Prevén que el autopartismo cerrará el año con alza de 2%

Los directivos de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) estimaron que la caída que se viene registrando en el mercado interno será compensada con el mejor desempeño exportador a Brasil. En el primer semestre la actividad acumuló un crecimento de 15%

El sector autopartista cerrará el año con un crecimiento de dos por ciento interanual pese a la fuerte caída que viene registrándose en la demanda interna que -estiman- será compensada con el mejor desempeño exportador con destino a Brasil, la búsqueda de nuevos clientes atraídos por la paridad cambiaria y la posibilidad de incrementar la integración local.
Así lo plantearon el presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Raúl Amil, y el gerente General de la entidad, Juan Cantarella, al presentar ayer la décima edición de la feria Automechanika, que se realizará del 7 al 10 de noviembre en el predio de La Rural, en Buenos Aires.
Si bien el crecimiento de dos por ciento anual puede parecer moderado, permitirá a la producción autopartista ser uno de los pocos sectores industriales que termine 2018 con signo positivo.

“El nivel de actividad muestra una caída para lo que resta del año del mercado local, y a pesar de que las exportaciones siguen creciendo, no lo hacen en una magnitud tal que permita compensar la retracción interna”, explicó Amil en un encuentro con la prensa.
De acuerdo con las proyecciones de la entidad, el año culminará con un crecimiento estimado en torno a dos por ciento respecto a 2017, merced a un primer semestre en el que la actividad acumuló un crecimiento de 15% tanto por el desempeño de producción de vehículos como del mercado de reposición.
Para 2019, desde AFAC se prevé un sostenimiento de la actividad, sobre todo si se logra una leve recuperación productiva de Brasil, el principal destino de las exportaciones de los fabricantes nacionales.
“Si Brasil continúa con esta tendencia en alza que se observa, se podría decir que lo peor habría pasado”, aseveró el directivo.
Amil y Cantarella coincidieron en señalar que si bien la apreciación del dólar podrá fortalecer el comercio exterior de autopartes, “las localizaciones (es decir la sustitución de piezas para la producción nacional de vehículos) no se pueden esperar de manera inmediata”.
No obstante, las exportaciones a Brasil de vehículos terminados podrán tener una fuerte influencia en el desempeño autopartista, a partir de que 70% de las ventas externas se destina al principal socio regional.
La complementariedad productiva entre ambos países, en el que Argentina se está especializando en los vehículos del segmento de los sedanes medianos y los comerciales livianos -pick ups- permite focalizar la producción del autopartismo nacional, mejorar la escala y en consecuencia mejorar la competitividad.

Respecto a la puja con las terminales, Amil explicó que “el descalce producido con la devaluación genera serios problemas en las estructuras de costos de las autopartistas si no hay una respuesta rápida de las automotrices en la recomposición de precios”.
Por eso, el directivo ratificó que la entidad avanzará con una denuncia contra Renault ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por supuesto abuso de posición dominante, al entender que la terminal no refleja en sus pagos el impacto de la devaluación de mayo y junio, mientras que siguen las negociaciones con otras automotrices.
Sobre la continuidad del flex automotor acordado con Brasil, el presidente de AFAC expresó la “necesidad de mantener esa herramienta para equilibrar las asimetrías, lo que requiere también respetar lo acordado en las negociaciones bilaterales” que involucra a terminales, autopartistas y comercializadores.

 

Artículos destacados