Con nueva sede Catedral, el Banco de Córdoba recuperó edificio histórico

La remodelación de la estructura incluye el rescate de las líneas históricas y el agregado de modernas tecnologías, como paneles fotovoltaicos para captar energía eléctrica.

El Banco de Córdoba  inauguró  ayer la nueva sucursal Catedral en lo que era el ex Hotel Palace, enclavado en la esquina de Buenos Aires y San Jerónimo. La entidad  logró de este modo refuncionalizar el ex Hotel, conjugando lo antiguo con lo moderno, sin descuidar los detalles de preservación y conservación del edificio antiguo y, a su vez, equipar el banco  con tecnología y seguridad. Al igual que los trabajos en la Casa Matriz -como restauración de muros, acondicionamiento del hall central y ampliación de salas del museo-, el  edificio construido en el año 1900 se incorporó a la remodelación de toda la manzana del banco.

En el siglo pasado, ese espacio al  frente de la plaza San Martín estaba ocupado por el “Café Argentino” y la “Botica del Inca”, hasta que en 1889 se demolió  para erigir el edificio de la Bolsa de Comercio, proyecto que no llegó a concretarse.

En su lugar se desarrolló un inmueble  destinado a hotel, el cual fue inaugurado con el nombre de “Hotel San Martín”. Contaba con 120 habitaciones    que convirtieron el establecimiento  en el más lujoso de la ciudad.

Entre 1915 y 1923 pasó a alojar las dependencias de la Municipalidad de Córdoba, por lo que su estructura original sufrió adaptaciones al nuevo uso. Con posterioridad y hasta 1983 pasó a funcionar como Hotel Palace, fecha en que llegó a manos del Banco de Córdoba y quedó al parecer y como toda construcción sin uso concreto, salvo un tiempo cuando funcionó en el lugar la Fundación Banco de Córdoba y el gremio de los trabajadores.

Entre las reformas incoporadas en la remodelación se destaca  la colocación, sobre el techo de vidrio -que cubre el patio central-, de paneles fotovoltaicos capaces de abastecer de la energía necesaria para la iluminación nocturna del edificio.

Artículos destacados