domingo 19, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 19, mayo 2024

Del “mirador de las estrellas” a la realidad virtual, apuesta para democratizar la ciencia

ESCUCHAR

Subir 24 metros y contemplar los planetas a través de un telescopio desde el corazón de Nueva Córdoba, calzarse los lentes inmersivos y viajar a Marte para conocer su misterioso aspecto sin levantarse de una silla, experiencias que se suman a la renovada Plaza Cielo Tierra

Subiendo una estructura de 24 metros, en plena Nueva Córdoba, existe una cúpula giratoria por encima de las luces del Parque de las Tejas. ¿La propuesta? Imperdible: acercarse a contemplar el cielo.

Se trata del primer Mirador de estrellas de Córdoba, ubicado en el parque del Centro de Interpretación Científica Plaza Cielo Tierra. Acaba de inaugurar y completa un circuito de experiencias de cercanía y comprensión de la ciencia que incluye realidad virtual. Quien visite este espacio co-creado por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el gobierno de la Provincia de Córdoba, podrá experimentar también con lentes de realidad virtual y auriculares para realizar un viaje por el universo sin moverse de su asiento. 

Daniel Barraco Díaz, doctor en física y presidente de la Fundación Plaza Cielo Tierra, fue el guía de un recorrido para la prensa, donde explicó las nuevas propuestas y lo que se viene, siempre con la meta de “democratizar la ciencia”. 

– ¿Qué novedad ofrece el primer Mirador de Estrellas de Córdoba?

– El Mirador de Estrellas nos va a permitir, las noches estrelladas, osea que no esté nublado totalmente, mirar las estrellas, planetas o cúmulos de estrellas que se ven desde la ciudad de Córdoba. Lamentablemente no es mucho porque la contaminación lumínica es muy alta, es mejor en el campo, pero es para que los chicos alguna vez puedan ver a través de un telescopio. 

Ese telescopio es de 11 pulgadas, es interesante, se pueden ver muy bien los anillos de Saturno por ejemplo, y se pueden ver muchísimos cúmulos que a simple vista no se ven. Es una propuesta interesante, la gente lo puede ver por el ocular, cosa que normalmente no se hace, pero también tenemos metida una cámara dentro del telescopio con lo cual se puede ver en un televisor. 

Vamos a empezar a dar turnos, algunos días durante el verano y el otoño, tiene que haber buen clima, porque está alto, a 24 metros, y hace frío a la noche. El grupo será de 20 personas, no es tan grande el espacio, y no pueden venir menores de 14 años, porque hay que ir por escaleras y hace falta que la gente esté tranquila y prestando atención. Va a ser una visita distinta a la usual, va a ser a la noche. 

– ¿De qué se trata la experiencia inmersiva que sumaron a sus propuestas?

– Esta novedad tiene su historia, fue la manera de zafar a la pandemia, cuando nos dejaron abrir pero no podíamos estar en espacios pequeños. ¿Cómo hacíamos para entretener a los chicos sin tener el espacio del planetario? Allí fue entonces que pensamos en la realidad inmersiva. 

Utilizamos los videos de realidad inmersiva, en este caso un viaje a Marte pero también hay otros. Movés la cabeza para todos lados y cambia totalmente el panorama, realmente estás dentro del viaje. Tiene pantallas que tienen giróscopo y se van dando cuenta cuando vas girando la cabeza y se va alineando en distintas posiciones. Los chicos se vuelven locos.

Si bien estas cosas existen ya hace tiempo en la informática y la computación, no está tan generalizado sobre todo con niños que no vienen de hogares con mucho poder adquisitivo. Entonces es realmente una novedad para ellos. Queremos que haya una democratización de la ciencia, y esto les permite saber que esto existe y lo lindo que es. 

Lo que se viene

Para Barraco Díaz es fundamental que quienes visiten el lugar accedan a nuevos conocimientos. “Queremos que sepan cómo ve la ciencia ciertas cosas, de donde sale el vulcanismo, de donde salen los terremotos, por qué se ve el cielo como se ve, por qué rota la tierra y no es el sol que gira alrededor nuestro. Todas esas cosas intentamos mostrarlas, ya no en un pizarrón, se tocan, se ve, se palpa. Si por mi fuera, quisiera que se sienta la humedad de la tierra o se sienten los olores. Vamos a intentar tener más información en ese sentido, ya tenemos sonido por ejemplo en el dinosaurio”, concluyó.  

Un dato para subrayar: el espíritu de Julio Verne está en el corazón del Centro de Interpretación Científica. Durante 15 minutos el visitante puede disfrutar de una fiel reproducción del cielo desde Córdoba, pasando por diferentes sectores del sistema de coordenadas geográficas. ¿Dónde? en el Planetario Julio Verne. Lleva ese nombre en honor al escritor, poeta y dramaturgo francés Julio Verne, ya que este dispositivo de proyección es una donación del municipio de la ciudad francesa de Nantes, donde nació Verne. Este soporte instrumental, de la firma Zeiss, resulta una herramienta única que ofrece un acercamiento detallado a contenidos astronómicos y otras ciencias. 

Más información en www.plazacielotierra.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?