jueves 23, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 23, mayo 2024

Ahora los vecinos de Córdoba capital pueden reportar los ruidos molestos

ESCUCHAR

La exposición permanente genera estrés, ansiedad, dolores de cabeza y náuseas. El Centro de Investigaciones Acústicas y Luminotécnicas (CIAL) de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño Industrial de la UNC puso en marcha una web para registrar reclamos.

El área central de la ciudad de Córdoba registra en la actualidad una contaminación acústica aproximada a 76/78 decibeles, según datos provistos por el Centro de Investigaciones Acústicas y Luminotécnicas (CIAL) de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño Industrial (FAUD) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
El dato no es menor si se tiene en cuenta que la exposición a los comúnmente denominados ruidos molestos puede ser causante de distintos síntomas como ansiedad, aturdimiento, cansancio, dolor de cabeza, estrés, irritabilidad, mareos y náuseas. Especialistas mundiales señalan que los niveles promedio aceptables oscilan entre 55 y 60 decibeles.
Con el objetivo de precisar información sobre la ciudad, que luego pueda contribuir a políticas públicas tendientes a reducir la contaminación sonora, el Observatorio de Ruido Córdoba (www.ruidocba.webs.fcm.unc.edu.ar) puso en marcha una página web para que los vecinos reporten la problemática que los atañe en esta materia. Para ello deberá ingresar a http://reporteruido.cial.faudi.unc.edu.ar y allí expresar su reclamo.

Según explicó a Comercio y Justicia el director del CIAL, el arquitecto Arturo Maristany, de esta manera podrán conformar una base de información imprescindible para reconocer la demanda social frente a la problemática de la contaminación sonora.
El sitio consta de un breve formulario en el cual las personas pueden ingresar la ubicación o dirección de origen del ruido, su tipo, grado de molestia y una descripción sintética. Optativamente, también podrá subir una grabación del ruido.
La propuesta es desarrollada por un equipo técnico conformado por docentes, profesionales e investigadores de la Escuela de Fonoaudiología de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) y del CIAL – FAUD. El objetivo es generar conciencia de lo que significa este tipo de contaminación y su impacto en la calidad de vida.
Según informó Maristany, mediante una encuesta que se puso en marcha en agosto pasado, relevaron las principales demandas y quejas  de los cordobeses.
Para la mayoría de los encuestados, la zona Centro de la ciudad es el lugar más ruidoso (33%), seguido por las avenidas (15%), Nueva Córdoba (11%), zona de Patio Olmos/Casa Radical (7%), Plaza España (6%), avenidas Colón y General Paz (4%), la Av. Vélez Sarsfield (2%), el Kempes (2%) y el Buen Pastor (2%).

En tanto, los causantes de ese ruido fueron referenciados como provenientes de tráfico (35%); boliches/locales bailables/confiterías (16%) y la construcción (14%) como los mas significativos, seguidos de los escapes de motos y fiestas particulares (5% cada uno), las manifestaciones y espectáculos públicos (4% cada uno), el ladrido de perros (2,67%) y el helicóptero nocturno (2%).
Finalmente, el escape libre de los vehículos y los taladros perforadores son considerados los ruidos más insoportables, seguidos por las alarmas de los coches y las motos circulando.

Exposición al ruido
Conocer el impacto para diseñar controles

“Las consecuencias para la salud de la exposición frecuente a ruidos de alta intensidad son variadas. Se dividen en efectos fisiológicos y también los psicológicos. Entre éstos se encuentran el estrés, el cansancio, la falta de concentración en el trabajo y no poder conciliar el sueño, entre otros”, especificó la arquitecta Leandra Abadía, vicedirectora del CIAL de la Facultad de Arquitectura de la UNC.
“Si bien la idea de ruido molesto es totalmente subjetivo y depende de distintas variables, se pueden realizar algunas mediciones cuantitativas que den cuenta del tipo de exposición que están teniendo las personas”, agregó al contextualizar el trabajo del Observatorio de Ruido Córdoba dependiente del CIAL y de la Escuela de Fonoaudiología de la FCM.

La información recopilada por el mencionado observatorio permitirá conocer y mensurar el impacto específico de los problemas de ruido en la población, para posteriormente elevar la información a autoridades y organismos de control, gestión e investigación, permitiendo el desarrollo de nuevas estrategias, normas y sistemas referenciales de control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?