Schiaretti le pegó duro al Indec y alertó que buscan tapar la crisis

El gobernador Juan Schiaretti cuestionó los datos informados por el Indec respecto a la actividad industrial y advirtió que “buscan tapar las suspensiones y los despidos”, en supuesta alusión al Gobierno nacional.
Schiaretti salió de esta forma a criticar por primera vez y de manera abierta los indicadores del organismo estadístico, en respuesta a una consulta de Comercio y Justicia luego que el ministro de Industria, Roberto Avalle, deslizara horas antes que los índices son al menos “discutible”.
“No es el ministro Avalle el que cuestiona. El sentido común indica que si todos están diciendo que el nivel de actividad ha caído… resulta extraño ver, lo están diciendo todos los industriales… uno ve cómo se intenta tapar las suspensiones, los despidos. Lo mínimo que le resulta a la gente extraño de que ha crecido el producto bruto industrial. Ojala creciera”, cargó el mandatario frente a las cifras del Indec.

Previamente, y tras participar de la jornada de apertura de la Sexta Semana Argentina de Salud y Seguridad en el Trabajo (ver página 4), el ministro Avalle había advertido que la cifra de Indec respecto a la actividad industrial era “por lo menos discutible”.
“Córdoba tiene en su sector industrial dos subsectores que están particularmente afectados. Uno es todo aquello que tenga que ver con la industria automotriz y el otro es la industria de la maquinaria agrícola… Si yo le menciono la industria de la maquinaria agrícola le estoy diciendo de un sector que tiene una altísima incidencia en el interior provincial. Por lo tanto, estimo que el 0,4% de caída (fue el dato que arrojó el Estimador Mensual Industrial de marzo) es un número por lo menos discutible lo que ha sacado la Nación. Pero también no debemos olvidarnos que se trata de un promedio que involucra a otras actividades económicas”, había advertido el ministro. Por otra parte, Avalle avanzó en torno a la profundidad y alcance de la crisis en Córdoba.

“En la provincia es indudable que existen problemas importantes y que seguramente van a seguir existiendo. Por eso yo manifesté que lo peor que se puede hacer es no reconocer que tenemos una situación de crisis; es pretender ignorar la profundidad de una crisis que inclusive puede llegar a ser mayor. Porque solamente resuelve los problemas aquel que sabe que los tiene”, indicó.
Asimismo, consideró que la crisis en Córdoba “es seria”.
“En Córdoba es serio y pueder llegar a ser más serio, entoces tenemos que estar alerta. En esto hay que ser mesurado, no hay que tampoco plantearnos una situación de catástrofe, sí de problemas serios y de problemas que es muy probable que entre junio, julio o agosto de este año los tengamos aumentados respecto de cómo los tenemos hoy”.
Finalmente, admitió que las presentaciones de procedimientos preventivos de crisis se amesetaron. “Ojalá que eso se mantenga. Pero sinceramente si uno es honesto tiene que estar indudablemente alerta a situaciones que de acá a unos meses pueden ser comprometidas”, reveló el funcionario.

Artículos destacados