sábado 20, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
sábado 20, abril 2024

África e Internet

ESCUCHAR
Por Matías Altamira * – Exclusivo para Comercio y Justicia

Como Argentina piensa poco en lo que pasa en África, para estar en sintonía, al menos geográficamente, se analizará el reporte Políticas Digitales Transfronterizas en África, que días pasados publicó la Red de Políticas de Internet y Jurisdicción.

Internet & Jurisdiction Policy Network es la organización que nuclea entidades con diversos intereses para fomentar la interoperabilidad legal en el ciberespacio. Sus miembros trabajan para preservar la naturaleza transfronteriza de Internet, proteger los derechos humanos, luchar contra los abusos y habilitar la economía digital global. Destacando que desarrollar políticas digitales transfronterizas interoperables es un desafío político cada vez más complejo, pero es crítico aprovechar las tecnologías digitales y la información económica para mejorar las sociedades y alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible. Se necesitan nuevas e innovadoras políticas para facilitar el intercambio de datos y aprovechar las tecnologías digitales, especialmente en África donde, como en otras regiones del mundo, tras la pandemia de covid-19, la transformación digital de las economías, los gobiernos y las sociedades se aceleró bruscamente.

La problemática africana es muy similar a la de otros continentes, Sudamérica principalmente, ya que los desafíos relacionados con políticas digitales son: a) El difícil manejo de las interdependencias entre políticas realizadas en silos separados de conocimiento y políticas (por ejemplo comercio, seguridad, protección de la privacidad, etcétera); b) El riesgo de posibles incompatibilidades entre medidas unilaterales adoptadas entre un gran número de países, cuyo efecto acumulativo puede hacer que algunos problemas sean aún más difíciles de resolver; c) La creciente tensión entre las aspiraciones de proteger el libre flujo de datos y garantizar la soberanía digital por medio de medidas como la localización de datos; d) La dificultad de participar plenamente en el debate global sobre políticas de datos, que en gran medida es impulsado por actores externos de la región y convierte los países africanos en “tomadores de estándares” en lugar de “elaboradores de estándares”; y e) La creciente preocupación por la naturaleza extractiva de la economía de datos y las desigualdades de riqueza que genera y amplifica. Un tema general es la necesidad de una mayor coordinación entre los países del continente, reconociendo que el vínculo actual no es suficiente.

La gobernanza de los datos será un aspecto crucial de las políticas digitales, sostiene el Reporte, y destaca que de todas las políticas que se ocupan del desarrollo de una sociedad digital más equitativa, la gobernanza de los datos constituye un elemento fundamental para generar valor social y económico. En ese sentido, existe un amplio reconocimiento de que garantizar los flujos de datos transfronterizos, no sólo entre los países africanos sino también con el resto del mundo, es fundamental para el desarrollo de una próspera economía digital en el continente. Lo que exige una convergencia significativa de diversos marcos regulatorios que garanticen alta protección en términos de privacidad, acceso de las fuerzas de seguridad a los datos o moderación de contenido, entre otras cosas. A su vez, debe prestarse especial atención a la distribución equitativa del valor creado por el reparto de datos entre actores en situaciones de desequilibrio de poder.

Una excelente pregunta que realiza el Reporte es ¿cómo fortalecer la voz de África en los foros globales de gobernanza de datos? Destaca que la gobernanza de datos se está convirtiendo en un tema prioritario en la agenda internacional. Sin embargo, estas discusiones ocurren principalmente en foros en los que los actores africanos no están presentes en absoluto (por ejemplo G7, OCDE) o están marginalmente representados (G20), a pesar de que representan 17% de la población mundial (y 25% para 2050). Lo que deriva en que los actores africanos se encuentran en el extremo receptor de las regulaciones adoptadas en otros lugares (en particular por la UE). Además, el continente en su conjunto es un campo de batalla para las visiones regulatorias contrapuestas de EEUU, la UE y China, que complejiza sus esfuerzos de integración regional. Por lo que se sostiene que el desarrollo de una narrativa específica por África sobre el futuro de la sociedad digital es un requisito previo para fortalecer su voz en el debate mundial. Lo que obligaría a otras regiones a evaluar el impacto extraterritorial de sus regulaciones y una distribución más equitativa de los beneficios sociales y económicos con relación a la que proporciona la actual economía extractiva de datos. 

Concluyendo, África no puede desarrollar sus estrategias digitales sin tener en cuenta el entorno global en el que se encuentra y las nuevas interfaces que deben desarrollar con los procesos globales para llevar la voz del continente.

Si se reemplaza a África por América del Sur, todos los diagnósticos y consejos aplican a la perfección. 

* Abogado, especialista en derecho informático

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columna de JusCom

Los desafíos de la comunicación judicial en tiempos turbulentos Por Marcelo Baez (*) El viernes 26 de enero el diario Ámbito Financiero...

Leé también

Más populares

Sin contenido disponible

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?