jueves 13, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 13, junio 2024

De las 800 empresas certificadas B en Latinoamérica, 150 son argentinas

ESCUCHAR

En Latinoamérica existen 800 compañías, de las cuales 150 son argentinas y ya certificaron como empresas B. En el mundo existen más de 4.424 firmas que se caracterizan por asumir un compromiso de mejora continua y ponen su propósito empresarial socioambiental en el centro de su modelo de negocio, integrándose en su estatuto social. 

Sistema B es una organización sin fines de lucro que cree que los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil, los movimientos sociales, los ciudadanos y la responsabilidad social de los negocios, no son suficientes para resolver los problemas sociales y ambientales actuales. 

La comunidad de empresas B ya lleva diez años en Argentina, fortaleciendo su rol dentro del ecosistema emprendedor. Detrás de ellas está el orden necesario para que una sociedad pueda considerar el camino hacia una economía circular eficiente. 

“Para convertirse en empresa B, hay que recorrer un largo camino y la empresa y los equipos que las integran deben involucrarse primero como personas en los valores del sistema B para luego contagiar a nuestra comunidad”, señala Pedro Tarak, cofundador del sistema B. 

A escala mundial cada vez son más las empresas y empresarios que buscan la transparencia y medir sus impactos sociales y ambientales. Las empresas que se certifican como Empresa B asumen un compromiso de mejora continua y ponen su propósito empresarial socioambiental en el centro de su modelo de negocio. 

También se caracterizan por medir y analizar las cinco áreas más relevantes de su empresa que se agrupan en Gobierno, trabajadores, clientes, comunidad y ambiente. El objetivo es ayudar a identificar todos los posibles puntos de mejora y las oportunidades para ser un agente de cambio en la economía, protegiendo la misión y potenciando el triple impacto.

La certificación de Empresa B es entregada por B Lab, una entidad sin fines de lucro en Estados Unidos. Las empresas que certifican reciben una marca colectiva como identidad de mercado. Además se someten a una evaluación integral de su sustentabilidad con instancias de certificación y recertificación y realizan enmiendas a sus herramientas de gobernanza legales.

Para medir el impacto de una empresa, el sistema B tiene Camino +B, un programa diseñado para que las grandes empresas que buscan medir su impacto positivo en base a los más altos estándares internacionales que provee la Evaluación de Impacto B. Se busca así incorporar la gestión de triple impacto dentro de la estrategia organizacional de la empresa. 

Para optar por la certificación de Empresa B, están previstas varias etapas de análisis de elegibilidad y definición de los procesos que deben cumplir la empresa para alcanzar esta meta. Cabe señalar que el programa no garantiza alcanzar dicha certificación, sino que esto dependerá del desempeño de la empresa en la medición y el cumplimiento del proceso respectivo para certificar. 

El sistema B también tiene otro Programa de medición de impacto que se llama Mide lo que importa y está destinado a las empresas que como política institucional deciden medir el impacto positivo de su cadena de valor, incluyendo, por supuesto a sus proveedores y clientes en la gestión de dicho impacto a través de la Evaluación de Impacto B. 

Enfocado en pymes. 

El Sistema B dispone de un programa disponible para empresas pequeñas y medianas que buscan medir su impacto positivo y establecer planes de mejora a corto y mediano plazo. El programa considera una explicación general sobre el proceso de certificación orientado a las empresas participantes, interesadas en optar por este camino de certificación como empresa B.

Una de las novedades de Sistema B Argentina es que se lanzó el primer Club Solidario de beneficios para donantes de Organizaciones No Gubernamentales. El mismo cuenta con una red de cientos de comercios solidarios que brindan ofertas y descuentos a unos 65 mil usuarios que donan a su portfolio de organizaciones. Actualmente existen mil beneficios para los colaboradores.

El sistema B también está articulando con universidades nacionales para expandir más los principios de este paradigma de economía circular. Así lo hizo con la Universidad Nacional de Cuyo, que se convirtió en la primera que brindará orientación de grado en triple impacto para futuros gerentes de empresas. 

La iniciativa surgió de un convenio realizado entre esta casa de estudios y Sistema B Internacional con el que se busca formar a los estudiantes con perspectiva de triple impacto desde las empresas. Así se convirtió en la primera facultad a nivel de latinoamérica en ofrecer dicha orientación en una carrera de grado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?