Sin sorpresas, se inició juicio por ataque al gremialista Roganti

La víctima se quebró al reconocer al acusado. La mayoría de los testimonios se incorporó por lectura. El viernes podría haber alegatos y sentencia

Con la declaración de la víctima, comenzó ayer el juicio oral y público que tiene como único imputado a Sebastián Eve, acusado de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y alevosía, en grado de tentativa, en contra del ex titular de Luz y Fuerza de Villa María, Alejando Roganti .

Tal como estaba previsto, la audiencia se concretó en la Sociedad Rural de Villa María ante el tribunal integrado por Silvia Saslavsky de Camandone, René Gandarillas y Héctor Roberto Fissore, y jurados populares.

Al prestar testimonio, el ex sindicalista, representado por su abogado, el senador Luis Juez, miró fijo a los ojos al único acusado del atentado, lo reconoció y pidió encontrar a los autores intelectuales del ataque que lo dejó al borde de la muerte.

Tras un cuarto intermedio, el debate se reanudó con la declaración de la esposa de Roganti y del policía que vio el automóvil cuando escapaba Eve y su hermano. Los testimonios se mantuvieron en la misma línea de lo declarado en la etapa de instrucción de la causa.

De no mediar inconvenientes, el juicio podría terminar esta misma semana. Ocurre que, si bien son 36 los testigos del debate oral, la partes acordaron incorporar por lectura a la mayoría de ellos.

Mañana comparecerán tres allegados a la víctima y entre el jueves y el viernes podrían escucharse los alegatos y la sentencia.

Hecho
El 14 de abril de 2008 Roganti fue brutalmente baleado por un sujeto que lo sorprendió en su domicilio de Las Heras 1260. Sin mediar palabra, el atacante le descerrajó varios balazos, cinco de los cuales impactaron en el cuerpo del ex candidato a legislador. Luego de meses de internación, la víctima se recuperó aunque reconoce que le han quedado secuelas en lo físico.

“Estuve en un estado de extrema gravedad y gracias a Dios pude salir adelante. Gracias a los médicos del Hospital Pasteur estoy restablecido, con algunas secuelas en lo físico, pero con un trauma que llevo siempre. Hay que estar superándolo cotidianamente, tanto uno como toda la familia”, señaló en declaraciones a la prensa.

Roganti sostiene que detrás del atentado está el secretario del sindicato de Luz y Fuerza, Eduardo Brandolín, ya que fue agredido en momentos en que debía declarar en una investigación en la cual denunció supuestos enriquecimientos ilícitos de dirigentes lucifuercistas.

Artículos destacados