Riesgos del trabajo: piden actualizar lista de enfermedades profesionales

Investigadores alertan sobre el acelerado crecimiento en la cifra de juicios por riesgos del trabajo. Entre 2004 y 2010 las demandas judiciales crecieron 15 veces. Se prevé que este año cierre con más de 61.000 acciones de este tipo.

El acelerado crecimiento de la cantidad de juicios por riesgos del trabajo que viene experimentando la Argentina presenta características tan particulares como socialmente negativas, advierte el informe “Empleo y Desarrollo Social”, elaborado por la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad Católica Argentina (UCA) e investigadores del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

El análisis, difundido ayer, aborda distintos aspectos y falencias del sistema de protección de riesgos y grafica el incremento de la litigiosidad con números estimados por la Unión de ART. Según la entidad, entre 2004 y 2010 las demandas judiciales por riesgos del trabajo crecieron unas 15 veces: mientras que en 2004 se registraron 3.878 nuevos juicios, para 2010 se proyectan más de 61.874.

Si bien el informe señala que “las presiones por restablecer la masificación de los litigios tiene un fuerte sustento corporativo, la falta de acción facilita y le aporta legitimidad al avance de las demandas judiciales”.
En este sentido, apuntan al listado de enfermedades y el baremo de incapacidades que “además de ser claves en la operatoria del sistema, son instrumentos complejos y dinámicos. Sin embargo, pasada casi una década y media desde que fueron puestos en funcionamiento no han sido actualizados”.

Los investigadores también recalcan que esto ocurre a pesar de que las normas contemplen un comité consultivo permanente -con representantes del Estado, los trabajadores y los empleadores- que tiene la responsabilidad legal de actualizar los parámetros del sistema.

Frente a la actual situación, el documento afirma que resulta “imprescindible” promover estudios, investigaciones y mesas de debate tendientes a actualizar la nómina de enfermedades y el baremo.

Hernias, várices e hipoacusias
El estudio de la UCA sostiene que un área que merece especial atención es “la intensa e inconclusa discusión médica en torno al carácter laboral de las hernias y las várices y las controversias sobre la valoración de los daños”. También incluye en este aspecto las disputas que existen sobre las hipoacusias, cuya naturaleza laboral también es cuestionada.

Finalmente, considera “fundamental” dar eficiencia, jerarquía y transparencia a las Comisiones Médicas y subraya que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) cuenta con recursos suficientes para generar las condiciones para un funcionamiento “mucho más eficiente y de mayor calidad”.

Los números

–  En los últimos seis años la cantidad de demandas judiciales por riesgos del trabajo creció unas 15 veces.
– Mientras que en 2004 se registraron cerca de 3.900 nuevos juicios, para este año que está finalizando se proyectan más de 60.000. / Fuente: Unión de ART

Recomendaciones puntos a consensuar para evitar la judicialización

El informe de UCA considera clave inducir un amplio consenso para fijar criterios comunes en temas fundamentales como:

– El establecimiento de un procedimiento administrativo especial para dirimir controversias con base en reglas objetivas y homogéneas, que opere obligatoriamente como paso previo a la intervención de la Justicia.

– Contemplar, como única excepción al procedimiento administrativo, la intervención de la Justicia civil cuando efectivamente se den los supuestos de culpa grave o dolo del empleador.

– Consensuar un listado de enfermedades, baremo y fórmulas de cálculos de las prestaciones que sean aplicados uniformemente por todos los organismos administrativos y juzgados del país.

Artículos destacados