martes 5, diciembre 2023
El tiempo - Tutiempo.net
martes 5, diciembre 2023

Alarmadas por los chatbots de IA, las universidades renuevan la forma de enseñar

Inteligencia Artificial. El nuevo proyecto pone el foco en las decisiones automatizadas.
ESCUCHAR

Por Kalley Huang (*)

Mientras calificaba ensayos para su curso de religiones mundiales, el mes pasado, Antony Aumann, profesor de filosofía en la Universidad del Norte de Michigan, EEUU, leyó lo que dijo que era fácilmente “el mejor trabajo de la clase”. Exploró la moralidad de las prohibiciones burka con párrafos limpios, ejemplos apropiados y argumentos rigurosos. Al instante se levantó una bandera roja.

El profesor Aumann confrontó a su alumno sobre si él mismo había escrito el ensayo. El estudiante confesó haber usado ChatGPT, un chatbot que brinda información, explica conceptos y genera ideas en oraciones simples y, en este caso, había escrito el artículo.

Alarmado por su descubrimiento, Aumann decidió transformar la redacción de ensayos para sus cursos de este semestre. Él planea exigir a los estudiantes que escriban los primeros borradores en el salón de clases, utilizando navegadores que monitorean y restringen la actividad de la computadora. En borradores posteriores, los estudiantes tienen que explicar cada revisión. El profesor, que puede renunciar a los ensayos en los semestres siguientes, también planea entretejer ChatGPT en las lecciones al pedirles a los estudiantes que evalúen las respuestas del chatbot.

“Lo que sucederá en clase ya no será ‘Aquí hay algunas preguntas, hablemos de eso entre nosotros, los seres humanos”, dijo. “Será: ‘¿Qué piensa también este robot alienígena?”.

En EEUU, profesores universitarios como Aumann, jefes de departamento y administradores están comenzando a reformar las aulas en respuesta a ChatGPT, lo que provoca un cambio potencialmente enorme en la enseñanza y el aprendizaje. Algunos profesores están rediseñando sus cursos por completo, haciendo cambios que incluyen más exámenes orales, trabajo en grupo y evaluaciones escritas a mano en lugar de mecanografiadas.

Los movimientos son parte de una lucha en tiempo real con una nueva ola tecnológica conocida como inteligencia artificial (IA) generativa. ChatGPT, que fue lanzado en noviembre pasado por el laboratorio de IA OpenAI, está a la vanguardia del cambio. El chatbot genera un texto inquietantemente articulado y matizado en respuesta a indicaciones breves, y las personas lo usan para escribir cartas de amor, poesía, fan fiction o sus tareas escolares.

Eso ha afectado algunas escuelas intermedias y secundarias, con maestros y administradores tratando de discernir si los estudiantes están usando el chatbot para hacer su trabajo escolar. Algunos sistemas de escuelas públicas, incluso en Nueva York y Seattle, desde entonces han prohibido la herramienta en las redes y dispositivos Wi-Fi de la escuela para evitar las trampas, aunque los estudiantes pueden encontrar fácilmente soluciones alternativas para acceder a ChatGPT.

En la educación superior, los colegios y universidades se han mostrado reacios a prohibir la herramienta de IA porque los administradores dudan de que la medida sea efectiva y no quieren infringir la libertad académica. Eso significa que la forma como la gente enseña está cambiando.

“Tratamos de instituir políticas generales que ciertamente respalden la autoridad del miembro de la facultad para dirigir una clase”, en lugar de enfocarnos en métodos específicos de hacer trampa, dijo Joe Glover, rector de la Universidad de Florida. “Ésta no será la última innovación con la que tendremos que lidiar”, agregó.

Eso es especialmente cierto cuando la IA generativa está en sus inicios. Se espera que OpenAI lance pronto otra herramienta, GPT-4, que es mejor para generar texto que las versiones anteriores. Google ha construido LaMDA, un chatbot rival, y Microsoft está discutiendo una inversión de US$10 mil millones en OpenAI. Las nuevas empresas de Silicon Valley, incluidas Stability AI y Character.AI, también están trabajando en herramientas de IA generativa.

Una portavoz de OpenAI dijo que el laboratorio reconoció que sus programas podrían usarse para engañar a las personas, y que estaba desarrollando tecnología para ayudar a éstas a identificar el texto generado por ChatGPT.

En muchas universidades, ChatGPT ahora ha saltado al primer lugar de la agenda. Los administradores están estableciendo grupos de trabajo y organizando discusiones en toda la universidad para responder a la herramienta, con gran parte de la orientación para adaptarse a la tecnología.

En escuelas como la Universidad George Washington, de Washington, la Universidad de Rutgers, en New Brunswick, y la Universidad Estatal de los Apalaches, en Boone, los profesores están eliminando gradualmente las tareas de libro abierto para llevar a casa, que se convirtió en un método dominante de evaluación en el pandemia, pero ahora parecen vulnerables a los chatbots. En cambio, están optando por tareas en clase, trabajos escritos a mano, trabajo en grupo y exámenes orales.

Atrás quedaron indicaciones como “escribí cinco páginas sobre esto o aquello”. En cambio, algunos profesores están elaborando preguntas que esperan que sean demasiado inteligentes para los chatbots y les piden a los estudiantes que escriban sobre sus propias vidas y eventos actuales.

Los estudiantes están “plagiando porque las tareas pueden ser plagiadas”, consideró Sid Dobrin, presidente del departamento de inglés de la Universidad de Florida.

Frederick Luis Aldama, catedrático de humanidades de la Universidad de Texas, en Austin, dijo que planeaba enseñar textos más nuevos o especializados sobre los que ChatGPT podría tener menos información, como los primeros sonetos de William Shakespeare en lugar de Sueño de una noche de verano.

Sostuvo que el chatbot puede motivar a las personas que se inclinan por los textos primarios canónicos a llegar más allá de sus zonas de confort para cosas que no están online.

En caso de que los cambios no lleguen a prevenir el plagio, Aldama y otros profesores dijeron que planean instituir estándares más estrictos sobre lo que esperan de los estudiantes y cómo califican. Ahora no es suficiente que un ensayo tenga sólo una tesis, una introducción, párrafos de apoyo y una conclusión.

“Necesitamos mejorar nuestro juego”, dijo Aldama. “La imaginación, la creatividad y la innovación del análisis que generalmente consideramos que un artículo A debe filtrarse hacia los artículos de rango B”, agregó.

Las universidades también tienen como objetivo educar a los estudiantes sobre las nuevas herramientas de IA. La Universidad de Buffalo, en Nueva York, y la de Furman, en Greenville, Carolina del Sur, afirmaron que planeaban incorporar una discusión sobre las herramientas de IA en los cursos requeridos que enseñan a los estudiantes principiantes o de primer año sobre conceptos como la integridad académica.

“Tenemos que agregar un escenario sobre esto, para que los estudiantes puedan ver un ejemplo concreto”, dijo Kelly Ahuna, quien dirige la oficina de integridad académica en la Universidad de Buffalo. “Queremos evitar que ocurran las cosas en lugar de atacarlas cuando sucedan”.

Otras universidades están tratando de trazar límites para la IA. La Universidad de Washington, en St. Louis, y la de Vermont, en Burlington, están redactando revisiones de sus políticas de integridad académica para que sus definiciones de plagio incluyan la IA generativa.

John Dyer, vicepresidente de Servicios de Inscripción y Tecnologías Educativas en el Seminario Teológico de Dallas, dijo que el lenguaje en el código de honor de su seminario se sentía «un poco arcaico, de todos modos». Planea actualizar su definición de plagio para incluir «usar texto escrito por un sistema de generación como propio (por ejemplo, ingresar un texto en una herramienta de inteligencia artificial y usar el resultado en un documento)».

Lo más probable es que el mal uso de las herramientas de IA no termine, por lo que algunos profesores y universidades planean usar detectores para erradicar esa actividad. El servicio de detección de plagio Turnitin adelantó que incorporará más funciones para identificar la IA, incluido ChatGPT, este año.

Más de seis mil profesores de las universidades de Harvard, Yale, Rhode Island y otras también se han registrado para usar GPTZero, un programa que promete detectar rápidamente texto generado por IA. Así lo afirmó Edward Tian, ​​creador de la herramienta y estudiante de último año en la Universidad de Princeton.

Algunos estudiantes ven el valor en adoptar herramientas de IA para aprender. Lizzie Shackney, de 27 años, estudiante de Derecho en la escuela de diseño de la Universidad de Pensilvania, comenzó a usar ChatGPT para intercambiar ideas sobre documentos y depurar conjuntos de problemas de codificación.

“Hay disciplinas que quieren que compartas y no quieren que hagas girar las ruedas”, consideró, al describir sus clases de informática y estadística. “El lugar donde mi cerebro es útil es entender lo que significa el código”, agregó.

Pero ella tiene reparos. ChatGPT, dijo Shackney, a veces explica incorrectamente las ideas y cita incorrectamente las fuentes. La Universidad de Pensilvania tampoco ha instituido ninguna regulación sobre la herramienta, por lo que no quiere depender de ella en caso de que la escuela la prohíba o considere que hace trampa, dijo.

Otros estudiantes no tienen tales escrúpulos y comparten en foros, como Reddit, que han enviado tareas escritas y resueltas por ChatGPT, y en ocasiones también lo han hecho para otros estudiantes. En TikTok, el hashtag #chatgpt tiene más de 578 millones de visitas, con personas que comparten videos de la herramienta escribiendo documentos y resolviendo problemas de codificación.

Un video muestra a un estudiante copiando un examen de opción múltiple y pegándolo en la herramienta con la leyenda: “No sé ustedes, pero sólo quiero que Chat GPT tome mis exámenes finales. Diviértete estudiando”.

(*) Para The New York Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?