Slow Guest House, un nuevo hospedaje con atributos de “hogar”

La nueva casa de huéspedes está ubicada en barrio Urca, cercana a dos de los parques de deporte y recreaciones de Córdoba, a mitad de camino entre el centro y el norte de la ciudad y a poca distancia de 15 centros médicos

Slow Guest House es una nueva casas de huéspedes que se suma al mercado cordobés con la idea de ofrecer una opción accesible, confortable y cálida para el hombre de negocio, turista, acompañante de tratamientos médicos, deportista y visitante en general.
Se trata de una casona de mil m2 ubicada en la calle Adolfo Orma 1770, barrio Urca, a mitad de camino entre el centro de la ciudad y el norte de la ciudad, y cercana a 15 centros médicos de Córdoba, lo que la convierte en un lugar elegido por los familiares de pacientes que necesitan realizarse algún tratamiento médico.
También es una opción para los deportistas de otras provincias que llegan a la ciudad para participar de alguna competencia y para realizar sus entrenamientos en el Parque de las Naciones o en el Parque Kempes, amenities naturales del emprendimiento por su cercanía.
Por otra parte, y de acuerdo con lo que cuenta su fundadora y dueña del proyecto, Marina Duran, también es un establecimiento elegido por ejecutivos y directivos, que necesitan llegar a Córdoba para sus reuniones de negocios, y optan por un ambiente “ autónomo, confortable, tranquilo y de hogar”.

La opción para los turistas también es de interés, en tanto solo por noche, la tarifa no excede $600, dijo Duran, quien agregó: “Es una propuesta para familias de turistas del interior de Córdoba o de otras zonas geográficas del país, que deciden visitar la ciudad, prolífica de recorridos históricos, característicos de épocas paradigmáticas y constitutivas de la identidad; así como de una variada oferta cultural, recreativa y comercial. Entre las diferencias más valoradas por sus visitantes se encuentran los amplios espacios, los importantes ingresos de ventilación y luz, un gran jardín, un gran patio con quincho, deck, pileta y asador, el que a su vez lo alquilamos para eventos”.
Cuenta con 20 plazas, ubicadas en habitaciones amobladas con calidad y diseño; dos baños; un living amplio; una cocina comedor; un espacio para el guardado de las pertenencias personales con seguridad y un patio de 700 m2 con pileta, quincho, huerta orgánica, un deck para el descanso y la lectura. También suma un jardín de mariposas, entre otros detalles de exclusividad que imprimen a este lugar una personalidad muy particular.
“Nuestra ubicación es estratégica para cubrir las necesidades de todos los huéspedes que vienen a visitarnos. Ofrecemos un espacios familiar, cálido, seguro, con autonomía y descanso agradable. Queremos que el que nos visite, se sienta como en su casa”, graficó Duran.

Propuestas a la carta
Slow Guest House propone una serie de actividades opcionales, tanto para el huésped del establecimiento, como para el ciudadano cordobés que desea ser parte. Ofrece caminatas guiadas por la ciudad de Córdoba, cursos de reiki y meditación, meriendas temáticas, talleres de pintura, plástica, charlas específicas y otros atractivos. También se encuentra disponible para eventos sociales y corporativos.

Prestaciones

– Desayuno diario
– 20 plazas
– Cuatro baños
– Amplio salón de estar
– Amplia cocina totalmente equipada

– Espacio seguros para el resguardado de pertenencias personales
-700 m2 de patio con pileta, quincho, deck para el descanso, huerta
-Servicio de seguridad 24 horas
-Servicio de emergencia

Artículos destacados