En 2010 las provincias deberán tomar deuda para financiar 50% de su déficit

En los últimos días de 2009 comienzna a quedar más claro el cierre de las cuentas públicas de las provicias y la envergadura de los desafíos económicos que éstas deberán asumir durante 2010. De acuerdo con un estudio privado, este año las jurisdicciones terminarán con un déficit financiero de 8.900 millones de pesos, dos veces mayor que el de 2008 (3.100 millones). Pero para el año próximo las perspectivas no son mucho mejores: considerando que el Plan de Asistencia Financiera (PAF) -presupuestado en 11.000 millones- podría cubrir la mitad de sus necesidades, las provincias dependerán en 2010 del grado de apertura de los mercados de capitales para financiar el restante 50% de sus requerimientos.
La consultora Economía & Regiones, especializada en el análisis de las cuentas públicas provinciales, difundió ayer su informe sobre la situación fiscal y financiera de las jurisdicciones al cierre del año. Allí señaló que para 2009 “se proyecta una marcada profundización del deterioro de las finanzas públicas subnacionales”. En términos consolidados, el déficit financiero pasaría de poco más de 3.100 millones de pesos en 2008 a 8.900 millones, triplicándose en apenas 12 meses.

En paralelo, el resultado primario (saldo previo al pago de intereses de la deuda) volvería a ser deficitario por segundo año consecutivo, tras haber alcanzado una serie de cinco superávits entre 2003 y 2007: este año se ubicaría en 5.800 millones de pesos, lo que implica un incremento de 5.300 millones con respecto al año pasado (1.100% mayor).
Según la consultora, el deterioro fiscal es determinado por “una desigual asignación de fuentes de recursos y responsabilidades de gasto entre los niveles federal y provincial de gobierno”.

Los números no sólo sintetizan el fuerte deterioro de las finanzas, sino que realzan además la importancia de los recientes cambios realizados a la Ley de Responsabilidad Fiscal, que permitirá a las provincias ampliar los niveles de endeudamiento en 2010 y utilizar ese financiamiento, inclusive, para los gastos corrientes y el pago de salarios.

Conflictos por salarios
De acuerdo con la opinión de Economía y Regiones, “para el 2010 los mayores niveles de actividad y de inflación esperados impactarán positivamente en los ingresos provinciales”. Las consultora prevé que éstos crecerán 15,6% en términos interanuales, pero dado que el gasto público aumentará por encima de ellos (16,7%), se produciría “una profundización del déficit fiscal”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Frente a ello, “el resultado final quedará determinado por la política salarial”, señaló el informe. Por cada cinco puntos de incremento de los haberes, el gasto y el déficit de las provincias aumentarán 3.000 millones de pesos. “Así, el déficit financiero podría ubicarse entre 12.000 millones de pesos con una pauta salarial de 10%, pudiendo eleverse a 18.700 millones con un incremento promedio de 20% como ocurrió en 2008”, calculó la consultora.

Con vistas a estos posibles escenarios, las necesidades financieras de las provincias resultarán elevadas en todos los casos. “La posibilidad de cubrirlas en su totalidad dependerá del grado de apertura que presenten los mercados de capitales en el próximo año, teniendo en cuenta que el PAF (presupuestado en más de 11.000 millones) cubriría cerca de 50% de estas necesidades”, anticipó el informe.

Artículos destacados