Luego de duplicar ventas el año pasado, Agrometal busca repetir en 2017

MÁS PERSONAL. Agrometal sumó 70 operarios y técnicos para su planta de Monte Maíz. Hace unos meses lanzó modelos nuevos.

La fábrica de sembradoras de Monte Maíz cerró un año “muy bueno” tanto en producción como en ventas. El valor de su acción en el Merval trepó más de mil por ciento y ahora busca ampliar la planta y fondearse en 500 millones de pesos. Está en su mejor momento.

Por Javier De Pascuale – [email protected]

La empresa cordobesa que más crece en este momento no está en el cordón industrial que rodea la capital provincial sino a 292 kilómetros de distancia, en dirección a la “punta de la bota” que dibuja la frontera santafesina. Allí, en Monte Maíz, en el corazón de la “zona núcleo” productiva del agro argentino, alza su única planta Agrometal, la fábrica de sembradoras más grande del país, que nació hace más de 65 años como cooperativa y que hoy presenta su acción privada como la vedette más cotizada en los mercados bursátiles argentinos.
Es la empresa de Córdoba que más crece porque durante el año que acaba de irse duplicó su producción, aumentó 82 por ciento sus ventas y facturó 170 por ciento más que durante el año precedente. “Por primera vez en muchos años estamos en plena producción durante el mes de enero, en que tradicionalmente cerrábamos la planta”, destaca el gerente Adrián Bertinetti quien, a la cabeza del área de Administración y Finanzas, avanza a paso redoblado para cerrar dos decisiones que impulsarán aún más el crecimiento de la empresa para los próximos años.
Se trata de la ampliación de la actual planta productiva de sembradoras de Monte Maíz y del lanzamiento, por primera vez en su historia, de Obligaciones Negociables (ON) por la friolera de 500 millones de pesos, en dos programas, productivo y financiero, que se extenderán por los próximos cinco años.

El primero prevé el rediseño de la planta de producción para la puesta a punto de una nueva línea de montaje para los modelos de sembradoras lanzados durante 2016, que “tuvieron una excelente recepción en el mercado”: las sembradoras APX y la de granos fino y grueso ADX.
En esa línea, la firma prevé la importación de maquinaria de última tecnología que permitirá duplicar la producción de esos modelos: pasar de las 50 unidades elaboradas en 2016 a casi un centenar durante este año.
“No podemos confirmar ni la cifra ni el banco que financiará la ampliación de la planta”, afirman los directivos de Agrometal, pero es vox populi entre los agentes de bolsa que se firmará con el Banco de la Nación un crédito productivo a tasa preferencial por un monto cercano a 80 millones de pesos. El impacto productivo de los cambios en la línea de producción recién tendrá su máxima expresión durante 2018, ya que las gestiones financieras y la prepación e instalación de la nueva maquinaria insumirán varios meses de este año.
Al mismo tiempo la compañía, que hace más de 50 años que cotiza en bolsa, confirmó -luego de dos reuniones de directorio realizadas en diciembre- que emitirá por primera vez en su historia ON, en busca de mejorar su perfil financiero y productivo.
“Ya hace tres años estuvimos a punto de emitir ON, cuando el Directorio decidió posponer ese plan. La historia de los años posteriores confirmó que fue una buena decisión”, cuenta Bertinetti.

Nuevo contexto
Hoy el contexto es diametralmente diferente. “Cerramos un año muy bueno”, afirma el director Carlos Negrini, mientras el gerente completa: “El mercado interno reaccionó tan fuertemente que creemos que debemos adaptarnos a un nuevo ritmo, aprovechando el nuevo contexto desde el comienzo del año”, explica.
Lo que en términos productivos se ve como una planta en plena marcha, tiene su impacto en las bolsas. La acción de Agrometal en el Merval, que a octubre de 2015 cotizaba en 2 pesos, trepó en un año y tres meses a los actuales 27 pesos la acción, siendo la que más creció durante 2016, en un porcentaje cercano al 1.000 por ciento.
Es natural entonces que si la empresa no realiza una ampliación de capital opte por lanzar ON que, según estima un broker de bolsa consultado por este diario, “se las sacarán de las manos, al punto que se darán el lujo de no pedir calificación de riesgo por el papel”, como se estila en estos instrumentos.
Dos reuniones de directorio realizadas en diciembre pasado, la última de las cuales fue el anteúltimo viernes, confirmaron el programa quinquenal de lanzamiento de ON por 500 millones de pesos.
Aunque no está decidido todavía, puesto que el programa antes debe ser aprobado por la Comisión Nacional de Valores, la intención de la empresa es emitir este año una primera serie de ON por un valor cercano a los 100 millones de pesos.
Las perspectivas del directorio de Agrometal para este año se mantienen altas. “El precio de la soja se encuentra relativamente estable y si no tenemos graves problemas con el clima y las lluvias, estaremos superando las 500 sembradoras vendidas durante este año”, anticipa Bertinetti.

Perfil de la empresa

– Nació en un pequeño galpón en la localidad de Monte Maíz en 1950, cuando 47 emprendedores cooperativos comenzaron a fabricar arados de reja.
– Por impulso de Juan Carlos Negrini, la sociedad evolucionó a una SA industrial desde 1957, cotizando en bolsa desde 1961.
– En 2015 llegó a suspender la totalidad de su personal por “ventas nulas” durante dos meses.
– El año pasado fue lo contrario. Aumentó sus ventas 82 por ciento y la facturación, 170 por ciento.

– Desde fines de 2015 hasta ahora, sus acciones se valorizaron en más de mil por ciento, pasando de 2 a 27 pesos. En 2017 quiere aprovechar esa ventaja.

Artículos destacados