Autopartistas reclaman por impacto de medidas sobre las exportaciones

La cámara de industriales metalúrgicos de la provincia trabaja en la búsqueda de soluciones que involucren a todos los actores del sistema

La Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC), por medio de su comisión autopartista, expresó su preocupación por el impacto que pueden tener las medidas sobre las retenciones a las exportaciones de productos industriales. Además, la entidad expuso su reclamo por la baja de reintegros y la mala implementación del régimen Repo Stock, por la cual las autopartistas locales compiten en desventaja con la autoparte importada que ingresa al país bajo régimen de aduana en factoría RAF, sin aranceles.
En este aspecto, la cámara se encuentra trabajando en la búsqueda y reclamo de soluciones que involucren a todos los actores del sistema.
Asimismo, sus autoridades señalan la urgencia de lograr que proveedores, terminales, el sindicato y el sector público trabajen en la promoción del sector automotor, generando mayor empleo y competitividad para las empresas.
Para ello, se está iniciando un proceso de reuniones con distintos actores de los gobiernos provincial y nacional, con el objetivo de alcanzar medidas concretas que reviertan la situación actual.

La problemática
Para comprender la situación, la CIMCC explica que con el decreto 793/2018 que emitió en el mes de septiembre de este año, el Gobierno nacional impone nuevamente retenciones a las exportaciones de productos industriales.
El panorama muestra que las retenciones de 12% tienen un tope de tres pesos por dólar para el caso de la industria automotriz y la base de cálculo es el valor FOB menos los insumos importados temporalmente bajo el régimen RAF.
Así, el fabricante de autos con mayor contenido local se ve perjudicado en comparación con el fabricante que importa en mayor medida piezas para la fabricación del auto. Como consecuencia, los proveedores locales son gravemente afectados porque esta medida promovió la baja del volumen de producción de algunas terminales y, al mismo tiempo, las retenciones a las exportaciones impactan en el encarecimiento de las piezas argentinas.

La situación se agrava porque el Gobierno nacional también promovió la baja de los reintegros a las exportaciones industriales generando que el beneficio para los autos pase de 6,5 a dos por ciento.
Estas medidas son totalmente contradictorias y van en detrimento de la ley 27263 (Régimen de Desarrollo y Fortalecimiento del Autopartismo Argentino), promovida por el gobierno actual en 2016, por la cual se dio origen a inversiones millonarias en Córdoba de terminales y proveedores locales para el desarrollo de nuevos proyectos como los casos de Nissan y Fiat que contemplaron el desarrollo local de piezas con proveedores nacionales.
Además, la CIMCC llama la atención sobre la situación que se genera en el marco del régimen Repo Stock de la Aduana Córdoba. Según esta normativa, la autopartista importa la parte, transforma la pieza y la terminal exporta esta parte montada en el vehículo.
En este proceso, la pieza exportada por la terminal, permite que su restitución de stock, sea sin arancel. No obstante, para que sea una herramienta de competitividad el régimen necesita incorporar recursos y adecuar sus sistemas para lograr una implementación dinámica y eficiente.

A pesar de la existencia de dicha normativa, la Aduana de Córdoba no cuenta con los equipos informáticos y software necesarios.
Sin ello, se resta una fuerte competitividad a la autoparte local, ya que compite en desventaja con la autoparte importada que ingresa bajo el régimen RAF, sin aranceles.
La disminución de reintegros y la imposición de retenciones a las exportaciones afectan no sólo a las terminales sino también gravemente a los proveedores locales porque por un lado se ven impactados por la baja del volumen de producción de las terminales y por otro, enfrentan la consecuente desnacionalización de piezas que promueven este tipo de medidas, donde producir integrando proveedores locales es menos conveniente que importar piezas.
Esta situación se torna gravísima en el sector autopartista cordobés ya que en la producción de autos locales, un porcentaje importante de partes y piezas ya es importado. Así, promover y profundizar la importación de nuevas piezas –tal es lo que generan las medidas recientes del Gobierno- desnacionalizan aún más la producción local de autopartes.
En este marco, la CIMCC considera que se requiere acordar con el gobierno el aumento de los reintegros a las exportaciones a los fines de generar un paliativo a la pérdida que implica el impuesto sobre las mismas. Pero además, reclama promover el desarrollo de un sistema eficiente en la Aduana de Córdoba para que el régimen de Repo Stock funcione correctamente.
En ese camino se encuentra la entidad, por medio de reuniones que viene gestionando con funcionarios tanto provinciales como nacionales.

Artículos destacados