Mercados otra vez abajo a la espera de votación clave

Los mercados financieros volvieron a sentir ayer el efecto de la desconfianza y pese a la fuerte señal enviada el miércoles por el Senado estadounidense que aprobó por amplio margen y con modificaciones el plan de rescate de US$ 700 mil millones, Wall Street registró importantes retrocesos en sus principales índices, a la expectativa del debate en la Cámara de Representantes que se concretará hoy.
La caída fue acompañada en general por el resto de las Bolsas del mundo y particularmente por los mercados latinoamericanos.
En ese marco, el Merval se desplomó un 5,43%. También cayeron con fuerza todos los títulos públicos, encabezados por el Discount en dólares, que cedió un 5,16%, y el Discount en pesos (el bono más negociado), que perdió un 5,31%.

Además, el índice de riesgo país siguió subiendo y alcanzó los 1.176 puntos. Y el dólar subió un centavo para alcanzar los $ 3,12 para la compra y $ 3,16 para la venta.
En tanto, la Bolsa de Nueva York no logró burlar el temor de los inversores a que se repita la situación que puso en jaque a los mercados el último lunes. El Dow Jones perdió un 3,22%, mientras el S&P 500 retrocedió un 4,03%. Por su lado, el tecnológico Nasdaq cayó un 4,48 por ciento.
A esto se sumaron más datos negativos sobre la economía. Los pedidos en las fábricas estadounidenses cayeron un 4% en agosto, más de lo esperado por los analistas, tras un alza revisada del 0,7% en julio. En tanto, el Departamento de Comercio revisó el dato de pedidos de bienes duraderos de agosto a una caída del 4,8% frente a un descenso del 4,5% reportado inicialmente.

En Europa, las plazas bursátiles que habían arracado en alta, revirtieron su tendencia. En Londres, el FTSE 100 cayó un 1,80%, mientras que el DAX alemán bajó un 2,51%, y en París, el CAC 40 perdió un 2,25%. En tanto, el índice Ibex 35 de la Bolsa de Madrid mostraba una baja de un 1,61 por ciento.
Indiferente al plan de salvataje de EE UU, Tokio cerró con un fuerte retroceso de un 1,88%, arrastrada por las acciones de los grandes fabricantes de automóviles japoneses. Además, cayeron Seúl (1,39%) y Taiwán (1,05%). El avance más notorio fue el de Hong Kong, que concluyó su jornada con una suba de un 1,08 por ciento.
“El pueblo estadounidense espera -y nuestra economía lo requiere- que la Cámara de Representantes apruebe esta buena ley esta semana y la envíe a mi escritorio”, dijo Bush, apelando a la colaboración de la Cámara de Representantes respecto al tratado y la respectiva aprobación de la ley que avanzó en el Senado.

Por su parte y más allá que el Banco Central Europeo dejó intacta su tasa de interés, las autoridades de la Reserva Federal estadounidense (FED) evalúan rebajar el costo del dinero teniendo en cuenta la fragilidad de la situación económica y más allá de que sea aprobado el plan.
En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió ayer sobre el riesgo elevado de que EE UU se dirija sin remedio a una profunda recesión, tras haber analizado los factores que han confluido en la actual crisis financiera que vive el país.

Artículos destacados