Búsquedas laborales de verano ya no son sólo para suplencias

En época estival, las empresas ahora tienden a contratar personal en cargos medios y de responsabilidad. Los períodos de reemplazos sirven para demostrar solvencia laboral.

La temporada estival es históricamente, en las áreas de recursos humanos, una época de búsquedas orientadas a cubrir vacantes y suplencias. Sin embargo, desde hace unos años ello ha comenzado a cambiar. “En los últimos períodos se ha notado una marcada tendencia en las empresas a contratar personal de todo tipo, especialmente en cargos medios y de responsabilidad. Y, aunque se ingrese en una suplencia, siempre será válido para demostrar la solvencia del recurso humano y generar la empatía necesaria para continuar en el cargo”, afirma Daniela Rincónez, licenciada en Recursos Humanos, gerente de Selección  de la firma cordobesa Consultores de Empresas.

Para aprovechar esta nueva tendencia, Rincónez  brinda una serie de recomendaciones para que quienes están descocupados puedan aprovechar estas búsquedas laborales y mejoren su performance en la presentación de sus curriculums.

“En primer lugar debemos saber que buscar trabajo es, por definición, una situación que genera estrés.

Constantemente el desempleado se encuentra bajo el férreo escrutinio de su grupo social de referencia y ello es muy dañino. Ante eso, es bueno recordar que la búsqueda de trabajo debe ser el resultado de un proceso de crecimiento personal y no el resultado de la presión social. Nadie es elegido para un puesto, si no se encuentra en óptimas condiciones para desarrollar la función”, aclara.

Ante esta situación, tres consejos prácticos son:

– Realizar una búsqueda efectiva.  Buscar trabajo necesita claramente de una estrategia. La búsqueda debe contar con objetivos claros y definidos, contar con un plan de acción y conocer perfectamente a dónde se quiere llegar. Para ello, es necesario manejarse con absoluto realismo y saber qué puede brindar cada uno a las organizaciones.

– Diseñar un perfil laboral correcto. Éste es el resultado del proceso formativo, laboral y actitudinal del aspirante. Si se conocen positivamente las cualidades y experiencias que cada uno puede aportar a una organización, la búsqueda laborar tendrá resultados satisfactorios.

– Elaborar correctamente el currículo vitae. No se puede confeccionar una hoja de vida genérica y tratar de aplicarla a los más diversos puestos. Cada presentación debe ser pensada y diagramada en relación con la búsqueda particular. Así se tendrá mayor posibilidad de pasar a la etapa de entrevista personal.

Finalmente, Rincónez resaltó que “la época de verano presenta múltiples oportunidades de inserción laboral. El éxito en la consecución del trabajo deseado dependerá del profesionalismo que se aplique en planificar y ejecutar dicha búsqueda”.

Artículos destacados