La Emergencia Previsional seguirá por otros dos años

La continuidad de la normativa fue confirmada por el secretario General de la Gobernación, Ricardo Sosa. La salida de casi la mitad de los pasivos afectados por el pago con títulos tendrá un costo fiscal de $35 millones anuales.

El Gobierno provincial confirmó la continuidad por dos años más de la Emergencia Previsional y el Programa de Saneamiento Económico y Financiero de la Caja de Jubilaciones.

No obstante, anticipó que -en agosto próximo- saldrán del mecanismo de excepción un total de 3.067 pasivos que hasta ahora cobraban con Títulos de Cancelación Previsional. Se trata de jubilados con haberes superiores a seis mil pesos y hasta 9.050 pesos.

El resto, un total de 4.574 pasivos, continuará percibiendo un porcentaje de sus haberes en títulos, según confirmó Sosa.

Más allá del beneficio para casi la mitad de los jubilados afectados por la Emergencia, el dato saliente fue la confirmación sobre la continuidad del régimen de excepción.

Efectivamente, tal como lo anticipó Comercio y Justicia, el gobernador Juan Schiaretti optó por continuar con el esquema atento a la imposibilidad de cubrir el bache financiero que exigiría en caso de eliminarse el régimen.

Es que, según confirmó Sosa, el costo por excluir a 3.067 jubilados de la Emergencia será de sólo 35 millones de pesos al año, sobre un ahorro total de unos 300 millones de pesos anuales que genera la ley vigente.

Si bien se trata de un número importante de pasivos, los excluidos del pago con títulos son lo que sufrían menor retención de sus haberes.

De esta manera, de los 150 millones de pesos anuales que la Caja de Jubilaciones pensaba “ahorrar” por la postergación del pago con títulos, ahora obtendrá 115 millones de pesos.

En tanto, los otros 150 millones de pesos ingresarán en concepto del aporte patronal extraordinario instrumentado por la Emergencia y que continuará vigente.

Según indicó la Provincia, el déficit de la Caja en julio y anualizado alcanzará 1.235 millones de pesos. De ese monto, 735 millones serán aportados por la Nación a partir del acuerdo de cobertura del déficit. En tanto, el resto será aportado por la Provincia con recursos del Tesoro y producto de la aplicación de la Emergencia Previsional que ahora contribuiría con 265 millones de pesos.

Sosa indicó que los principales beneficiarios por la exclusión del pago con títulos, serán jubilados del sector docente.

Al vencimiento

Los jubilados que saldrán de la emergencia en agosto próximo comenzarán a cobrar 100 por ciento de sus haberes, sin retención alguna para el pago en títulos. No obstante, los montos ya retenidos y abonados en Títulos de Cancelación Previsional, recién serán percibidos en efectivo al momento del vencimiento. Los bonos amortizan plenamente a la fecha de caducidad y tienen un plazo máximo de ocho años.

Artículos destacados