Kicillof pidió a las automotrices que retrotraigan los precios a diciembre

KICILLOF. El ministro señaló que las diferentes versiones “generan malestar e incertidumbre”.

El ministro de Economía dijo que dolarizaron todo los valores, cuando el porcentaje de componentes importados es de 60 ó 70%. Admitió estar preocupado por las suspensiones. “Vamos a trabajar para que no se descargue esta crisis sobre los trabajadores”, sostuvo.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, pidió a las automotrices que retrotraigan las tarifas de los vehículos nacionales, mientras admitió estar preocupado por las suspensiones de trabajadores en ese sector.

“Es absolutamente injustificado que el precio de los autos producidos en Argentina se mueva a la misma proporción que el tipo de cambio”, fustigó el funcionario, al tiempo que argumentó que el precio del dólar “sólo afecta a una parte de los insumos”.

Es que Kicillof insistió con que los autos nacionales sólo tienen “60 ó 70 por ciento de componentes importados”, por lo que sólo esa proporción debería verse afectada.

“Queremos que cambien las listas, queremos que retrotraigan los precios porque no van a vender”, advirtió y aseguró que si las empresas se ponen de acuerdo en las tarifas “las ventas van a mejorar”.

“Dolarizaron los precios cuando no se dolarizaron los costos. Queremos que retrotraigan los precios porque -si no- no van a vender. Si ponen precios más accesibles, estoy seguro de que las ventas van a mejorar”, agregó.

Sobre las suspensiones
Al mismo tiempo, el titular de la cartera económica subrayó que va a dialogar con los responsables de las compañías para estudiar los motivos de las suspensiones porque esta situación al Gobierno le “preocupa”.

“Vamos a trabajar para que no se descargue sobre los trabajadores”, sostuvo, al considerar que el sector automotor está atravesando por una “dificultad transitoria”.
Además, enfatizó: “La prioridad es que no se pierda una sola fuente de trabajo, vamos a ser inflexibles con esto”.

No obstante, aseguró que hay una crisis en esa industria a escala internacional, por lo que indicó que no es sólo una problemática de Argentina.

Sobre la caída en las ventas de autos de alta gama, opinó que ese “mercado tan chiquito se está acomodando”.

Subas más complejas
Por otra parte, el ministro de Economía aseguró que los movimientos de precios son “más complejos” que “esa palabra inflación”.

«El fenómeno del movimiento de los precios es muchísimo más complejo que esa palabra inflación, que tanto usan, que encapsula una situación que no se da», aseguró ayer en declaraciones al programa radial El fin de la metáfora, emitido por Nacional Rock.
Asimismo, detalló que “desde el punto de vista estricto, la inflación implica el alza generalizada de los precios en la misma proporción, quiere decir, que todo sube igual y no es verdad”.

“Es cierto que hay precios que suben, (hay) casos como los servicios públicos o regulados que no suben o suben lateralmente cada tanto dependiendo de una política particular del Estado, y hay otros precios que bajan, como el casos de los estacionales”, dijo.
Kicillof también se refirió a que «se trabajó mucho desde la prensa opositora y desde la propia oposición» para establecer la «idea de que la inflación se la para sólo con medidas recesivas y medidas macroeconómicas de alcance general».

Consideró que “algunos economistas se comieron la curva. Pensaron que se iba a ir todo al bombo y no pasó. Tendrían que decir ‘me equivoqué’ pero no pueden confesar que hay intereses que les pagan para que alarmen a la gente. Hacen política y se hacen los técnicos para favorecer a un candidato. Decían que la economía se iba al tacho en marzo. Su juego es sembrar el apocalipsis y después no pasa nada”, concluyó.

Contra Jorge Britos
Lo acusó de querer causar una nueva devaluación

En la misma entrevista radial, Kicillof acusó a Jorge Brito, titular del Banco Macro, de querer generar una nueva devaluación. “Cuando un banquero dice que se viene una devaluación (es porque) está tratando de provocarla”, sostuvo el funcionario y señaló que le “llama la atención” las afirmaciones del jefe de la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) y dueño del Macro. “Parece una cuestión de patriotismo: el sector bancario, por la dolarización de sus activos. Ellos, los bancos, timbeaban con el dólar, especulaban, lo cual es espantoso”.

El fundador del mayor banco privado de Argentina había cuestionado en una entrevista que el Gobierno “todavía no está recortando el gasto y el déficit fiscal está creciendo” cuando “ése es el factor más importante para frenar la inflación”.

“Lo que dijo Brito es una amenaza, dicen que están timbeando de nuevo y que va a haber una devaluación. No hemos sido rigurosos con la reglamentación. Los que dicen que se viene una tormenta es porque venden paraguas”, sostuvo Kicillof y agregó: “El señor debería ser más prudente, fundamentar lo que dice y mostrarles a los argentinos lo que ha ganado” en los últimos años en los que el kirchnerismo gobernó el país.

Artículos destacados