sábado 13, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
sábado 13, abril 2024

Policía de establecimientos navales

ESCUCHAR

La Policía de Establecimientos Navales cumple la función de policía de seguridad y judicial en los lugares sometidos exclusivamente a jurisdicción militar de la Armada Argentina. Es de carácter civil, de nivel federal, integra los organismos de la Armada y su sede central se halla en la Base Naval Puerto Belgrano.

Fue un presidente cordobés, José Figueroa Alcorta, quien la creó, el 5 de enero de 1907, con la denominación de “Policía del Puerto Militar”, en lo que se llamaba por entonces Puerto Militar de Bahía Blanca, hoy Base Naval Puerto Belgrano.

Su dotación inicial fue de 20 agentes, los que debían regirse en su actividad por los reglamentos de la Policía de la Capital Federal, teniendo como misión el cumplimiento de funciones de seguridad y vigilancia dentro de la zona militar. 

Proteger los bienes del Estado depositados en el puerto y los talleres, así como brindar seguridad a la incipiente población de la base, fueron sus primeras tareas. 

Atento a su carácter civil, debían -además de los reglamentos navales- observar en sus procedimientos las establecidas en el Código de Procedimientos Penales de la Nación.

El rápido crecimiento de la Base Naval determinó el incremento de sus efectivos para atender sus tareas. En la actualidad, la Policía de Establecimientos Navales cumple funciones en el Destacamento Intendencia Naval Buenos Aires, el Comando de Transportes Navales, la Base Aeronaval Comandante Espora, la Base Infantería de Marina Baterías y en la Base Naval Mar del Plata.

En 1923, por disposición del presidente Marcelo Torcuato de Alvear el Puerto Militar pasó a llamarse “Puerto Belgrano”, en homenaje al bergantín General Belgrano que en 1824 y al mando del capitán Francisco Seguí recorrió la zona con el fin de practicar un minucioso relevamiento de las costas y el fondo del apostadero. 

El 6 de septiembre de 1935, por Orden General de la Armada. se formalizaron las funciones y se asignaron las dependencias a la Policía, designándose a partir de este momento a la sede como Comisaría de la Base, en Puerto Belgrano.

Para 1958 se puso en vigencia el Reglamento de Acceso, Permanencia y Circulación de Personas, que es una de las funciones más típicas de esa fuerza dentro de las bases navales. 

Ese mismo año se sancionó por decreto ley Nº 5177 el estatuto que hoy todavía la rige, adoptando su presente denominación. Dicha norma fue ratificada ese mismo año por la ley 14467.

Entre los considerandos de la medida se expresó que, con base en el medio siglo de actuación en la Base Naval de Puerto Belgrano de esta policía de carácter civil, se entendía que “ese servicio de seguridad es cada vez más necesario, no sólo en dicha base naval, donde tuvo su origen y demostró su eficacia, sino también en otros establecimientos navales que tienen numeroso personal civil”.

También se entendió que dicha policía debía desempeñar “todas las funciones policiales” colaborando, por consiguiente, con los jueces nacionales. Por ello tiene asignadas las funciones tanto de policía de seguridad como judicial en los lugares sometidos exclusivamente a la jurisdicción militar naval, dependiendo del entonces Ministerio de Marina y estando su personal directamente subordinado a la autoridad naval del establecimiento en donde actuaren.

Tiene asimismo grados y jerarquías propias. En el personal superior el grado inicial es oficial subayudante, pasando luego a ayudante, subinspector, inspector, subcomisario, comisario y comisario inspector que es quien la dirige. Los grados en el personal subalterno van de agente, en sus distintos niveles, a suboficial escribiente.

Asimismo, existe la obligatoriedad de cooperar y de acción supletoria, en sus respectivas jurisdicciones, entre la Policía de Establecimientos Navales y la Policía Federal, Prefectura Nacional Marítima y Gendarmería Nacional.

En cuanto a sus funciones y atribuciones, como policía de seguridad tiene el mantenimiento del orden, cumplimiento de las disposiciones y órdenes existentes, control del acceso y salida de los establecimientos navales e impedir delitos, debiendo colaborar en casos de peligro común, como ser incendios, explosiones u otros siniestros.

En su carácter de policía judicial debe practicar preventivamente todas las diligencias urgentes tendientes a averiguar los delitos, proceder a la detención de personas que indicaren las autoridades judiciales, prestar de la fuerza para el cumplimiento de las órdenes y resoluciones de los jueces, así como colaborar con ellos en la investigación de infracciones o delitos comunes.

En 1976 se incorporaron las primeras mujeres, seis agentes femeninas, que también fueron las primeras mujeres en uniforme dentro de la Armada Argentina.

En 1980 se estableció la entonces Brigada de Neutralización de Explosivos No Militares, en la actualidad la División Brigada de Explosivos, que capacitó a no pocas policías en la materia, así como al Grupo Halcón y al Servicio Penitenciario.

Asimismo, forman parte del Centro de Operaciones ante la Emergencia Municipal de la ciudad de Punta Alta, por lo que prestan servicios en dicha ciudad y alrededores.

En el presente, con 116 años de vida institucional la Policía de Establecimientos Navales, cuenta en la actualidad con unos 330 efectivos, habiendo progresado cuantitativa y cualitativamente en su singular misión y jurisdicción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

Sin contenido disponible

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?