vivir como lo elegimos se sumó el desafío, que se vislumbraba posible, de poder estar aptos para recibir turistas en pocos meses. Cuando pasan estas cosas, aprendés que tu lugar es parte de vos. Suena romántico pero es un hecho. Con el volcán, los angosturences entendimos por qué la gente regresa luego de una inundación o un terremoto. El arraigo es muy fuerte “, cuenta Pablo Augusto Bruni, secretario de Turismo de la villa patagónica.
Bruni es uno de los tantos que arribaron a estas tierras y -como por efecto de un imán- quedaron aferrados a este paraje encantador, dotado de una naturaleza que se muestra en su máxima expresión, con lagos inmensos y cristalinos, ríos abundantes, montañas de picos extremos y bosques tupidos como pocos en el mundo.

En este entorno enclavado en el corazón de los Siete Lagos, el poblado, que por su prolijidad y buen gusto parece salido de un cuento, se resume en unas pocas cuadras. Su centro comercial se expande a lo largo de la ruta 40, cuyo tramo está atravesado por un cantero abarrotado con rosas color rubí, que se une en el horizonte con la cordillera andina.

A cada lado, se suceden los comercios con el tradicional estilo de madera y piedra. La mayoría de las tiendas ofrece indumentaria y calzado para la nieve, ya que el frío predomina en esta región casi todos los meses del año. También están las chocolaterías, los puestos de dulces, las ferias de artesanías; los restaurantes donde deleitarse con el típico cordero patagónico o platos a base de trucha y/o la tradicional tabla de ahumados; y las fábricas de cerveza artesanal donde degustar las diversas variedades de producción local.

“Nuestro valor diferencial radica en no habernos masificado, en la escala artesanal de casi todo, en el cuidado del medio ambiente y nuestro crecimiento ordenado, respetando la arquitectura, los parques, los jardines y la misma impronta que nos identifica desde hace más de veinte años”, reveló el funcionario.

“Los que inmigramos a este sitio lo hicimos sabiendo que íbamos a vivir en contacto con el turista. Hoy la mayoría de los establecimientos están atendidos por sus dueños. Vivimos disfrutando nuestro lugar, vamos a la playa, andamos en bici, navegamos el lago igual que el turista; por eso decimos que ‘compartimos’ nuestro sitio con quienes lo visitan. Eso hace que la experiencia de nuestro huésped sea distinta”, concluyó.

Las pruebas están a la vista. La villa mantiene el espíritu de pequeña aldea, donde todos respetan y reconocen la importancia de su entorno y de quienes los visitan, pese a que en los últimos quince años, el crecimiento de la población fue vertiginoso.

Bosque anaranjado
A pocas cuadras del centro comercial, en la zona del puerto, un pequeño muelle se introduce tímidamente en el coloso lago Nahuel Huapi. Es el sitio determinado para abordar el catamarán que conduce diariamente a los visitantes al parque nacional Los Arrayanes, el principal atractivo de la Patagonia neuquina.

El lanchón se interna en las aguas calmas mientras la guía de la nave describe las bahías y los cerros que se dibujan en la costa. Luego de 45 minutos de viaje, la embarcación concluye su trayecto en el extremo sur de la península de Quetrihue, donde se concentra el único arrayanal arbóreo del mundo que puede ser visitado.

A lo largo de un circuito de pasarelas, los pasajeros se sumergen en el corazón del bosque anaranjado sorprendiéndose a cada paso con los ejemplares de hasta 25 metros de altura, cuya edad promedio ronda entre 160 a los 600 años. El camino culmina en una pintoresca cabaña, que junto al bucólico entorno, cuentan que sirvió de inspiración a Walt Disney para la realización de la película Bambi.

Otra manera de visitar el Bosque de Arrayanes es atravesando a pie o en bicicleta los doce kilómetros que unen el extremo de la península con el ingreso al parque nacional. Esta opción permite apreciar con mayor detenimiento las especies autóctonas del ambiente andino y también visitar el casco de una antigua estancia y la laguna Patagua, que forman parte del camino. Vale destacar que el nombre de Villa la Angostura proviene de la delgada porción de tierra que une el área costera con la península, a través del istmo de Quetrihue, donde además -dicen- se fundó este lugar. En ese sector se concentran excelentes propuestas gastronómicas así como puestos de alquiler de bicicletas, canoas y embarcaciones.

Angosto y transparente
Otro de los paseos obligados de la zona es la visita al río Correntoso, que une el lago del mismo nombre con el Nahuel Huapi y es famoso por ser uno de los más cortos del mundo (300 metros) y porque su desembocadura constituye uno de los ambientes de pesca deportiva preferidos por los dedicados a este deporte. Este río cuenta con un puente peatonal desde el que se pueden observar truchas de gran tamaño.
Patagonia exclusiva
A siete kilómetros de “El Cruce”, por la Ruta Nacional 231, se encuentra Puerto Manzano, uno de los barrios más exclusivos del país. En este ámbito, alrededor de una bahía silenciosa de aguas azuladas escoltadas por montañas de pinares frondosos y multicolores, se concentra la mayoría del alojamiento de la zona.

La sofisticación en el diseño de los hoteles y hosterías sumergidos en el bosque y sus impactantes vistas al lago y a los picos nevados se suman a una tranquilidad absoluta, donde hasta los pájaros parecen volar lentamente.

El trazado de sus calles de tierra forman un laberinto que obliga a detener la velocidad y adaptarse al ritmo pausado del entorno. Como un mensaje subliminal, el escenario natural invita a la abstracción, a desconectarse del reloj para seguir el ritmo lento de un amanecer que va encendiendo los colores amarillos y rojizos de las laderas, o a apreciar hasta el infinito la estela de una embarcación que quiebra el espejo de agua atrapado en la bahía. Es la única manera de conocerlo.

Agenda de viaje

Cómo llegar
Vuelo directo Córdoba-Bariloche con Aerolíneas Argentinas. Tarifa COR-BRC-COR desde $3.572,28 ida y vuelta. Desde el aeropuerto de Bariloche a Villa La Angostura es menos de una hora de viaje en auto por una ruta en excelente estado.

Donde dormir
En Villa La Angostura hay más de cuatro mil camas distribuidas en hoteles, cabañas, apart, hosterías, hostels y residenciales. También, campings dentro y fuera del casco urbano.

En Bahía Manzano
Hostería Las Acacias

La Casa del Bosque

Precios:
Cabaña 3 estrellas: $2.000 para cuatro personas.
Hostería 3 estrellas : $1.300 para dos personas

Dónde comer
-Viejos Tiempos (puerto)
-Hub Restaurante (centro)
-El Mercado (centro)
-Costumbres Argentinas (Bahía Manzano)
Qué hacer
• Alquiler de bicicleta por día $150
• Calbagata por día, por persona, (1 hora) $300
• Paseo en catamarán al Bosque de Arrayanes $450 (adulto), $ 225 (niño) y $225 (jubilados)
Más info:
www.villalaangostura.gov.ar
http://neuquentur.gob.ar/
Facebook: villalaangosturaturismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>