Con un “motor eficiente”, cordobeses ganaron la final de un concurso nacional

Este año, la iniciativa organizada por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina tuvo tres premiados, cada uno acreedor de 130.000 pesos más servicios gratuitos para la optimización de sus modelos de negocios y asistencia tecnológica. Uno de ellos fue Tor Q Energy, un nuevo motor con mayor eficiencia y menor cantidad de piezas que los tradicionales

Por Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

La Comisión de Jóvenes de Adimra, que desde 2014 realiza el Concurso de Emprendedores Metalúrgicos para promover el desarrollo de proyectos innovadores con aplicación en el sector e incentivar su llegada al mercado, anunció los tres proyectos galardonados, que quedaron entre los 10 finalistas de un total de 99 proyectos evaluados: Tor Q Energy es una iniciativa cordobesa y es una de las ganadoras.
Se trata de un emprendimiento orientado al desarrollo de un nuevo motor con mayor eficiencia y menor cantidad de piezas que los tradicionales. Agustín Ramello De la Vega (licenciado en Economía y máster en Finanzas), Germán Quintana (diseñador Industrial) y Juan Carlos Torres (abogado) son quienes están detrás de este proyecto.
“Actualmente los motores de combustión interna de la industria automovilística, agro, náutica, generación eléctrica y demás, son motores con una eficiencia promedio de 25%, es decir de cada 100 litros de combustible que utilizan, sólo 25 litros se convierten en trabajo útil, los 75 litros restantes se liberan al medio ambiente en forma de gases contaminantes, siempre y cuando se los utilice en las mejores condiciones operativas, por ejemplos: un vehículo en ruta a velocidad constante puede ofrecer 25% de eficiencia pero, en la ciudad ese valor se acerca al 15%”, explica a Comercio y Justicia Quintana y agregó que esta problemática está asociada a un “diseño de motor que tiene 120 años”.

De esta manera, la propuesta cordobesa elimina estos sistemas simplificando la construcción del motor. “Es una nueva arquitectura que permite una eficiencia mayor comprobada en los prototipos medidos en instituciones de gran prestigio en el país, allí las mediciones fueron cercanas al 40% y estimamos aumentar en los modelos siguientes, al 45%”, agrega el emprendedor.
Si bien es un sistema que aún utiliza combustible fósil, según destacan sus creadores, lo hace de una manera mucho más eficiente y menos contaminante; también tiene la posibilidad de utilizar gas de biodigestores de basura o estiércol para generadores eléctricos y así volverlo una solución integral al problema energético y de contaminación ambiental.
También resaltan que una de sus mayores ventajas, además de ser más compacto y liviano (tiene 30% del tamaño y peso bruto) que los motores actuales, es que puede variar sus parámetros de compresión, esto quiere decir que un mismo motor puede utilizar cualquier tipo de combustible y hacerlo de la manera más eficiente: podría utilizar nafta, gasoil, GNC, alcohol, biodiésel, metano y otros, en una misma unidad de potencia, cualidad única que los motores actuales no tienen.
“Apuntamos a todas las industrias que hoy utilizan motores como plantas de potencia, pero inicialmente nos enfocamos en la generación eléctrica ya que ofrece un potencial muy alto por su bajo consumo y prestaciones. Actualmente tenemos en proceso un generador de 10 KW de potencia, la tecnología que estamos aplicando permitiría reemplazar motores tradicionales que hoy tienen 200 Kg de peso por un motor TOR-Q de tan solo 70 Kg. con una eficiencia mucho mayor”, puntualiza Quintana.

Financiamiento y aceleración
Además del premio monetario de 130.000 pesos cada uno de los ganadores, este año los 10 finalistas recibirán como premio la participación en una semana intensiva de aceleración de sus proyectos en las instalaciones de Adimra Incuba en la ciudad de Buenos Aires.
Este premio contempla la prestación de servicios en forma gratuita a los emprendedores para la optimización de sus modelos de negocio, el brindado de capacitaciones específicas de comercialización, mejora de productividad y nuevas tecnologías, y fundamentalmente, la vinculación entre pares y con empresarios metalúrgicos que comenten sus experiencias.
También, los emprendedores contarán con la asistencia tecnológica para la mejora de sus prototipos o productos mediante la prestación de servicios de la Red de Centros Tecnológicos de Adimra, y la vinculación con entidades de financiamiento público para obtener fondos adicionales para sus proyectos.
De esta manera, se pretende continuar potenciando a las nuevas industrias metalúrgicas innovadoras de todo el país.
Según cuentan los emprendedores cordobeses, el premio se repartirá entre mejoras de los últimos prototipos y en nuevas patentes. “Vamos a continuar con el desarrollo técnico del último prototipo y buscamos vincularnos para acceder a rondas de inversión o asociarnos con productores del sector”, agrega el diseñador industrial.

Otros ganadores
Los demás proyectos ganadores son de emprendedores de Buenos Aires. Uno es “Barril Keggi”, una empresa dedicada a la fabricación de barriles de cerveza hogareños orientado al mercado de la cerveza artesanal. El otro es un equipo portátil para el diagnóstico de apneas del sueño.
Durante el acto de premiación de los ganadores, Alberto Balangione, presidente de la Comisión de Adimra Joven, destacó: “Desde el inicio del Concurso de Emprendedores Metalúrgicos en 2014, Adimra viene realizando un gran trabajo fortaleciendo los proyectos que asiste con un amplio abanico de soluciones que abarcan aspectos tecnológicos, económicos, productivos y comerciales.”
Por su parte, Jorge Scian, vicepresidente de la Comisión de Adimra Joven, dio detalles del trabajo realizado durante todo el concurso y detalló: “Al día de hoy se trabajaron con más de 550 proyectos de todas las provincias del país, con inversiones generadas que superaron los cuatro millones de pesos”.

Artículos destacados