Amplían el Programa de Orientadores Judiciales

Desde el año próximo serán 35 los becarios y 16 las unidades judiciales que contarán con trabajadores sociales encargados de brindar asesoramiento al ciudadano

El Programa de Orientadores Judiciales que comenzó a funcionar en julio pasado se profundizará en 2019 con la incorporación de más trabajadores sociales, quienes se sumarán a prestar servicios en las unidades judiciales de la provincia.
La ampliación del programa -que comenzó como una prueba piloto en cinco unidades judiciales y contó con la incorporación de ocho licenciados en Trabajo Social- se debe a los excelentes resultados que se obtuvieron luego de la experiencia (ver cuadro).

Mediante un convenio, el ministro de Salud, Francisco Fortuna, y el fiscal General, Alejandro Moyano, acordaron incrementar la cantidad de becas disponibles para el próximo año. Según anunció Moyano, serán 35 becarios que realizarán su residencia, en 16 unidades judiciales (seis de ellas en el interior), lo que significará una inversión de 6.000.000 de pesos.
En la mayoría de estas dependencias ya se hicieron refuncionalizaciones edilicias bajo el proyecto de “Nuevo Modelo de Unidad Judicial” que viene ejecutando la Fiscalía General dentro del Plan de Trabajo estratégico del Ministerio Público Fiscal (MPF), y se prevé que las próximas cuatro estén terminadas antes del inicio de la segunda cohorte (julio de 2019). Cabe recordar que el objetivo de la incorporación de trabajadores sociales es brindar una atención de mejor calidad a quienes se presentan en las unidades judiciales, además de acotar los tiempos de espera.
Hay que destacar que quienes se acercan a las unidades lo hacen, muchas veces, con un problema que no es estrictamente jurídico y necesitan de un abordaje interdisciplinario que puede brindarles quienes toman el primer contacto con la gente; en este caso, los trabajadores Sociales.

En números

– Los orientadores atendieron a 6.615 ciudadanos entre julio y noviembre de este año, y se realizaron 1.301 intervenciones específicas.
– El tiempo de espera fue de 18 minutos en promedio, desde que la persona ingresa a la unidad judicial.
– Según una encuesta de satisfacción de usuarios que se realizó por email, 82 por ciento calificó la atención como excelente o muy buena, y 84 por ciento valoró como “muy útil” la información brindada.

Por qué un trabajador social

– El MPF identificó en la Licenciatura en Trabajo Social el conocimiento socio-jurídico, la experiencia y la formación en instituciones necesarios para cumplir de manera eficiente esta nueva figura del orientador judicial.
– Debido a la experiencia que tiene el Ministerio de Salud en el dictado de posgrados en servicio en el formato de residencias, se enmarcó en esa figura esta formación.
– Los aspirantes cumplen un programa de 40 horas semanales, distribuidas de lunes a sábados; con 85 por ciento de práctica y 15 por ciento de formación teórica.

 

Artículos destacados