La Nación financiará 1.640 casas en Córdoba, todas para los gremios

DISERTANTE. Testa habló ayer en las jornadas organizadas por la Cámara de la Construcción.

El Gobierno nacional solventará finalmente 1.640 viviendas para Córdoba, en el marco del megaplán habitacional anunciado tiempo atrás por la presidenta Cristina Fernández que preveía 105 mil soluciones habitacionales para este año y el próximo en todo el país.

La cifra fue confirmada por el ministro de Infraestructura, Hugo Testa, luego de que la Nación aceptó “canjear” los 2.000 mejoramientos (ampliaciones de viviendas en asentamientos precarios) y 500 viviendas por 1.640 casas, que se construirán en Villa Cornú, al noroeste de la ciudad de Córdoba y serán entregadas a trabajadores nucleados en gremios enrolados en la CGT.

En rigor, ese reparto ya estaba resuelto desde 2005 cuando se lanzó el Plan Hogar Clase Media.

Con todo, al quedar trunco ese programa por falta de envíos nacionales, el plan habitacional para los gremios nunca se inició.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En cuanto a las viviendas, la Nación aportará 320 mil pesos por unidad de poco más de 60 metros cubiertos. En tanto, la Provincia -cuya intención es comenzar la construcción de las viviendas antes de fin de año- deberá aportar una contraparte de al menos 150 mil pesos, además de fondos para la infraestructura.

Para ese objetivo, previamente el Gobierno deberá renegociar los contratos con las empresas que resultados adjudicatarias de las obras. Es que la idea es retomar las labores originales que nunca se iniciaron pero que se licitaron y adjudicaron en 2007.

Los valores de cada vivienda de entonces no alcanzaban 200 mil pesos por unidad, dependiendo la superficie de ésta.

Evidentemente, los precios hoy son otros y las contratistas pretenden renegociar sus vínculos.

En las últimas horas, el gobernador José Manuel de la Sota firmó un decreto que habilita la renegociación. De todas formas, las partes ya vienen discutiendo el tema desde hace tiempo, por lo que se descuenta que habrá acuerdo. La resolución favorable de esa negociación urge para comenzar las obras.

Cuando presentó el plan, la Presidenta advirtió de que las provincias que se atrasaran en la ejecución de las obras se quedarían sin los fondos para ellas.

En total, son seis adjudicatarias. El Gobierno nacional pretendía más de 15 para atomizar el trabajo y beneficiar más empresas. No obstante, aceptó la postura de la Provincia.

Las labores se iniciarán aun sin anticipo financiero de la Nación.

Artículos destacados