viernes 21, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
viernes 21, junio 2024

De 5.500 empresas B que hay en el mundo, más de 900 están en Latinoamérica

ESCUCHAR

Sistema B, organización sin fines de lucro que promueve las empresas con propósito, celebra su décimo aniversario. Hoy, 10 años después, el Movimiento B está presente en 18 países de la región. De las 5.500 Empresas B que hay en el mundo, más de 900 están en Latinoamérica y, juntas, facturan 63 billones de dólares y emplean a 120 mil personas. Son firmas que se comprometen a llevar altos estándares de transparencia, responsabilidad y mejora continua. 

La pregunta que enfatizan los impulsores del sistema B es saber qué sentido tiene una economía que crece financieramente pero, por su misma naturaleza, aumenta la inequidad, agota los recursos de la tierra y profundiza la exclusión de las personas.

“A la fecha, 80% de los bosques nativos del mundo ha desaparecido. Cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos y 2 millones de personas sufren hambre. Ya no alcanza con la sustentabilidad, el camino es la regeneración», expresa Pedro Friedrich, copresidente de Sistema B Argentina.

«Sistema B tiene la responsabilidad de ser parte de la solución de los principales desafíos sociales y ambientales acelerando la transición del sector privado hacia una economía más regenerativa, inclusiva y equitativa», agrega Cecilia Peluso, copresidente de Sistema B Argentina.

Soluciones sociales y ambientales

En 2012, Juan Pablo Larenas, Gonzalo Muñoz, María Emilia Correa y Pedro Tarak se unieron con el propósito de crear un ecosistema de empresas y actores económicos en la región para unir fuerzas y capacidades para dar solución a los problemas sociales y ambientales más urgentes. Desde sus inicios y a lo largo de los últimos 10 años, Sistema B ha tenido como misión construir ecosistemas favorables para empresas B y otros actores de triple impacto que utilicen la fuerza de mercado para resolver problemas sociales y ambientales.

Sistema B fue el primer global partner de B Lab. Al fundar Sistema B, la certificación B que alcanzaba a Estados Unidos y Canadá se extendió a Latinoamérica y el Caribe, para después llegar al resto del mundo

La incorporación de Latinoamérica trajo una mirada ecosistémica al movimiento global B, incorporó a otros actores y promovió la articulación de los distintos sectores con una mirada de triple impacto.

Más de 900 empresas B certificadas en Latinoamérica

En estos 10 años, más de 45.000 empresas se midieron a través de la Evaluación de Impacto B (BIA, por sus siglas en inglés) y más de 900 obtuvieron la certificación de empresa B, de las cuáles 186 son argentinas.

Cuatro países de Latinoamérica sancionaron la Ley BIC; y Uruguay, Colombia, Perú y Ecuador cuentan con una figura legal que reconoce las empresas de triple impacto. Además, la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) se convirtió en la primera de la región en proponer una nueva definición de empresa, que contempla no sólo el impacto económico sino también el social y el ambiental. 

Hoy, con más de 900 empresas B, Latinoamérica es la tercera región del mundo con la mayor cantidad de firmas de ese tipo certificadas, después de Norteamérica y Europa. 

En el marco de los 10 años y bajo el lema “Aceleremos el impacto”, el 4 de noviembre, en la Ciudad de Rosario, se llevará a cabo el Día B, el Encuentro Nacional del Movimiento Global B, del que participarán empresarios, académicos, intendentes, legisladores y organizaciones sociales de todo el país. El Día B reunirá a los principales actores ede Argentina para acelerar las nuevas economías, con el objetivo de encontrar mejores soluciones a las problemáticas sociales y ambientales más urgentes. 

A la vez, esta certificación reconoce las compañías que se comprometen a transitar un camino de triple impacto (económico, social y ambiental) y mejora contínua. Las empresas B son un ejemplo de que es posible hacer buenos negocios mientras se crea valor positivo para las personas y el medio ambiente.

“Hoy el éxito empresarial está dado por la generación de soluciones a problemas sociales y ambientales de manera intencional e incremental, utilizando la fuerza del mercado para potenciarlas. Mejorar continuamente el desempeño social, ambiental y financiero para llegar a ser una mejor empresa para el mundo, debería ser su objetivo principal”, añade Juan Pablo Larenas, otro cofundador de Sistema B.

El proceso para certificar como empresa B se inicia con la evaluación de impacto B, que mide la gestión integral del negocio, considerando el impacto en cinco ejes: gobernanza, comunidad, trabajadores, medio ambiente y clientes. Quienes logren alcanzar el puntaje mínimo requerido y atraviesen las instancias de verificación, obtienen la certificación de empresa B, que tiene una duración de tres años y es renovable. Más que un sello de perfección, constituye un compromiso de mejora continua y una nueva manera de hacer negocios. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?