viernes 24, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
viernes 24, mayo 2024

Informe expone crisis alimentaria

ESCUCHAR

Producto de la inflación y los niveles de informalidad laboral, sostienen desde el Centro de Almaceneros de Córdoba, la mesa de los argentinos está en estado crítico. Desde este organismo sostienen que el acceso a los alimentos deseables para una dieta sana se vio perjudicado en los últimos años, alineado con una realidad económica que pasó del estancamiento a la recesión y de ella a una profundización de la caída.

Desde el 2014 a la actualidad, observaron diferentes cambios en los hábitos de los consumidores en el marco de las recesiones económicas. Primero advirtieron un “corrimiento a segundas y terceras marcas”, entre el 2014 y el 2015; luego el cambio de alimentos proteicos por procesados de bajo nivel, como el queso procesado o alimento en base a leche en reemplazo de la leche fluida, ejemplifica la vocera del organismo Vanesa Ruiz, “productos que llenan más para saciar el hambre”.

Desde el 2021, señala el informe, “atravesamos la fase más dolorosa: la reducción o supresión de ingestas de alimentos”. En función de la suba que sufrió la canasta alimentaria de septiembre (7%), una persona necesitó para alimentarse durante el mes pasado, alrededor de 18 mil pesos, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec). Consecuentemente, un hogar de tres integrantes necesitó poco más de $45.000 para alimentarse y una familia tipo de cuatro miembros $56.000.

En función de estos datos, desde el informe del departamento de estadísticas de los Almaceneros, proyectó la capacidad para acceder a los alimentos que componen la canasta básica de seis grupos con ingresos que van desde los $60.000 hasta los 160.000, el mayor. El informe concluye que ninguno de los grupos logra acceder a la cantidad de alimentos recomendada por Indec para un hogar tipo de cuatro integrantes.

Refuerzo alimentario

A partir de este lunes comenzará la inscripción en Anses del Refuerzo Alimentario. Se trata de un ingreso total de $45.000 a pagar en dos cuotas de $22.500 durante los meses de noviembre y diciembre. Los beneficiarios serán personas de 18 a 64 años que no perciban ingresos, asistencia del Estado o tengan bienes registrados, y la inscripción será de forma individual. Es un bono similar al IFE que el Gobierno abonó en plena pandemia, que venían anunciando desde hace tiempo.

Esta erogación no traería problemas al gasto del Estado y al déficit fiscal, puesto que este ingreso se financió con parte de lo recaudado con el “Dólar Soja”. Al respecto, la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, remarcó en declaraciones radiales que el IFE5 (o “bono a la indigencia”) no será compatible con: AUH, Tarjeta Alimentar, Potenciar Trabajo, Beca Progresar, entro otros. Si desde el Estado damos a la población un “ingreso social” superior al mínimo vital y móvil, estamos desincentivando al trabajo registrado, señaló.  

La ministra destacó que es deseable que los recursos que el estado otorga tengan “un destinatario específico”. Las políticas sociales deben ser claras respecto a: “¿a quiénes, de qué manera y por cuánto tiempo ayudamos a los desempleados de la población económicamente activa a la búsqueda de un salario registrado”. Además, agregó que no habrá más alta de planes “porque la Argentina está creciendo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?