La causa “Fútbol para Todos” llegó a juicio oral

Son 13 los imputados, entre ellos los ex funcionarios Aníbal Fernández y Jorge Capitanich. Se los acusa de haber desviado fondos millonarios en el marco del programa impulsado durante el gobierno de la ex presidente Cristina Fernández

Los ex jefes de Gabinete Aníbal Fernández y Jorge Capitanich, entre otros ex funcionarios y ex directivos futbolísticos, enfrentarán el juicio oral por la causa conocida como “Fútbol Para Todos”. Así lo decidió la jueza María Servini al dar por cerrada la parte principal del expediente.
En total serán juzgados 13 acusados. La lista incluye al ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto y al ex titular de AFA Luis Segura, acusados del delito de administración fraudulenta agravada en el marco del programa “Fútbol para Todos”.

También está acusado Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados, y el ex gerente financiero de la Asociación del Fútbol Argentino Rubén Raposo, por distintos delitos como desvío de fondos y maniobras con cheques diferidos.
En la misma resolución, la magistrada sobreseyó al ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina.
“La esencia de este delito es el doloso perjuicio a un patrimonio ajeno, causado desde una posición legal de poder, mediante la utilización infiel de la protección que se tenía de esos bienes lo que deriva en el perjuicio de su titular”, afirmó la resolución de Servini.
En la elevación a juicio de 253 carillas, la jueza sostuvo que se encuentra documentado en la causa que el “fortalecimiento económico” de los clubes determinado como propósito esencial del programa no se verificó. “Como lo ha explicado la veeduría actuante en la causa, es de público conocimiento y fue reflejado por la opinión pública más de una vez, y reconocido por todos, que los pasivos de los clubes se incrementaron sustancialmente, sin que en dicho marco siquiera se haya observado la cancelación de la deuda que los clubes mantienen con la AFIP”, afirmó y agregó que “pese a los ingentes esfuerzos presupuestarios” aportados por el Estado tampoco se alcanzó el propósito correspondiente a la televisación gratuita del fútbol en todo el país. “No sólo porque muchos de esos encuentros fueron difundidos por señales de cable, sino porque durante la ejecución del convenio los encuentros de las divisionales de ascenso (Nacional B y Primera B Metropolitana) fueron nuevamente cedidos a una empresa privada”, agregó.

Responsabilidad
Tanto Fernández como Mariotto, ex coordinador general del Programa instrumentado en 2009, deben responder por “desvíos en los ingresos” por distintos convenios firmados, uno de ellos con la empresa de camiones Iveco, el 18 de abril de 2011.
Los ex funcionarios, afirmó la magistrada, posibilitaron el pago de cuatro millones de pesos efectuado a la AFA por parte de esa empresa cuando ese monto debía ingresar al patrimonio del Estado.
También hubo “perjuicio estatal” en acuerdos de sponsoreo de torneos de fútbol de Primera División entre la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, AFA e Iveco Argentina SA.

Denuncia
El caso había comenzado en mayo de 2014, a raíz de la denuncia de la entonces legisladora Graciela Ocaña, quien cuestionó modificaciones en el convenio entre la AFA y el Gobierno, el irregular manejo de la pauta publicitaria y la asignación discrecional de distintos canales de televisión para la transmisión de los partidos. También denunció que la AFA no cumplió con los pagos y que los clubes habían desviado el dinero.

Artículos destacados