martes 27, febrero 2024
El tiempo - Tutiempo.net
martes 27, febrero 2024

Para “normalizar” el mercado de deuda pública, se emitirán títulos por un total de US$1.500 millones

OBJETIVO. La cartera indicó que se busca “generar instrumentos de ahorro con tasas reales positivas y sostenibles”.
ESCUCHAR

Los bonos estarán en divisa extranjera y bajo legislación local, según se informó. La licitaciones se realizarán entre los meses de agosto y noviembre de este año.

En el marco de las negociaciones que el país está realizando para reestructurar la deuda de acreedores extranjeros y a días de que finalice el último plazo comunicado para la adhesión de los bonistas con la expectativa puesta en que Gobierno modifique la oferta realizada, ayer el Ministerio de Economía de la Nación comunicó que buscará “normalizar” el mercado de deuda pública emitiendo títulos por un total de US$1.500 millones.

Según se detalló, los bonos estarán en divisa extranjera y bajo legislación local, mientras las licitaciones tendrán lugar entre los meses de agosto y noviembre de este año.

«Es necesario recuperar la soberanía monetaria, construir una curva de rendimientos en pesos que brinde opciones de ahorro y permita el financiamiento para el sector público y privado, asegurando de este modo la estabilidad de mediano y largo plazo», sostuvo la cartera que conduce Martìn Guzmán al realizar el anuncio.

Específicamente, las operatorias -cada una de ellas por US$500 millones- serán el 7 de agosto, el 25 de septiembre y el 27 de noviembre próximos.

Si bien no se precisaron las condiciones de estas licitaciones, que se conocerán cuando se acerquen las fechas, el Palacio de Hacienda anticipó que con vistas al año próximo- «en forma simultánea al envío al Honorable Congreso de la Nación del Proyecto de Presupuesto 2021, se comunicará el calendario de estas operaciones correspondientes».

En los fundamentos de esta medida, el Ministerio de Economía dijo que «la evaluación sobre la que se fundamenta esta decisión tiene en cuenta las interdependencias generales del sistema económico en lugar de basarse en una lógica de equilibrio parcial».

«En un contexto de fuertes restricciones de divisas, esta medida busca resolver tensiones existentes en la curva de rendimientos en pesos a efectos de generar una secuencia que permita generar una mayor demanda relativa por activos denominados en moneda nacional, al tiempo que reduzca las presiones en los frentes cambiarios y financieros», sostuvo la cartera.

 

El ministerio advirtió de que «todavía convive en este mercado un universo de tenedores externos de instrumentos en pesos, cuyas estrategias y mandatos de inversión no son compatibles con las características estructurales del mismo, lo cual puede generar condiciones de inestabilidad financiera y macroeconómica».

«Estos problemas se generaron en el marco de un modelo económico adoptado en diciembre de 2015 que culminó con una profunda crisis económica y se manifestaron a través de las operaciones de carry trade, que implican la búsqueda de tasas extraordinarias de retorno en moneda local para luego convertir las mismas en moneda extranjera», sostuvo el comunicado.

Esto «acentúa y amplifica los problemas, puesto que un desarme de dichas posiciones, como quedó evidenciado en 2018 con las Letras del Banco Central (Lebacs), genera una externalidad negativa sobre la curva de instrumentos en pesos al tiempo que incrementa la volatilidad cambiaria y financiera».

En apenas unos pocos meses, explicó el ministerio «dicha reversión de flujos de capitales implicó una salida cercana a los US$12.000 millones, con el consecuente impacto en el nivel de reservas internacionales y en el tipo de cambio”.

«Solucionar este problema heredado, que implicó el colapso de un modelo económico y la presencia de actores en el mercado de deuda en pesos que han manifestado su intención de no permanecer en este segmento, requiere diseñar e implementar una solución definitiva e integral», concluyó la cartera de Economía.


DECLARACIONES

Guzmán destacó el trabajo con el FMI

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el Gobierno nacional trabaja «de manera muy constructiva» con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para resolver la situación económica «que ya venía en caída libre» desde la administración anterior y empeoró este año con la pandemia de coronavirus.

«Lo bueno es que, en los últimos meses, hemos estado trabajando de manera muy constructiva con el FMI. El cambio en la dirección del FMI, con el nuevo equipo de (la directora gerente) Kristalina Georgieva, fue constructivo», afirmó el ministro en una entrevista publicada por el diario brasileño Folha de São Paulo.

Asimismo destacó que «hubo una revisión de las premisas que guiaron» al organismo, al otorgarle al gobierno de Mauricio Macri un crédito por US$56.300 millones, de los cuales finalmente se desembolsaron US$44.300 millones.

«Tenemos restricciones muy fuertes. Desafortunadamente, tuvimos una secuencia muy negativa de eventos económicos. Entre 2015 y 2019, hubo una retracción del PBI (Producto Interno Bruto)», explicó el titular del Palacio de Hacienda.

En este sentido, el funcionario puntualizó: «La economía ya estaba en caída libre cuando nos hicimos cargo», y añadió que «además de esto, se agrega el coronavirus, que causó que un paciente que ya estaba enfermo se debilitara aún más».

Por otro lado, en relación a la reestructuración con los bonitas, el ministro explicó que «ningún acreedor» declaró de manera oficial a Argentina en «incumplimiento» de sus compromisos de deuda, y destacó que las negociaciones todavía siguen vigentes.

«Comenzamos el proceso de reestructuración (de la deuda) antes de interrumpir los pagos, e hicimos una oferta para evitarlo. No pudimos contactar a la mayoría de los acreedores. El 22 de mayo, no pagamos los intereses devengados en esa fecha», precisó.

«El viernes (pasado) ampliamos la fecha de cierre de la oferta actual para modificarla en los próximos días», señaló el titular del Palacio de Hacienda, quien también destacó que “cuando asumimos el control, el país ya enfrentaba condiciones de financiamiento prohibitivas. Y la deuda estaba en una situación totalmente insostenible».

«Hicimos una oferta pensando en la sostenibilidad: lo que Argentina quiere es redefinir sus compromisos de una manera que pueda cumplir», sostuvo y agregó: «Hemos avanzado en el proceso de normalización de las tasas de interés, y queremos reducir el valor, que es, en promedio, 7,5% en dólares, a algo que podamos sostener”.

En tanto, señaló que «hubo una parte de los acreedores que siguieron, y una parte que no lo hizo». «Estamos bajo un acuerdo de confidencialidad y estamos negociando”, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?