Fintech crecen 66% en la región y Argentina se consolida en el cuarto puesto

El número de este tipo de plataformas creció de 703 a 1.166 en un año y se expande a gran velocidad en América Latina. En el país, la cifra subió de 72 a 116. La baja tasa de cese de actividades genera optimismo sobre el futuro

La revolución mundial de las fintech impacta de lleno en América Latina. En apenas un año, la cantidad de emprendimientos vinculados con las plataformas que ofrecen servicios financieros creció 66% y se consolida como un sector deseado, acaparando 25% de las inversiones en tecnología de la información. Los datos se desprenden de un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual destaca a Argentina en el cuarto puesto en la región, con un crecimiento de 61% en 2018.
En ese sentido, el informe «Fintech América Latina 2018: crecimiento y consolidación» realizado por el BID resalta que en los últimos 12 meses fueron creadas 463 nuevas plataformas tecnológicas de servicios financieros en la región. Se trata de un incremento de 66% con respecto al último dato de 2017, lo que representa un salto de 703 a 1.166 emprendimientos.
Otro de los datos destacados es que el incremento en la cantidad de países donde se encuentran presentes emprendimientos de este tipo: de 15 a 18. Brasil, a la cabeza, continúa siendo el núcleo de la región con 380, México registra 273, Colombia 148, Argentina 116 y Chile 84.

“Si bien cinco países concentran 86% de las empresas Fintech en la región, se han identificado emprendimientos en cada uno de los países de América Latina y una creciente tendencia a la internacionalización, lo cual muestra las oportunidades que perciben los emprendedores, pero también la importancia de seguir fortaleciendo el diálogo y la armonización a nivel regional”, dijo Juan Ketterer, jefe de la división de Conectividad, Mercado y Finanzas del BID.
En el caso de Argentina, se muestra un incremento de 61%. Si en 2017 se habían registrado 72 emprendimientos, actualmente hay 116, lo cual ubica al país en el décimo lugar de crecimiento por detrás de Panamá, con 500% (de 1 a 6 fintech); Perú, con 256% (16 a 57); República Dominicana, con 200% (2 a 6); Venezuela, con 175% (4 a 11; Ecuador, con 162% de (13 a 34); Uruguay, con 133% (12 a 28); Costa Rica, con 80% (5 a 9); Colombia, con 76% (84 a 148) y Brasil, con 65% (230 a 380).
En cuanto al estado de desarrollo de los proyectos, se desataca que dos de cada tres están ya en etapas avanzadas y 33% declaró haber expandido sus operaciones al ámbito internacional. “La mayoría de emprendimientos Fintech que deciden internacionalizarse fuera de la región lo hace en Estados Unidos, ya que 47% de ellos afirma operar en ese país. Los siguientes destinos se encuentran en Europa, donde opera ya 35% de los emprendimientos Fintech latinoamericanos, y Asia, donde 19% de los emprendimientos Fintech ya se han expandido», detalla el informe.

Por segmento
En primer lugar se subraya que ninguno de los rubros analizados registró contracción en el último año sino, por el contrario, mostró aumentos que en algunos casos superan 500%. Asimismo, más de la mitad -58%- de las «startup» registradas puede reagruparse en sólo tres segmentos. El principal es «pagos y remesas», que abarca 285 emprendimientos y supone 24% del total. Le sigue la categoría, «préstamos», alcanza 208 y abarca 18%, mientras que «gestión de finanzas empresariales» representa 15% con 181.
“La elevada presencia de soluciones de pagos móviles y remesas se debe en gran medida a la alta penetración de dispositivos móviles inteligentes en la región, que en 2017 ya alcanzó 67% (GSMA, 2018) de la población, y a elevados índices de exclusión, pues se estima que 45% de los adultos de la región todavía está excluido de los servicios financieros formales al no contar con una cuenta”, señala el informe.

En el caso de los préstamos, las ventajas de obtener financiamiento menos costosos y más eficientes mediante una fintech representa un atractivo para los usuarios, en contraste con las limitaciones existentes para conseguir un crédito de forma tradicional. Por otro lado, la oferta de soluciones de gestión para las pymes, que representan 90% de las empresas de la región, explica en parte el crecimiento notable de estas plataformas.
Además, destacan que se registró un crecimiento sustancial en los segmentos de banca digital y de puntaje crediticio, identidad y fraude: el primero con un crecimiento de 160% (de 10 a 16 empresas), y el segundo de 571% al pasar de 7 a 47. En el último caso, explican que se debe al auge de la ciberseguridad “pues una mayor presencia de dispositivos conectados a la red y una mayor cantidad de transacciones realizadas por estos medios supone también un mayor aumento de las oportunidades de ataque por parte de los ciberdelincuentes”.

Artículos destacados