La mitad de la investigación científica en manos de mujeres

La incidencia de las investigadoras es mayor en el área de las ciencias sociales y particularmente baja en tecnología. Radiografía de la evolución de su contribución en la generación del conocimiento en Argentina.

Gracias al incremento de la participación femenina en la universidad y el mundo laboral, las mujeres han aumentado su presencia en las actividades científicas. Así lo consignó el informe «Género en cifras: mujeres y varones en la sociedad argentina», presentado el viernes pasado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Según el estudio, «alrededor de 50% de los investigadores son mujeres. Sin embargo, a medida que se incrementa el escalafón o categoría, la proporción de mujeres disminuye» y llega a sólo 17,6% en el nivel más alto de la carrera, frente a 82,4% de los hombres”.

Cabe señalar que la cifra citada referencia los últimos datos suministrados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que reflejan que Argentina ha crecido en equidad de género en materia de ingreso y sostenimiento de las mujeres en el campo científico.

Sin embargo, al desglosar la composición de esa radiografía que develó el informe de PNUD se encuentran diferencias claves entre hombres y mujeres.

Por ejemplo, cuando se considera la “dedicación” aparecen las diferencias, ya que 62% de los varones tiene dedicación de tiempo completo en tanto que entre las mujeres la dedicación full alcanza 54%.

En el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) la participación de las mujeres es muy disímil en cada una de las categorías de investigador. A medida que se incrementa el escalafón o categoría de investigador, la proporción de mujeres disminuye.

Cuello de botella
Así, mientras entre investigadores “asistentes” (la categoría más baja) la mayoría son mujeres (60%), su presencia disminuye sostenidamente, hasta alcanzar sólo 30% y 18% entre los investigadores principales y superiores, respectivamente. “Esta relación inversa entre la representación femenina y el escalafón de investigador se repite en casi todas las grandes áreas de conocimiento, si bien se destaca la mayor participación de mujeres en escalafones más altos en el área de ciencias sociales. Por el contrario, la incidencia de las mujeres es particularmente baja en el área de tecnología”, detalló el informe.

En los últimos años hubo avances significativos en relación con la igualdad de género. Según el estudio, entre los “muy evidentes” figuran los alcances educativos, los cambios en los patrones laborales y la incorporación de mujeres en áreas que tradicionalmente les estuvieron vedadas, todos pasos esenciales para equiparar el acceso al sistema científico-tecnológico.

En alza
Crece la feminización de la educación superior

Sobre el ámbito educativo, el acceso de las mujeres argentinas al nivel superior de educación es considerado «notable”.

“En los niveles terciarios y universitarios las estudiantes son 30% más que los hombres» resaltó el informe de PNUD.

Si se distingue entre mujeres y varones, se observa que las primeras asisten en mayor proporción que los segundos, tanto al nivel terciario como al universitario. Esta diferencia en favor de las mujeres se ha mantenido relativamente estable durante la última década.

Artículos destacados