Easy Taxi, ¿tan fácil?

Días pasados el ambiente del taxi local se vio revolucionado por la posibilidad de viajar gratis por hasta $35 que promocionaba el novedoso servicio de búsqueda de taxis vía una aplicación de celular llamada Easy Taxi.

Naturalmente, esta herramienta informática que prescinde de la central de llamadas tradicional, con todo lo que ello implica -como ser la necesidad de contar con un equipamiento de radiotelecomunicación específico en el taxi, con personal que atienda llamadas de los futuros pasajeros y que asigne y oriente a los choferes sobre la ubicación del domicilio indicado, entre otras cuestiones-, generó el rechazo de estas empresas y la tacha de ilegal y desleal del flamante servicio, y manifestaron que acudirán a la Municipalidad para que lo prohíba o, en su defecto, lo regule.

Los Términos y Condiciones de Easy Taxi, en una traducción complicada, describen el sistema como un servicio especializado que optimiza el requerimiento de servicios de taxis sin crear relación laboral con el taxi, debiendo considerarse sólo como un proveedor de servicios programados, permitiendo que el pasajero, sin recargo adicional, se registre y ubique el taxi más cercano para requerir sus servicios. El taxista paga una comisión fija por cada viaje completado usando Easy Taxi.

Desde la perspectiva del usuario, ahora en vez de pagar una llamada local a una central de taxis debe instalar esta aplicación y tener conexión a Internet, por lo que no tiene sustancial impacto desde lo económico.

Desde la del taxista, la propuesta es radical porque no requiere el pago de un abono mensual, la manutención de instrumentos y demás cuestiones que lo vinculan con una empresa generadora de clientes sino que, al utilizar el celular que ya tiene -a lo sumo actualizarlo para que soporte esta aplicación-, sólo paga cuando el servicio funciona y sus registros de uso estarán en su celular, dando lugar a la celebración de un contrato informático.

Easy Taxi debe preocuparse por sólo admitir taxistas habilitados por la Municipalidad y coordinar con ésta si dentro de su concepción de taxista también admite los remises y cualquier otro medio de transporte público puerta a puerta. La Municipalidad debe preocuparse por regular a los taxistas, ya que Easy Taxi, como cualquier otra aplicación que en el futuro se cree, sólo es una estrategia de promoción y búsqueda de pasajeros.

Esperar que la tecnología no afecte nuestra actividad es una utopía, por lo que en vez de negarla debemos integrarla para que no nos agarre desprevenidos.

* Abogado especializado en nuevas tecnologías / matias@altamiragigena.com.ar

Artículos destacados