Terminales buscan en planes propios el aumento de ventas

Las financieras ligadas a las terminales automotrices, que ofrecen por estos días una tasa inferior a la bancaria, sacaron provecho en la carrera por la comercialización de vehículos en el país. La ventaja en su favor obedece a que el el financiamiento bancario tradicional para la compra de autos sigue moviéndose al ritmo de las turbulencias de los mercados internacionales y su consecuente impacto en el precio del dinero.
Así se desprende del último reporte de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Con un leve descenso en la participación de la financiación en la compra de autos en el primer mes de este año respecto de enero de 2007, pasó de 23,9% a 23,5 por ciento para los 0 kilómetro y de 3,7% a 3,5 por ciento para los usados, la elección se concentró en las terminales financieras.
Mientras los bancos perdieron buena parte de la participación en el financiamiento para compra de autos (de 9,1% a 5,8%), las terminales atrajeron a los potenciales compradores por sus tasas más bajas. Las financieras propias y/o asociadas a las automotrices recogieron, con 7.391 prendas -similar cantidad que ostentaba en enero de 2007 los bancos-, el 8,8 por ciento de las ventas financiadas en el primer mes del presente año.

Fiat y Renault al tope
En esta carrera, Fiat amplió la distancia con 43,6% respecto de su escolta. Completaron el podio Renault y Chevrolet con 27,6% y 27,1% respectivamente. A pesar de la alternativa planteada por las terminales a la hora de conseguir financiamiento, la falta de crédito bancario es una situación que preocupa al sector automotor y puede afectar sus planes para cerrar este año en las metas de ventas proyectadas.
"Mucha gente salió de los bancos y se volcó a las terminales financieras en busca de tasas más baratas", aseguró una fuente de Acara. A pesar de esto, en términos absolutos, la cantidad de vehículos cero kilómetro financiados se incrementó un 2,4% al pasar de 19.427 en enero de 2007 a 19.890 el mes pasado. Los usados pasaron de 4.424 a 4.720 unidades. La caída en la participación del financiamiento se explica entonces por un crecimiento más marcado en el total de patentamiento. Durante enero último se vendieron 84.462 vehículos, un 4 por ciento por encima de las 81.199 de igual mes de 2007.
El crecimiento de la venta de autos en el país, tanto nuevos como el segmento usado, depende también del sostenimiento de la tasa de crecimiento de la economía del país, aseguran los operadores

Artículos destacados