miércoles 24, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
miércoles 24, abril 2024

Pesadilla para Massa: dólar sigue subiendo, pese a liquidar reservas

FANTASMA. El dólar sigue asustando al gobierno, que lo mira con preocupación.
ESCUCHAR

En enero el déficit del central es de US$48 millones, pero no puede frenar el avance de la divisa norteamericana, que marcó un nuevo record de $385 en Buenos Aires.

Los anuncios y acciones del gobierno no logran despejar la intranquilidad del mercado. La inestabilidad del dólar derivó en una fuerte pérdida de reservas, vendiendo a $185 los dólares que compró a $230 el mes pasado. De este modo, el Central acumula en enero un déficit de US$48 millones.

Casi todos los dólares de Alberto terminaron en nuevos récords, los bonos concluyeron mixtos con riesgo país levemente hacia arriba, pero las acciones argentinas siguen sostenidas, con suba en bloque en las ADR argentinas en NY.

La tendencia del dólar, la actividad económica y la inflación preocupan a los tomadores de decisiones, que ven cómo se complica el escenario futuro en pleno año electoral. El mayor temor es que la crisis se desate antes de enfrentar a las urnas y los condene a un hipotético tercer puesto.

Actividad económica

El EMAE de noviembre sorprendió a propios y extraños con una caída de 0,7% mensual acumulando tres meses seguidos (septiembre, octubre y noviembre) en baja, algo que según varios economistas podría presagiar un PBI escuálido para este año.

«La economía parece haber entrado en un estancamiento, siendo noviembre el tercer mes de contracción. Habrá que observar un período más largo para afirmar una tendencia, pero la pérdida del producto empieza a ser cada vez más notoria, acumulando 1,4% respecto a agosto», afirma la consultora LCG.

De cara a 2023, espera que la actividad se vea resentida por la actual sequía que afecta la campaña 2022-2023 por la que se espera una pérdida en torno a los US$10.000 millones, de acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

«Consecuentemente, con una menor oferta de divisas, esperamos que se pronuncien los esquemas de control de importaciones, lo cual tendrá su correlato en la disponibilidad de insumos para el normal funcionamiento de la industria. Esto, en conjunto con un poder adquisitivo que no esperamos se recupere, traería aparejado una contracción de la actividad que la proyectamos en el 0,5% anual promedio«, apunta LCG.

El repunte de la inflación que se está viendo en enero también altera los planes de Massa y del oficialismo para verse competitivo. El IPC del primer mes del año picó en punta y en el mundo de las consultoras, como EcoGo, lo tienen en torno al 5,6% mensual. Otros como LCG lo tienen 5,8%. Como fuere, los guarismos marcarían una aceleración desde el 5,1% de diciembre.

Con estos números, llegar a abril por debajo del 4% parece ciencia ficción. Incluso los precios que traccionaban a la baja, como la carne, empezaron a despertarse. En el Mercado de Liniers se vio un aumento del 20% en el ganado en pie desde finales de la semana pasada, algo que se trasladará fuerte al IPC por su alta ponderación. Otros componente del IPC también tuvieron alzas considerables, como el incremento del 7% en las prepagas durante este mes, colectivos y combustibles, entre otras.

A nivel internacional

A nivel internacional, todo sigue en una interminable pulseada entre los bancos internacionales subiendo sus tasas para aplacar la presión inflacionaria, tratando de que las economías se frenen pero que no caigan en recesión. Ayer, el Banco de Canadá subió su tasa base en 0,25%, llevándola de 4,25 a 4,5% anual, equiparando el valor actual de la Fed. Y también hay señales de los bancos centrales europeos, con el BCE y el BoE que pueden llevar sus tasas cortas a 3,5% y 4% anual respectivamente. En todas partes se plantea que hay una suba de tasas en febrero y marzo y que luego habrá un freno, un «esperar y ver», haciendo un seguimiento sobre la marcha de la inflación y los riesgos de una recesión fuerte.

Con ese marco, ayer las tasas largas de EE.UU. siguieron aflojando: se pagó 4,7% anual a 1 año, 3,6% a 5 años, 3,4% a 10 años y 3,6% a 30 años. Y detrás de eso, los inversores conservadores globales se siguen alejando del billete estadounidense. Por eso ayer en el exterior el dólar subió 0,2% en Chile, no cambio en México y bajó 0,2% contra el euro, 0,4% contra el yen, 0,5% contra la libra y 1,1% contra el real (con China en feriado toda esta semana por el inicio del Año del Conejo de Agua).

Dentro de exactamente una semana se espera que la Fed subirá la tasa corta. La convicción es que lo haga en 0,25%, hasta 4,75% anual, colocándose más cerca del nivel de inflación que se va esperando. Con la idea de elevar otro escalón similar en marzo, aunque todo está en discusión, sobre todo por la fuerte ola de despidos que están anunciando muchas empresas.

Banco Central

En el mercado local, después de que el Indec confirmara que desde setiembre el nivel de actividad económica está en un tobogán, el mercado cambiario argentino fue otra vez protagonista, con fuerte suba de casi todos los dólares libres, a pesar de un esfuerzo cada vez más importante de parte del Banco Central. En los dos últimos días el BCRA vendió US$220 millones de las reservas, dejando caras cada vez más serias. Al tiempo que mantuvo sin cambios en 75% anual las tasas de las leliq y de los plazos fijos. Y chupó de los bancos depósitos por otros $ 15.550 millones en Notaliqs a 6 meses.

A pesar de todas estas maniobras artificiales, el dólar blue saltó hasta otro récord nominal histórico de $385 en Buenos Aires. El dólar Qatar subió 36 centavos hasta $384,52. El dólar Senebi saltó $4,85 hasta $369,57. El dólar MEP bajó $1,87 hasta $351,98. Y el contado con liquidación brincó $6,43 hasta $366,43. Por lo que la brecha entre oficial y blue ya roza el 100% y la brecha entre CCL y mayorista fue de 98%.

Algunos dicen que no sería extraño que el primer «escalón a sortear» del blue, en el corto plazo, sea un valor del dólar de $400. ¿Cuándo llegaría a ese nivel? Mediados de febrero, dicen los cueveros.

Con ese entorno cambiario, los bonos terminaron mixtos, y el riesgo país volvió a aumentar: creció en 9 unidades, hasta 1.834 puntos básicos. Y con la mirada atenta en lo que pasa con los valores de esos activos, la Secretaría de Finanzas confirmó que saldrá este viernes a conseguir apenas $165.000 millones para cubrir vencimientos, ofreciendo en este caso Ledes (letras en pesos a tasa de interés) y un bono dollar-linked, pero esta vez sin permitir que participen ni fondos de inversión ni inversores particulares.

Casi todo lo que vence este viernes está en manos privadas. Por lo que se supone que estos inversores cancelarán, y presionarán más al dólar. Aunque hay que ver qué hacen los bancos porque esta semana se subió a casi 99% anual la tasa a 1 día para los fondos de inversión, y esa zanahoria tiene a todo el sistema financiero con gran cambio de posición en todo tipo de colocaciones.

Después de la licitación de este viernes, en febrero vencen $507.000 millones, en marzo $697.000 millones, en abril $2,2 billones y luego, entre mayo y setiembre, antes de la elección nacional, vencen otros $13,8 billones, una enormidad. Todo convertido al dólar blue de ayer significa una suma imposible que ya se acerca a unos US$44.900 millones que, según Ramiro Castiñeira de Econométrica, convierte al Gobierno de Alberto Fernández en el que más endeudó al país en un período tan corto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?