viernes 24, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
viernes 24, mayo 2024

Peritos opinan que el hombre que amenazó a la vicepresidente es inimputable

ESCUCHAR

El hecho ocurrió en la puerta del Instituto Patria, el 21 de julio de 2022. Claudio Herz -quien residía en una habitación de hotel- se negó a declarar en septiembre pasado y quedó procesado poco después

El 21 de julio de 2022, en la puerta del Instituto Patria, con un megáfono, ante una veintena de personas que estaba concentrada allí, Claudio Herz gritó un mensaje dirigido a la vicepresidente Cristina Fernández de Kircher. “Te vamos a sacar a patadas en el culo. Te vamos a ahorcar acá adelante del Instituido Patria o si no delante del Senado”, propaló. También dijo: “Sería el único camino para deshacernos de vos, de todos tus cómplices tu hijo y toda la basura que nos gobierna”.

Además, vociferó: “Esto se va a propagar y los vamos a buscar con ametralladora para liquidarlos en el momento y ahorcarlos. Los vamos a buscar ahí mismo donde los encontremos. Entonces les queda poco tiempo, los vamos a matar a todos. A todos los vamos a matar porque son unas ratas inmundas”.

Hertz, quien residía en una habitación de un hotel porteño que fue allanado, quedó detenido en el acto.

En septiembre pasado, en el marco del expediente que lleva el juez federal Daniel Rafecas, se negó a declarar, y en octubre el magistrado lo procesó por intimidación pública y amenazas en contra de la alta funcionaria.

Consideró probado que “se presentó en uno de lo lugares de trabajo de la vicepresidenta de la Nación” y que “en un contexto de violencia rodeado de personas que gritaban, que arrojaban basura y que se colgaban de una ventana, la amenazó en plena calle con un megáfono”.

Ahora, el Cuerpo Médico Forense (CMF) determinó que no está en condiciones de afrontar un proceso penal y Rafecas deberá analizar el informe para decidir si es o no imputable.

El caso generó dos denuncias: una en la Justicia ordinaria de instrucción y otra en los tribunales de Retiro, a instancias del apoderado del Instituto Patria, Fernando Castiglioni.

Con el impulso del fiscal Leonel Gómez Barberá, el juez Manuel de Campos ordenó el allanamiento del domicilio de Herz, la habitación del hotel.

En el procedimiento se secuestraron su celular, cuatro pendrives y carteles que usó en varias manifestaciones, con leyendas tales como “Circovid Genocidio del Gobierno y la oposición”, “Dictadura sanitaria’ y “No es una vacuna es un experimento”.

Se decidió que la pesquisa debía tramitarse en Comodoro Py, con la intervención de Rafecas y del fiscal Carlos Stornelli.

Rafecas ordenó un peritaje del teléfono y los pendrives secuestrados y citó a Herz a indagatoria.

El encartado se negó a declarar pero habló con la prensa. “Me arrepentí de las amenazas”, dijo. Sin embargo, criticó a la ex presidente y afirmó que “los discursos de odio son inventados por ella”.

El juez ordenó un análisis del estado mental de Herz y el CMF informó que tuvo dificultades para adaptarse a la entrevista “por suspicacia y reticencia”, con “conciencia parcial de estado y sin conciencia de enfermedad”.

Reportó que su palabra es “suficientemente clara y en forma verborrágica”; que tiene “gran dificultad para la reconstrucción de su autobiografía”; que su pensamiento “se encuentra acelerado, desorganizado, reivindicativo, confuso, con ideas delirantes y paranoides”.

Los peritos indicaron que Herz carece de autocrítica y es “hipercrítico con terceros”.

Señalaron que “se encuentra vigil, orientado en tiempo, orientado parcialmente en persona, orientado parcialmente en lugar” y que notaban una “atención y concentración claramente disminuidas”, con fallas de memoria; “sensopercepción acelerada” y “exaltación afectiva”.

“En el área volitiva se observa hiperbulia improductiva y posibilidad de impulsiones. Agresividad contenida verbal expresa. Su capacidad judicativa se muestra desviada”, determinaron.

El CMF concluyó que las facultades mentales del procesado están descompensadas y que “su cuadro orienta a un síndrome delirante con condicionamiento de su conducta y posibilidad de conductas de desajuste”. “Sufre una afección psíquica que compromete su capacidad de comprensión”, resaltaron, estimando que en función de ello es posible que al momento de los hechos no haya podido comprender la criminalidad de éstos ni dirigir sus acciones.

El equipo médico recomendó una evaluación del equipo interdisciplinario asistencial de salud mental, a los fines de ponderar tipo y modalidad de tratamiento, en el marco de la Ley de Salud Mental 26657.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?