Home  >   Economía   >   CAME pide un Estado que cuide los precios y el mercado interno

CAME pide un Estado que cuide los precios y el mercado interno

came

El dirigente se refirió puntualmente a las compras que realizan los argentinos en países limítrofes y al abuso de las grandes cadenas de hipermercados o industrias a la hora de establecer precios

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

En el marco de las visitas que viene llevando a cabo a las federaciones comerciales de diferentes provincias, previo a la asamblea en la que se decidirá su futuro como dirigente, Osvaldo Cornide, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), visitó la ciudad y se reunió con Marcelo Stehli, presidente de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), con la comisión directiva de esa entidad y representantes de algunos centros comerciales del interior.
En diálogo con Comercio y Justicia, el dirigente -próximo a cumplir 80 años- reclamó un Estado que cuide los precios y el mercado interno.

-¿Cree que puede recuperarse el  consumo?
-Hace tiempo que viene retraído. Nosotros deseamos que esto mejore y creemos que hay una perspectiva de que con la reactivación del sector agropecuario, la que va  a haber en la construcción, los aumentos de los sueldos producto de las paritarias y los aumentos a los jubilados, va a haber una recuperación del consumo. Igual estamos preocupados, más por las provincias limítrofes. En Mendoza han cerrado 400 comercios por el ingreso de mercadería de Chile. Lo mismo pasa en Misiones, en Formosa y en otros lugares en donde las ventas cayeron entre 15% y 20% producto de la diferencia del tipo de cambio.

-¿Se puede revertir esa situación?
-Sería diferente si no hubiera una disparidad de costos en dólares con respecto a otros países. Hoy es más barato comer en Punta del Este que en Buenos Aires. Para cambiar esa situación se necesita una política de estímulo a la producción de bienes y servicios. Eso combate la inflación y atrae las inversiones. Sin embargo, eso es a largo plazo. En el corto, se hace achicando costos en el comercio y la industria, tratando de no endeudarse porque las tasas son altas.

-El martes volvieron a aumentar…
-Eso atrae capitales especulativos que traen dólares, los cambian por pesos, los ponen a interés, obtienen un beneficio bárbaro, los vuelven a cambiar por dólares y salen del país. No incentiva la inversión. Además, el aumento de tasa dificulta el acceso al crédito de las pequeñas empresas.

-¿Están pidiendo alguna medida que revierta el comportamiento de la gente que viaja para hacer compras en el exterior?
-Hemos trabajado con el senador Roberto Basualdo, de Cambiemos, y otros senadores más y están terminando un proyecto de ley en el que hay una cantidad de medidas para que eso ocurra. Yo no soy especialista en aduana, pero me pregunto por qué no se fija un tope máximo para ingresar. Porque hay colas de seis y siete horas en el paso fronterizo de Chile a Mendoza con gente llena de mercadería extranjera. Estamos en un mundo de oferta, no de demanda, tienen excentes para vender y nosotros tenemos que proteger nuestro mercado.

-¿No es mejor bajar la inflación?
-La inflación es un flagelo, hubiéramos deseado que se mantuviera la pauta de 17%. Lamentablemente, hay una serie de elementos -como las tarifas y demás- que han incidido en el  porcentaje de inflación, que ya acumula una suba de más de 6% para el primer trimestre del año.

-¿Por qué no cede la inflación?
-Porque no es un problema monetario sino económico y se combate con mayor producción de bienes y servicios. Cuando hay más oferta, se estabiliza la moneda.

-De igual modo hay un componente relativo a los comerciantes. Ustedes miden la brecha de precios entre los productos agropecuarios y el que se ofrece en góndola y hay productos que no tienen más eslabón en el medio que el comercial…
-Nosotros divulgamos eso porque no tenemos nada que esconder. Acá, con el tiempo, los hipermercados se han constituido en un estado dentro del Estado y compran a precio muy bajo y venden a cualquier precio. Cuando este gobierno ganó las elecciones y se sabía que iban a devaluar cuando asumiera, aumentaron 40 ó 50% los precios. El (ex)ministro (Alfonso) Prat Gay dijo que con eso ya estaba, pero volvieron a aumentar otro 40%. Yo hablé con el secretario de Comercio, Miguel Braun, y le he llevado la lista de precios. Tiene que haber un Estado que vigile, pero no al comercio pyme, porque el pequeño es transparente. Cada 20 metros hay un comercio que vende lo mismo que otro y puede comprar. Pero hay sectores fabriles (siderurgia, química y otros) y comerciales -como los hipermercados- que actuan de manera monopólica u oligopólica.

-El Gobierno ya presentó una denuncia contra Prisma y la posición que tiene en cuanto a las tarjetas ¿Cómo lo ven? ¿Creen que el Gobierno avanzará igual respecto de las grandes superficies comerciales?
-Nosotros hemos luchado durante años para lograr la baja de las comisiones que cobran las tarjetas a los comercios y en ese trajín denunciamos que Prisma, que es Visa, tenía casi 70% del mercado, con lo cual actuaba de manera casi monopólica. Así que aplaudimos la decisión del Gobierno y creo que ese ejemplo de Prisma debería aplicarse para con los otros casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>