Para las farmacias cordobesas “es un cambio positivo” el nuevo convenio con el PAMI

“Si se cumple por los 24 meses de vigencia prevista, creo que estaremos ante un avance”, consideró
la dirigente sectorial, quien brindó precisiones sobre el nuevo acuerdo presentado ayer por Macri

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

El mayor contrato de salud de uno de los países que más gasta en esa área en todo el mundo se renovó en las últimas horas y el presidente Mauricio Macri lo presentó ayer en un laboratorio nacional ubicado en la provincia de Buenos Aires.
En los últimos meses, el Gobierno lanzó la ofensiva sobre todos los eslabones de la cadena de provisión de remedios para jubilados y pensionados atendidos por la obra social nacional PAMI, para bajar 6.500 millones de pesos del gasto en el rubro. Un gran desafío: lograr una caída cercana a 30% en las erogaciones nacionales, en medio de un ecosistema de precios en el que todo sube, nada baja y, además, sube varios puntos mes a mes. Finalmente, las autoridades de PAMI, Salud y Jefatura de Gabinete lo lograron: consiguieron el aval de las multinacionales farmacéuticas y de las dos cámaras que agrupan a los laboratorios nacionales. Inclusive sumaron las farmacias, el eslabón más débil de la cadena, que venían hablando de “inviabilidad” del último convenio PAMI, incluso de “incertidumbre”.
En distintos puntos, el nuevo convenio que se puso en marcha el pasado jueves 1 de noviembre favorece a las farmacias. Por un lado, elimina intermediarios; por el otro, mejora los plazos de pago. “Siempre fue un reclamo de las farmacias la intermediación de la empresa FarmaLink para la facturación de las farmacias a PAMI. Se trataba de una empresa formada por los laboratorios, que actuaba de modo intermediario y afectaba los plazos y los pagos a las farmacias. Con este nuevo acuerdo, esa intermediación se elimina”, explicó ayer Georgina Giraldi, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de la provincia, que representa a las 1.800 farmacias cordobesas.

Efectivamente, con el nuevo convenio, todo el sistema de validación, auditoría y autorización corre por cuenta directa de PAMI.
el nuevo acuerdo presentado por el Gobierno ayer mejora los plazos de pago. “Antes debíamos esperar 110 días de plazo, o 120, para cobrar por servicios efectivamente prestados. Hoy tenemos un primer pago a los 15 días de presentada la facturación y con un plazo final de cobro de un restante 40% a un máximo de 60 días. Para las farmacias es algo que mejora un poco las condiciones de prestación de este servicio, que termina representando una gran porción de la facturación de ellas”, precisó Giraldi, en diálogo con Comercio y Justicia.
“Para los jubilados se mantiene un mejor precio. Un promedio 20% inferior con respecto a los productos, a los remedios no incluidos en el convenio. Con un precio que se actualiza según inflación (recordemos que los remedios vienen aumentando por encima del índice inflacionario). Si se cumple por los 24 meses de vigencia, creo que estaremos ante un avance positivo”, consideró la dirigente sectorial, para finalizar: “Esperemos que esta vez el cambio sea de verdad”, agregó.

Según lo descripto, lo presentado ayer por Macri es una vuelta de página. Es un cambio fundamental que el pago de las recetas se haga directamente a las farmacias y no a la industria farmacéutica, que de esta forma queda relegada en la toma de decisiones. Esta medida se tomó en el marco de la feroz pelea de la obra social con los laboratorios de bandera nacional, que fueron los primeros en romper el acuerdo firmado en marzo, argumentando que las condiciones de atención habían cambiado radicalmente.
Luego de ese movimiento, que disparó una guerra con las cámaras Cilfa y Cooperala, PAMI se lanzó a la “caza” de las firmas locales y las invitó a firmar acuerdos individuales, dejando fuera de la negociación las cámaras de laboratorios que los nuclean. Esta estrategia rindió sus frutos ya que, cuando la mayoría de los grandes laboratorios locales firmó los contratos, las propias cámaras se plegaron.
En números, el convenio con más de 200 laboratorios significará “14% menos de costos en los medicamentos para los jubilados”, destacó Giraldi.
Además, mediante el acuerdo, PAMI podrá ofertar medicamentos con su propia marca, cuya fabricación licitará entre todos los laboratorios, hecho que le permitirá a los pequeños y medianos competir en mejores condiciones y con procesos más transparentes.

Artículos destacados