Profesiones que no tendrán nuevos nuevos visados hasta 2021 en Estados Unidos

Empleados de la industria tecnológica y las becas universitarias entre las congeladas por decreto presidencial. Estarán frenados los permisos de empleo para trabajadores de los sectores hoteleros y de construcción y los investigadores y profesores

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, congeló la emisión de nuevos visados de los tipos H-1B, H-2B, H-4, L-1 y J-1 y de tarjetas de residencia (Green cards) para ciertas profesiones.
Lo hizo este lunes por decreto y se extenderá al menos hasta finales de este año y con la que se evitará la entrada al país de más de 240 mil extranjeros.
“Como parte de nuestros esfuerzos por la recuperación de Estados Unidos primero, el presidente ha decidido suspender ciertos tipos de visados hasta final de este año”, dijo el vocero de la Administración de Estados Unidos. Según estimó la fuente, se liberarían 525 mil empleos para los estadounidenses.

“El presidente Trump está enfocado en que los estadounidenses vuelvan a trabajar tan pronto como sea posible”, indicó el vocero.

Entre las profesiones y trabajos que ya no estarán visados están los empleados de la industria tecnológica, H-1B, los L-1 que son directivos que trabajan para grandes corporaciones.
Los visados también estarán congelados para los permisos de empleo H-2B, trabajadores de los sectores hoteleros y de construcción y los J-1, investigadores y profesores de investigación así como programas de intercambio.
De hecho, las becas universitarias y los trabajos como niñeras también estarán paralizadas hasta enero ya que la prioridad de Trump es ayudar a los estadounidenses que perdieron sus empleos.

La medida conocida este lunes se enmarca en las crecientes limitaciones que la administración Trump está imponiendo a la inmigración a Estados Unidos y, tras semanas esperándola, se ha visto finalmente adelantada en el contexto de la debacle económica fruto del coronavirus, durante la que se han registrado números récord de desempleo en el país. El Gobierno justificó que esta decisión tiene como objetivo “maximizar las oportunidades para los trabajadores estadounidenses de encontrar empleo”, en unos momentos en los que el índice de desempleo en el país se encuentra en el 13,3%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *