El oficialismo espera convertir en ley el Presupuesto 2019

Cambiemos confía en obtener los votos necesarios mediante la suma de legisladores de una parte del bloque peronista y de los partidos provinciales

Cambiemos buscará hoy convertir en ley en el Senado el proyecto de Presupuesto 2019, que ya posee media sanción de Diputados, en una sesión especial para la que se prevé un fuerte operativo de seguridad, tanto para ingresar al Congreso como en las adyacencias, con el fin de evitar incidentes como los ocurridos durante el debate de la Cámara baja.
La bancada del oficialismo, que dirige el radical Luis Naidenoff, confía en sumar los votos necesarios de la parte del bloque peronista que conduce Miguel Pichetto, y de partidos provinciales, para dar aval a la ley de gastos e ingresos del último año del mandato de la administración de Mauricio Macri.
Con las firmas de los senadores de Cambiemos y de dos legisladores del peronismo salteño, el proyecto de Presupuesto obtuvo dictamen el martes de la semana pasada en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el senador del PRO Esteban Bullrich.

La propuesta, que es rechazada por la oposición completa, contempla una inflación interanual promedio de 23%, una caída de la economía de 0,5% y destina más de 70% de los recursos al pago de intereses de la deuda.
Además de la llamada ley de leyes, en la sesión de hoy, convocada para las 14, se contempla el tratamiento de un régimen de monotributo especial para pequeños productores cañeros, la adenda al Consenso Fiscal firmado por 18 gobernadores y la actualización de los criterios del revalúo de Ganancias de empresas sobre el índice de precios al consumidor.
También se analizarán los cambios al proyecto llegado en revisión desde Diputados que modifica el mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales.
En cuanto al operativo de seguridad, las autoridades de la Cámara organizaron un esquema para el que serán necesarias acreditaciones especiales para quienes deseen presenciar la discusión en el recinto. Finalmente, en las inmediaciones del Congreso habrá vallados especiales que limitarán la circulación en las calles aledañas, con el fin de impedir que manifestantes se acerquen al Palacio Legislativo, como parte de las protestas de organizaciones sociales que rechazan el proyecto.

Alerta en cooperativas
El gerente de la Federación Argentina de Cooperativas de Crédito (FACC), Alberto Bavastrello, advirtió ayer de que si el Senado aprueba hoy sin modificaciones el Presupuesto Nacional para el año próximo, tal como lo giró la Cámara de Diputados, las entidades del sector sufrirán una fuerte pérdida de su patrimonio.
La iniciativa contiene una modificación al impuesto que rige sobre los bienes de las cooperativas de crédito y las de seguros, cuya alícuota pasará de 2% a 6%.
«Es totalmente confiscatorio», indicó Bavestrello a la agencia de noticias Télam, y puntualizó que «las cooperativas de crédito tenemos un rol importante en el mercado».
Al respecto, subrayó que estas instituciones otorgan «asistencia a aquellas empresas que no pueden acudir a los bancos, para pagar sueldos a su personal y para cancelar deuda con sus proveedores».
«Damos préstamos a quienes los bancos no llegan. Y a veces este tipo de cosas no se tiene en cuenta y sólo se mira el objetivo fiscal recaudatorio», sostuvo Bavastrello, al tiempo que aseguró que «en los países donde existe este impuesto, no supera 1% su alícuota».
También aseguró que «con esta modificación, en un promedio de 40 años el Estado se quedaría con un patrimonio completo de una cooperativa»; y que «una medida como esta es impensada en cualquier sociedad donde se pretenda que haya créditos». Además, destacó que los contenidos en el Presupuesto «son números imposibles, que llevan a la desvalorización del mercado de capitales».
Si bien esta modificación se planteó por un plazo de 4 cuatro años, el dirigente cooperativo remarcó que «en general estos impuestos se ponen y no se vuelven a sacar».
«A veces se buscan soluciones recaudatorias que no son equilibradas, son medidas de urgencia que se toman sin el menor análisis de la situación del sector que se afecta», indicó el gerente de la FACC.
También subrayó que la federación presentó a los senadores una propuesta para «que permitan deducir la totalidad del impuestos sobre créditos y débitos del impuesto al patrimonio». Y subrayó Bavestrello: «Hoy está previsto que se deduzca hasta 34% del impuesto a débitos y créditos. Pero si se aumenta a 100% se atenuaría el impacto del incremento en el impuesto al patrimonio».

Artículos destacados