Transportistas de granos desestimaron denuncias sobre ataques a silos

Los transportistas de cargas salieron ayer al cruce del comunicado del Ministerio de Agricultura difundido este lunes, mediante el cual denunció ataques a silos bolsa en campos del sur cordobés.

En la Federación Cordobesa de Transportistas de Cargas (Fecotac) aclararon que no existieron denuncias por parte de los productores de la provincia sobre ataques o amenazas.

“No tenemos constancia de denuncias de los productores de la provincia que lo hayan sufrido”, aseguró en ese sentido, Eduardo Marcle, titular de Fecotac en diálogo con Comercio y Justicia.

En el Ministerio de Agricultura aseguraron que “hubo llamadas de productores a las agencias zonales en los departamentos Marcos Juárez, Juárez Celman y Unión, entre otros; también de la zona de Leones”.

No obstante, Marcle – quien al ser consultado por este medio se encontraba haciendo una recorrida por la zona de Laboulaye- indicó que “está todo tranquilo” y desestimó las versiones difundidas por medios locales.

En esa línea, en Fecotac negaron que existan conflictos “originados por una situación de competencia desleal en el rubro del transporte de carga de granos”, tal como indicó la denuncia de la cartera de Agricultura de la Provincia.

Al respecto, Marcle aseguró que existe una relación ordenada con los productores locales y con los operadores de carga de granos. “Cómo vamos a pelearnos con quienes nos dan trabajo”, afirmó el titular de Fecotac, restando importancia así a la denuncia sobre la desprotección a transportistas locales.

“En todo caso, se tratará de un grupo de transportistas autoconvocados”, indicó Marcle, apuntando a este sector como el posible responsable de los ataques a los silos.

Asimismo, en coincidencia con lo expresado por Pablo Trapani de la Fecotac, el titular de los transportistas cordobeses ligó las supuestas agresiones a una iniciativa promovida por trabajadores del campo nucleados en la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), quienes verían amenazada su fuente de trabajo.

Artículos destacados