Quedó procesado el piloto aficionado que interfirió en señal de Aeroparque

El piloto aficionado que intervino la señal del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery para hablar en el despegue del vuelo en el que viajaba su hija con sus compañeros de curso fue procesado por poner en peligro la seguridad aérea, un delito que contempla penas de entre dos y ocho años de prisión

El encausado quedó en libertad, pero el juez federal Sebastián Ramos lo embargó por cinco millones de pesos.
El 11 de noviembre, el accionar de Fabián Penin motivó que las operaciones en el aeropuerto se interrumpieran 20 minutos por esta interferencia y en su fallo el magistrado destacó que «la afortunada circunstancia” de que su proceder no fuera aún más grave se debió al profesionalismo de los operadores que intervinieron en la torre de control y al obrar de la tripulación de la aeronave afectada.
Al momento del hecho, Peninse encontraba parado junto a la reja perimetral de Aeroparque, a la altura de la cabecera norte.
En ese contexto, valiéndose de un handy, interfirió la comunicación entre la tripulación al mando de la aeronave correspondiente al vuelo AR 1694 de la empresa Aerolíneas Argentinas y la torre de control.
El vuelo tenía como destino Bariloche y se encontraba a la espera de ser autorizado para el despegue. En ese momento, el imputado interfirió las comunicaciones y les manifestó a los pilotos: “Argentina 1694 autorizado salida Quilmes Torul, comuníquese con Baires, que tenga buen vuelo».

Artículos destacados