Un emprendimiento musical, creativo y de otra época

Se trata de un cuarteto vocal e instrumental que se formó en junio de este año. La serenata (con un valor de $150) es su servicio más demandado: “En el útlimo mes nos han contratado todos los días”, dicen sus integrantes.

Quienes acostumbran a transitar la peatonal cordobesa por la mañana, seguro se toparon alguna vez con cuatro jóvenes que no superan 25 años, vestidos a la vieja usanza y con aire de serenateros, quienes interpretan canciones de los años 30, 40 y 50. Es que desde hace un mes, el “Cuarteto del amor” –integrado por Andrés Lazaroff, Nash Coll, Ignacio Falco y Leandro Tangenti- ya es una postal habitual en el centro. Se trata de cuatro músicos (tres cordobeses y un uruguayo radicado en la ciudad) quienes encontraron en los boleros, el jazz y el tango una forma de llegar a las personas y ofrecer un servicio distinto.

Es que cuando se trata de emprender no hay barreras para dar riendas a la imaginación. Y en sólo un mes estos jóvenes ya han logrado un importante posicionamiento en el mercado musical local. Uno de sus “servicios diferenciales” consiste en ofrecer “serenatas personalizadas y  a domicilio” -que por estos días es lo más demandado-, pero también su espectáculo se adapta a cualquier tipo de evento: cumpleaños, fiestas de casamientos y cualquier reunión u evento empresarial. “En el último mes hemos tenido contrataciones todos los días, ya sea para serentas o eventos en general. Estamos muy sorprendidos con la respuesta de la gente”, contó a Comercio y Justicia Andrés Lazaroff, voz principal de la banda.
Según explican sus integrantes, la propuesta que ofrecen se adapta a todas las personas y bolsillos, con el fin de que puedan contratarlos tanto adolescentes como adultos. Por ejemplo, una “serenata sorpresa” a domicilio tiene un valor de 150 pesos e incluye unos tres temas. “Sólo se eleva el precio en el caso de que tengamos que trasladarnos a un barrio muy alejado o a otra localidad, ya que tenemos que cubrir los viáticos”, explicó el músico. Por su parte, la alternativa de los eventos cuesta unos 700 pesos y, en este caso, el repertorio musical se extiende a casi una hora e incluye animación.

En palabras de Lazaroff, son una opción mucho más económica que su competencia -los tradicionales mariachis- que cobran casi 700 pesos “sólo por una serenata”.
También, más allá de los eventos privados han hecho presentaciones en lugares como el espacio cultural La Fábrica y el bar Dadá Mini.
Para el cuarteto, una de las razones que les dio este fuerte impulso es haber conseguido “un lugar estratégico” en el centro cordobés, que fue concedido por la Municipalidad. Precisamente, están ubicados frente a la Basílica de la Merced (Rivadavia y 25 de Mayo).

Música del siglo XX
El repertorio musical con el que cuentan es variado -siempre dentro de  los boleros, el jazz y algo de tango-, pero predominan temas musicales de Armando Orefiche (pianista y compositor cubano). “La idea de que estemos vestidos como en los años ‘30, sumada a esta selección de temas, responde a una estética de los cuartetos al estilo Broadway, que marcaron una época muy importante”, dijo Lazaroff.

En lo que respecta a las proyecciones, esta joven banda tiene varias actividades en carpeta: “Una de las ideas más ambiciosas -además de consolidarnos en Córdoba- es realizar un espectáculo de variedades para algún teatro, donde el ‘plato principal’ sea el Cuareto del amor más otros números, pero todos deben tener la particularidad que sean de época”, proyectó Lazaroff, y finalizó diciendo que “nunca van a dejar de tocar en la calle”.

Artículos destacados