martes 23, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
martes 23, abril 2024

El rey mago que murió en Armenia: la verdadera historia de Melchor, Gaspar y Baltasar

ESCUCHAR

Por Florencia Rusconi

Los tres Reyes Magos no eran reyes, no eran magos y ni siquiera eran tres.

Este viernes, la iglesia Católica celebra la llegada de los Reyes Magos, fiesta que se conoce como la Epifanía, vocablo que significa revelación y que el diccionario define así: «Manifestación evidente de una divinidad entre los seres humanos».

La conmemoración oficial de la llegada de los Magos es una de las festividades cristianas más antiguas. Los católicos romanos celebran la Epifanía el 6 de enero, mientras que las de fe cristiana ortodoxa la celebran el 19 de enero.

El caso que nos ocupa hace referencia al hecho de que aquel hijo de José y María de nombre Jesús fue reconocido a los ojos del mundo como Dios gracias a la visita de unos sabios llegados de Oriente.

Hoy los “reyes magos” se han visto eclipsados por Papá Noel, a pesar de que ellos sí, aparecen mencionados en la Biblia en el relato del nacimiento de Cristo, aunque no identificados por sus nombres.

El relato bíblico

Si buscamos en la Biblia, es muy frustrante no encontrar en ella los tan conocidos nombres de los Reyes Magos. Para los católicos, el relato de San Mateo es la «pista» más fiable que confirma que los Reyes Magos fueron personajes históricos reales, pero hay que recordar que el santo no dice que fueran reyes ni tampoco cita sus nombres o describe su aspecto.

Según el Evangelio de Mateo, una brillante estrella guió a los magos desde Oriente hasta detenerse «sobre el lugar donde se encontraba el niño». Esos simpáticos personajes de los que habla, curiosamente, sólo Mateo en el capítulo 2, desde el versículo 1 al 12 (los otros tres evangelios no los mencionan), son los más imprecisos dentro de la historia pero los más recordados, junto con el nacimiento de Jesús.

Narra Mateo: «Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos ,diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle” (Mateo 2:1-12).

El rey Herodes, preocupado, se asesoró con los grandes sacerdotes y los maestros en leyes, que le confirmaron que el Mesías había de nacer en Belén, como vaticinaban las escrituras. 

Entonces hizo llamar a los sabios llegados de Oriente y les dijo que, cuando localizaran al niño, le avisaran: «Cuando lo encontréis, avisadme, para que yo también vaya a adorarlo«. 

Mateo relata: «Al ver la estrella, los sabios se llenaron de alegría. Luego entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre. Y arrodillándose, lo adoraron. Abrieron sus cofres y le ofrecieron oro, incienso y mirra. Después, advertidos en sueños de que no volvieran a donde estaba Herodes, regresaron a su tierra por otro camino» (Mateo 2:7-12).

Hasta aquí lo que dice el único evangelista que refiere esta historia.

¿Fueron al establo? Mateo dice que fueron «a la casa» de José y María. Parece que los sabios no fueron al establo a adorar a Jesús sino a su casa en Belén, al lado de Jerusalén, donde estaba el palacio de Herodes.

Pero su casa estaba en Nazaret, un pueblecito de Galilea, una región al norte de Judea. Seguramente estaban allí, en algún lugar más cómodo, dado que María acababa de alumbrar. En todo caso, no parece que la Sagrada Familia esperara en el pesebre para recibir la visita de los sabios.

Herodes, a partir de la conversación con los sabios, dedujo que Jesús debía de tener menos de dos años. Por eso, cuando se sintió burlado por los visitantes, ordenó la matanza de los varones menores de dos años (los Santos Inocentes).

Los “reyes” no tenían ningún reino. El Evangelio dice que eran magos pero no porque practicaran la magia. En la antigüedad, se llamaba magos a los estudiosos de las ciencias, a los sabios, especialmente a los astrónomos y astrólogos.

¿Eran tres? Mateo no lo especifica. Habla de unos sabios que llevaron tres presentes, eso sí. Parece que a partir de este número se estableció que eran tres. Sin embargo, la iglesia Armenia aún hoy considera que eran doce. Los plurales son indefinidos.

¿Cómo se llamaban? Mateo no lo dice y los evangelios apócrifos tampoco. Parece que la primera documentación de los tres nombres (Melchor, Gaspar y Baltasar) es un mosaico de la basílica de San Apolinar el Nuevo, en la ciudad italiana de Rávena, aunque algunos estudiosos habían atribuido a Beda el Venerable la fijación de estos nombres. Es de los siglos VI-VII y una de las primeras documentaciones de los Reyes Magos. Ninguno era negro.

En algunas representaciones artísticas (y también en algunos belenes napolitanos) cada rey va con un animal distinto: un caballo, un elefante y un camello.

Las narraciones posteriores de la historia identificaron los nombres de los magos, así como sus tierras de origen: Melchor de Persia, Gaspar (también llamado Caspar y Jaspar) de la India y Baltasar de Arabia. Sus presentes también tenían significados simbólicos especiales: el oro representaba la condición de Jesús de «rey de los judíos»; el incienso, la divinidad del niño y su identidad como Hijo de Dios; y la mirra se refería a la mortalidad de Jesús.

 El enigma de la estrella de Belén 

Hay muchas sugerencias acerca del origen natural de esta estrella notable. 

¿Existió realmente o se trató de un cometa? Una hipótesis plantea que pudo haberse tratado del cometa Halley, que se acerca a la Tierra aproximadamente cada 75 años.

El astrofísico Mark Kidger investigó la cuestión en su libro La estrella de Belén y se orientó hacia la triple conjunción planetaria entre Júpiter y Saturno. Los dos planetas se alinearon tres veces en el año 7 antes de Cristo, en la fecha aproximada del nacimiento de Jesús -quien no nació en el año 0 a partir del cual se inicia la era cristiana y el actual calendario gregoriano-. 

La posibilidad de un cometa fue planteada por astrónomos chinos y coreanos, quienes pusieron fecha a la existencia de un cometa sin cola en fecha cercana al nacimiento de  Jesús. Por su parte, otro astrofísico, Michael Molnar, sugiere que en realidad hubo un fenómeno al que solamente estaban atentos los sabios de la época. Lo que podría haber pasado como señal de la venida del Mesías son las ocultaciones de Júpiter tras la Luna en el año 6 antes de Cristo, en Aries, un símbolo que los griegos asociaban a Judea. 

Evangelio armenio

La búsqueda es infructuosa porque los nombres de los magos no aparecen en ningún texto bíblico sino, por primera vez, en un libro apócrifo armenio conocido como el Evangelio Armenio de la Infancia de Cristo, obra que trata de los pormenores de la biografía de Jesús durante su infancia.

En un capítulo de este libro -sorprendentemente disponible en idioma español-, entre otros tantos detalles leemos: “He aquí que los magos de Oriente, que habían salido de su país hacía nueve meses y que llevaban consigo un ejército numeroso, llegaron a la ciudad de Jerusalén. Y aquellos reyes de los magos eran tres hermanos. El primero era Melkón, rey de los persas; el segundo, Gaspar, rey de los indios; y el tercero, Baltasar, rey de los árabes. El primer rey, Melkón, aportaba como presentes mirra, áloe, muselina, púrpura, cintas de lino y también los libros escritos y sellados por el dedo de Dios. El segundo rey, Gaspar, aportaba en honor al niño, nardo, cinamomo, canela e incienso. Y el tercer rey, Baltasar, traía consigo oro, piedras preciosas, perlas finas y zafiros de gran precio.” (Capítulo XI, 1-2)

El rey mago que murió en armenia

Sergio Kniasian, fundador y director del Centro de Cultura Armenia de la República Argentina, publicó en el semanario armenio Sardarabad (Bs. As., 7/1/2022) una muy interesante nota sobre este tema.

“Antes de los terribles días del Genocidio de 1915, a las afueras de la ciudad de Mush, a media hora hacia el este, se encontraba el Monasterio de San Gaspar. Erigido en medio de un gran viñedo, el monasterio honraba la memoria de uno de los tres Reyes Magos quienes, huyendo de Tierra Santa, llegaron a Armenia, donde Gaspar enfermó y murió. La llegada de la gran comitiva a Armenia llamó la atención de los pobladores de las localidades por donde fue pasando, los ropajes exóticos, los bordados de oro y plata brillando y reflejando la luz del sol, las extrañas facciones de sus miembros, la magnanimidad de los tres reyes que la encabezaban, los camellos, caballos y mulas. Todo era casi mágico”, relata Sergio Kniasian

El autor, sobre la muerte de Gaspar, relata que los armenios agasajaron a los huéspedes en todo lugar donde estuvieron. Sin embargo, repentinamente el rey Gaspar comenzó a sentirse mal. Finalmente, llegando a la provincia de Darón, el rey mago empeoró terriblemente. Gaspar, sintiendo que su fin estaba próximo y notando el paradisíaco emplazamiento, pidió que cuando muriera lo enterraran en ese preciso lugar. Cuando Gaspar falleció, el dueño de los viñedos contiguos se ofreció a hacerse cargo del cuidado del lugar santo, construyendo un santuario donde el rey mago sería dignamente recordado por las sucesivas generaciones. 

El monasterio, que contaba con una capilla donde yacían los restos del rey mago y todo el Monasterio de San Gaspar en sí desapareció durante la ola destructiva del Genocidio de 1915, junto con toda presencia armenia en la región. Hoy sólo queda el recuerdo y la historia convertida en leyenda.

Existen historias que hablan de un cuarto rey mago. Es el punto de partida de El otro Rey Mago, la novela corta de Henry van Dyke, aparecida en 1895, que narra la historia de Artabán, que se retrasa en el viaje y no llega a tiempo a Belén: José y María habían huido con su hijo a Egipto.

Hasta 1976, junto al Carnaval, el día de Reyes era feriado en la Argentina. La dictadura suprimió esos feriados y solamente se restituyó el de lunes y martes de Carnaval.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?